FOTOS: Docentes en su día rechazan diseño curricular y exigen pagos de deudas

María Fernanda Peñalver | Karen Paradas |

A pesar de que el 15 de enero, Día del Maestro, debería ser una fecha para conmemorar tan importante labor, esto no ha sido así debido a las tantas deficiencias que los profesionales aseguran que hay.

Durante la respectiva misa de acción de gracia, los asistentes no dudaron en expresar el malestar que existe al no contar con los salarios correspondientes, así como el descontento y rechazo que existe en torno al nuevo diseño curricular.

“Le pedimos a Dios y a la Divina Pastora para que iluminen a los gobernantes. No es posible que los educadores dependientes de la gobernación continúen esperando el pago de deudas desde el 2014”, expresó Alfredo Perozo, representante de Sindicato Único del Magisterio del estado Lara (Sumalara).

Asimismo destacó que los maestros de Fundaescolar mantienen el problema de permanecer como contratados y no obtener cargo alguno.

“Nosotros seguiremos dando el ejemplo de lucha. Se tratarán de desarrollar nuevas estrategias pedagógicas para contrarrestar el efecto del diseño curricular que se quiere implementar”, señaló.

Consideró que el mismo no reúne los criterios necesarios para alcanzar una educación de calidad, por el contrario, los educadores deberán verse en la obligación de ascender al grado superior a los niños así estos no cumplan con los requerimientos.

Las expresiones de parte del magisterio fueron severas y enfatizaron en el hecho de que para ellos “no hay nada que celebrar”, debido al estado “de abandono” en que se encuentra la educación.

Una de las instituciones más afectadas ha sido precisamente el Instituto de Previsión y Asistencia Social del Personal del Ministerio de Educación (Ipasme), ante esto Luis Bello, miembro del Comité Prorescate, Control, Seguimiento y Evaluación (Coprese), enfatizó en que continúan a la espera de la supervisión de parte de los diputados del Consejo Legislativo del estado Lara para que constaten el estado en que se encuentra la institución.

Posterior a la eucaristía los profesionales de la educación se dirigieron a la plaza Bolívar donde realizaron una ofrenda ecológica al plantar un araguaney. En el lugar reiteraron que el papel de los docentes es fundamental para el desarrollo del país y que esto trasciende las aulas.

Las vicisitudes van más allá de las deudas o la implementación del currículo el cual catalogan como “politizar la educación”, para ellos se trata de la poca inversión que se realiza en tan importante profesión, generando necesidad de escuelas, falta de programas para ampliar los conocimientos, escasez de materiales educativos, entre otros.

Personalidades como Sobella Mejías y Erika Camacho acudieron a las actividades y ratificaron que existe una ausencia de parte del Gobierno nacional que ha generado un decaimiento en la educación venezolana y que están buscando ideologizarla, por lo que está en peligro la libertad de pensamiento.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios