Un núcleo familiar quedó destruido por el siniestro en Morán

KPR | Iván Piña |

Fueron cuatro adultos y una pequeña de 8 meses las personas fallecidas la tarde del lunes, en un accidente ocurrido en el sector El Viso, de la carretera de Guarico, municipio Morán.

Entre los sobrevivientes  se encuentra César Daniel Rea Sangronis (26), uno de los pasajeros y una adolescente de 17 años que para mucho es quien más sufrió pérdidas.

José Duque, comenta que él junto a su esposa salió para El Tocuyo temprano, le estaban haciendo la cola en el pediatra a su cuñada y comadre, quienes llevarían a su pequeñita a una consulta de control.

Mientras estuvieron allí estaban en constante comunicación con la cuñada, la última llamada la hicieron cerca de las 12:30 cuando el teléfono lo respondió Albenis Antonio Torres Jiménez (21), quien dijo que iban en el camino y de un momento a otro la comunicación se cortó.

Pasaban las horas y nada que llegaba la pareja, fueron a comer y escucharon los cuentos de otros transportistas que decían que una ranchera había caído al vació, situación que los comenzó a preocupar y tras comunicarse con otros familiares constataron lo peor, la pareja iba en esa camioneta Caprise que había caído a 300 metros en un barranco.

Arduas fueron las labores y lograron sacar con vida a la adolescente, con fracturas en ambas piernas, presentaba un golpe en la cabeza y rasguños en el cuerpo.

Duque comenta que no hace más que preguntar por su hija y su esposo y no sabe que ellos perdieron la vida en ese terrible accidente.

La pareja tenía cuatro años de relación, el joven se ganaba la vida tostando café y la pequeña era la luz de sus ojos, su única hija. Duque con mucha tristeza manifiesta que se destrozó una familia completa en ese accidente, pues la joven perdió a su hija y pareja.

Los familiares de Eligio José Berrios Montilla (47), relataron que el señor residía en Anzoátegui y le había dicho a su hija de 15 años que viajaría  a El Tocuyo para retirar la tarjeta de Hogar de la Patria, que le había llegado al banco. El fue uno de los cinco pasajeros que falleció.

El señor era albañil y deja huérfanas de padre a cinco hijos, de los cuales tres son menores de edad y con quienes vivía.

Sobre  Gregorio Ramón Medina (52), quien era el chofer de la ranchera se conoció que era Sargento Primero de Polilara en calidad de pensionado, residía en El Tocuyo y aparentemente trabaja como pirata, no estaba adscrito a ninguna línea.

El quinto cuerpo correspondía  a Rafael Enrique Yànez Torres (38), el cual fue rescatado en horas de la noche del lunes.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios