Desarrollo Humano de la Ucla celebra aniversario en paradoja

José Manuel Zaá | Foto: Iván Piña |

Diez años de existencia del programa de Desarrollo Humano de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (Ucla) -único en el país-, han propiciado un cambio cultural venezolano, el cual ahora conoce y habla más de desarrollo sustentable y progreso que en el 2007, aunque en Venezuela los conocimientos de esta licenciatura no han tenido el espacio que reclaman sus profesionales.

Así lo expuso el fundador de este programa, Mauricio Iranzo, en el marco de las actividades conmemorativas al décimo aniversario de esta carrera, las cuales se están desarrollando en el auditorio Ambrosio Oropeza de la Ucla.

Siete promociones y 185 profesionales egresados de esta licenciatura son muestra del éxito de la misma.

“Lograr que se creara fue un esfuerzo de cuatro años. En 2004 la aprobó en Consejo Nacional Universitario y fue el 9 de marzo de 2007 que impartió la clase inaugural”, relató.

En ese entonces jóvenes asumieron el riesgo de estudiar una carrera totalmente desconocida; diez años después el nivel de información y entendimiento acerca lo que van a estudiar “es 20 veces mayor”.

“Venía con la idea de ubicar un profesional en programas públicos y privados para lograr que la definición de los objetivos, reconozcan la importancia de buscar la participación, equidad y sustentabilidad, principios básicos del Desarrollo Humano”.

Sin embargo, el exitoso establecimiento de este programa en Barquisimeto no es acorde al progreso social que pudiera mostrar la sociedad venezolana, puesto hay un condicionamiento para ciertos sectores que margina a la mayoría de la población.

En este sentido, reveló Iranzo, lo pobreza se ha incrementado “brutalmente” para ubicarse en un 43%.

 

Política actual en contra del desarrollo del país

“La desigualdad con la que se maneja el actual Gobierno rompe con la idea del Desarrollo Humano, que supone la garantía de una sociedad abierta y con acceso  a decidir qué hacer con su presente.

Vivimos en una situación paradójica. Aspiramos a que la sociedad se transforme, pero quienes tienen en sus manos la transformación se han anotado en una propuesta que divide a la sociedad, que la polariza”, expuso Iranzo, aunque afirmó que el papel de los egresados de este programa es fundamental para encontrar soluciones y puntos de encuentro.

Explicó que la mayoría de los graduados de este programa se encuentra en alcaidas y gobernaciones opositoras.

Distintas actividades conmemorativas se desarrollarán hasta este viernes en horas de la mañana

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios