Por más de dos horas se prolongó la represión en Bararida

Marlyn Silva |

Vecinos de la urbanización  Bararida, al este de Barquisimeto, como  lo han hecho  sin pausa desde  que  comenzaron  las  manifestaciones antigubernamentales en la región, tomaron la avenida Libertador, este martes por la tarde, para mostrar el descontento  ciudadano. Momentos después,  a las 6.00 de la tarde aproximadamente, llegaron funcionarios de la  Policía Nacional Bolivariana  (PNB) para obligarlos a irse.

Pese a que los manifestantes ejercían  su derecho dejando un canal abierto para  la circulación  de los vehículos, los uniformados sin intentar  convencerlos de desistir verbalmente, recalcaron algunos vecinos, lanzaron bombas  lacrimógenas.

Una vez  despejada la vía se concentraron en aplicar el mecanismo represivo contra  los habitantes de los edificios de Bararida II. Frente a la entrada del bloque  ocho, los funcionarios disparaban  las bombas. Desde adentro  respondían  de tanto en tanto con  cocteles  molotov.

Hasta pasadas las 8.00 de la noche, calculaban las personas que miraban desde una de las veredas de la urbanización, los efectivos  habían  utilizado  más de 80 bombas.

Salvo por la sensación de asfixia y el ardor en las vías  respiratorias hasta esa hora no  había lesionados por los ataques. Sí se contaron por lo menos cinco carros accidentados por haber  caído  en las  alcantarillas desprovistas de rejas, cerca de La Botella. Anoche, Polilara no cerró la avenida desde una distancia prudente, como lo hacen normalmente cuando  hay  protestas. Se limitaron a permanecer en la orilla de la avenida Libertador con avenida Morán; de modo que los carros circulaban por la arteria vial cuando frente a La Botella salían disparadas lacrimógenas y molotov de un lado a otro. “El deber de ellos (Polilara) es cerrar la vía, pero  no trancan porque como aquí no pasa nada”, soltó con ironía una vecina.

Disturbios

En San Jacinto, anoche, cerraron la vía con cauchos. Ciudadanos alertaron sobre la presencia de hombres lanzando piedras a los carros y en la entrada del sector un grupo intentó saquear  un camión Encava cargado, supuestamente, de alimentos. Una comisión de Polilara llegó al sitio y lo impidió.

En la Ruezga Sur, sector cinco, se reportó  la presencia  de encapuchados con actitud  sospechosa.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios