Empresarios rechazan ofensas al gremio

Rosmir Sivira | Foto: Archivo |

La polarización y la intolerancia se han hecho parte de la escena social. Recientemente circuló entre la opinión pública larense una lista de supuestos “empresarios traidores”, a quienes se les cuestionó por su presunta cercanía con programas y propuestas del Gobierno nacional, en especial los relacionados con las asignación de divisas.

Al respecto se pronunció Alberto Gámez, presidente para Lara de la Federación de Cámaras y Asociaciones de Comercio y Producción de Venezuela (Fedecámaras), quien rechazó la circulación de dicha información, por demás sin reconocible autoría, la cual perjudica la imagen y carrera de empresarios de la entidad que durante décadas han aportado a la economía larense.

-No estamos de acuerdo con esa lista que circuló por distintos medios y redes sociales… Allí hay muchos empresarios honorables y reconocidos, no sólo para Lara, sino en el país.

Subrayó que la escena venezolana no soporta más polarización.

Sobre las acusaciones que en el texto se refieren, por supuestas afiliaciones por divisas y sistemas oficiales cambiarios, calificó como “inconcebible” dicho cuestionamiento y rechazó desde todo punto de vista esta acción.

Al consultarle si la medida tendría intenciones o fines políticos, a propósito de desprestigiar el movimiento empresarial en la entidad, no fijo posición al respecto. Sin embargo, subrayó que el sector no cuenta con aspiraciones políticas de ningún tipo, sino de superación y robustecimiento de la economía del país. “Es posible que busquen debilitar al gremio, pero con esto no lo lograrán”, enfatizó. Aseveró que la circulación de dicha información no sólo afecta a los empresarios mencionados, sino también las empresas que lideran y por tanto a quienes allí hacen vida.

El drama de las divisas

El sector económico venezolano en pleno ha denunciado una severa caída productiva, motivado a la falta de importación de materias primas, repuestos y otros insumos para el mantenimiento de equipos y actualización de tecnología, como consecuencia del control de cambio.

Gámez detalló que la condición se mantiene y agudiza. El nuevo sistema de Divisas Complementarias (Dicom), en su opinión, no atiende las necesidades del sector y carece de transparencia. Criticó que sólo se haya dado a conocer que un grupo de empresarios no cumplieron con los requisitos para la asignación y no la lista y los montos de quienes sí son beneficiados, ya que sectores productivos de tradición, también afiliados a Fedecámaras, no han recibido divisas oficiales.

Sobre la inclusión de dos instituciones de la banca privada al proceso, espera que esto permita que el sistema fluya de manera óptima. Sin embargo, recordó que el verdadero problema para Venezuela, ha sido la falta de divisas para atender la alta demanda.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios