Giácomo Di Giorgi de vuelta en casa

Carlos José Méndez | Foto: Archivo |

No es de Barquisimeto. Pero tiene un vínculo fuerte con la ciudad. Aquí creció como futbolista y aquí jugó sus primeros minutos como profesional. Por eso tiene tanta repercusión su llegada a las filas del Deportivo Lara. Giácomo Di Giorgi, antes mediocampista defensivo y ahora zaguero central, está de vuelta en la plaza que considera su casa, según sus propias palabras.

Pactó con el rojinegro hasta diciembre de 2018 (año y medio), y llega para trasladar su experiencia y oficio a una plantilla repleta de jóvenes, aquella que durante el semestre anterior se vino a pique en lo deportivo y en lo psicológico para quedar fuera de las fases decisivas del torneo Apertura, a la postre ganado por el Monagas.

Di Giorgi vistió los colores del Unión Lara la última vez que estuvo por esta tierra. Entonces dio un salto al exterior para tener una pasantía con el Santa Fe colombiano -con el que solo entrenó- y después tuvo paso por Estudiantes de Mérida, Carabobo, Llaneros, Anzoátegui, Táchira y Caracas, este último para el cual jugó las tres temporadas previas.

El jugador de 36 años firmó el contrato ayer en horas de la mañana y quedó listo para unirse a los entrenamientos del elenco dirigido por Leo González y Pedro Vera. Eso sí, parece poco probable que sea de la partida el venidero sábado ante JBL Zulia (en Maracaibo), cuando se abre la acción correspondiente al torneo Clausura.

“(Estoy) contento y emocionado de estar nuevamente en Barquisimeto, ciudad donde me di a conocer como profesional, en ese entonces con el Internacional de Lara. Después de dar tantas vueltas en varios equipos por el país, estar de nuevo aquí me llena de mucho orgullo. Mi familia está acá, lo tomaron de buena manera y espero adaptarme rápidamente al grupo”, señaló Di Giorgi en sus primeras palabras como ficha del cuadro crepuscular, a través de la oficina de prensa del club.

“He disfrutado cada etapa y momento en cada equipo, no me olvido de ese debut acá en el Farid Richa. Físicamente me siento bien, gracias a Dios he llevado una carrera muy sana, de mucho cuido y eso me hace estar en buenas condiciones, sano física y mentalmente”, añadió Di Giorgi, un jugador cuya calidad le valió la convocatoria a la Vinotinto en 32 ocasiones, principalmente en la etapa de César Farías como director técnico.

Tras el arribo del portugueseño, el conjunto larense acumula ocho fichajes, con la contratación de los argentinos José Michelena (volante) y Lucas Gómez (delantero), además de los criollos José Caraballo,  Fidel Díaz, José Miguel Reyes, Jesús González y el portero Carlos Salazar, en procura de estructurar una nómina competitiva que permita dar en el blanco con los objetivos de involucrarse en la lucha por los títulos tanto del torneo Clausura como de la Copa Venezuela, o lograr la clasificación a una copa internacional.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios