Familiares y defensa de Gilber Caro presumían que el preso político estabá en Uribana

Lorena Quintanilla Muñoz | Fotos: Stiven Valecillos |

Aunque no han podido verlo, familiares, diputados, dirigentes de Voluntad Popular y abogados de Gilber Caro se trasladaron la mañana de este lunes al Centro Penitenciario Fénix para verificar lo que hasta ahora es un secreto a voces.

“Hasta que no lo veamos se trata de una información extraoficial”, resaltó el abogado Ramón Carmona.

Indicó que “se supone que fue trasladado a Fénix” por tanto que desde el jueves, cuando fue sacado de Tocuyito en Carabobo, se desconoce con exactitud su centro de reclusión.

La defensa extraoficialmente conoció que Caro estaría en el estado Lara, sin embargo, desde las 9:00 de la mañana y hasta la 1:00 de la tarde de ayer estuvieron en Fénix y no fue posible constatar la presencia del parlamentario en dicho penal.

Las consecuencias

Comentarios de funcionarios de Fénix y familiares de los procesados que están allí habrían informado sobre la presencia de Caro, no obstante, mientras los familiares no lo vean se trata de una información imprecisa.

Carmona responsabiliza de lo que le pueda ocurrir al diputado a la juez sexto de control militar, Luz Mariela Santafe, quien está a cargo de la caso y a Iris Varela, ministra para el Servicio Penitenciario.

Por la naturaleza del caso el centro de reclusión del dirigente de la tolda naranja debería ser Ramo Verde, por lo cual la defensa no se explica que la detención de Caro sea en un recinto de presos comunes.

“Eso pone en peligro la integridad física del diputado ya que es presa fácil de un secuestro, tal y como ocurrió hace 15 días en Tocuyito”.

Acerca del video y la fotografía que circularon como fe de vida el abogado señala que “no sabemos dónde fue grabado ni sabemos de su certeza porque con la tecnología pudo ser editado. No creemos en ese video, queremos ver al diputado, queremos hablar con él, sus familiares quieren corroborar su estado de salud”.

Delitos de lesa humanidad

A Caro se le viene violando el derecho a la defensa, debido proceso, salud, vida y contacto con sus familiares, violaciones a los derechos humanos que no prescriben. Son delitos de lesa humanidad. Tarde o temprano la justicia llegará para este tipo de atropellos, apuntó.

La defensa insistirá en la presión contra el gobierno a través de acciones de calle a escala nacional y mediante las instancias internacionales, las cuales tienen conocimiento de la situación.

Yeidi Caro, hermana del preso político, relató que le pidió a los funcionarios de la Guardia Nacional Bolivariana que le permitieran corroborar la presencia de su hermano en Fénix.

“Ni siquiera el director del penal en Tocuyito supo a dónde lo trasladaban. Hasta que yo no lo vea Gilber no se encuentra en Fénix. Pido que me permitan verlo para poder estar más tranquila y poder llevarle una respuesta a mi madre que está muy angustiada”.

Puntualizo que desde hace tiempo exigen el traslado de Caro a Ramo Verde, donde sería más fácil visitarlo.

Asegura que el ensañamiento contra Gilber es también contra la familia.

“No vamos a descansar hasta que a Gilber se le respete su derecho. Mi hermano no puede estar un día más preso porque él no cometió ningún delito. Basta de injusticia”.

Acciones contundentes

El diputado Ángel Torres expresó que Voluntad Popular rechaza la forma en que el gobierno juega con los derechos humanos.

“No sabemos exactamente dónde está Gilber, no se trata de una foto al mejor estilo del grupo Isis o la Farc, con una supuesta fe de vida, no queremos una fotografía ni un video, queremos verlo”.

Precisó que desde Voluntad Popular se ejercerán acciones contundentes hasta dar con el paradero del parlamentario.

“Hay un ensañamiento contra Voluntad Popular pero no nos vamos a cansar, vamos a continuar luchando por Venezuela”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios