Falleció el padre Adolfo Rojas en Barquisimeto #17Oct

José Escalona / @josemaes7 | Archivo IMP |
HUGO CHAVEZ EN VISITA AL ESTADO LARA EL PADRE ADOLFO ROJAS QUIEN HA SIDO AMONESTADO POR LA IGLESIA DEBIDO A SU ABIERTA MILITANCIA POLITICA BENDICE AL MANDATARIO NACIONAL FOTO CORTESIA/MIRAFLORES 07/06/2010 PAG B 7

La tarde de este miércoles falleció el padre Adolfo Rojas, quien fue director académico, coordinador de las Escuelas Bolivarianas, y especial consejero de Hugo Chávez.

La noticia se conoció a través de la red social Twitter, donde simpatizantes de la revolución expresaron sus condolencias al sacerdote quien en vida fue amigo íntimo del expresidente de Chávez.

Los restos del padre Adolfo Rojas van ser velados en la Iglesia San Vicente de Barquisimeto, ubicada en la avenida San Vicente entre las calles 48 y 49.

Es importante mencionar que el sacerdote recibió  por parte de Hugo Chávez la máxima condecoración de Venezuela.

A pesar de las tensiones entre la Iglesia Católica y el líder de la Revolución Bolivariana, el padre Rojas confesó ser un gran admirador del Presidente Chávez y defendió sus políticas socialistas y confiscatorias.

El sacerdote fue conocido por una visión de la fe fundamentada en la lucha de clases y utiliza las homilías para difundir su ideología. El sacerdote venezolano fundó la parroquia universitaria Santa Sofía de la Universidad Católica de Los Andes en 1970 y, desde 1974, fue docente de aula.

Así fue reseñado por el Diario EL IMPULSO

5 de febrero de 2009:

“Chávez es indispensable”

Tras el desfile cívico militar por el aniversario de la intentona golpista del 4 de febrero de 1992, el mandatario venezolano, Hugo Chávez, afirmó que los sucesos ocurridos hace 17 años, marcarán todo el siglo XXI de Venezuela. Expresó su alegría por el desfile realizado en la guarnición aérea de Maracay, estado Aragua, reportaron agencias de prensa.

“El siglo XXI venezolano estará signado todo por esa fecha, por esos eventos patrios de aquel día”, dijo el Presidente de la República y destacó: “El siglo XXI comenzó el 4 de febrero de 1992”, con relación a la propuesta de enmienda constitucional, señaló: “El 15 de febrero tenemos que lograr y vamos a lograr la gran victoria del SÍ a la enmienda constitucional. Tenemos que lograrlo, pero cuidado (…) cuidado con el triunfalismo que es muy peligroso, que tiende a desmovilizar”.

Durante la misa, el padre Adolfo Rojas dijo que Chávez es “indispensable en este momento y por mucho tiempo todavía, para que permanezca abriendo e impulsando el camino de la libertad”. El sacerdote sostuvo que el presidente “Chávez descubrió que los pobres sí tienen voz y tienen voz para asumir su propio compromiso, para decir sí o no”.

Reiteró que el primer mandatario “es indispensable en este momento y por mucho tiempo todavía, para que permanezca abriendo e impulsando el camino de la libertad”.

“Chávez vislumbra la historia porque está con Dios y el que no anda con Dios nunca podrá concebir que es la vida”. Dijo que se colocaba la investidura roja para recordar su amor por los muertos y para decir “Patria, socialismo o muerte ¡venceremos!”.


2 de julio de 2008:

“Prefiero mi Iglesia y no la gloria humana”

El polémico sacerdote Adolfo Rojas, director de las escuelas bolivarianas en nuestra región, fijó su posición en torno a la creación, en días pasados de una Iglesia paralela o reformada por parte de un grupo minúsculo de clérigos de tendencia anglicana, luterana y de la propia institución creada bajo la tutela de San Pedro.

En la entrevista realizada por la oficina de prensa de la Arquidiócesis de Barquisimeto, el presbítero dejó en claro su apego y fidelidad a la Iglesia, Católica Apostólica y Romana, antes que cualquier gloria humana.

-¿Qué piensa sobre la llamada “Iglesia Católica Reformada de Venezuela”?
– Debo decir que sentí un profundo dolor en cuanto a que no hay una consistencia de fe, de amor y persiste una ausencia real de la eucaristía; creo firmemente que Jesucristo fundó la Iglesia Católica y ésta posee todos los medios por voluntad de Dios, para acercarnos a la salvación.

-Sus voceros dicen que apoyan el proyecto del presidente Chávez, ¿qué opina al respecto?
– No creo, conociendo al Presidente. Sé que no va a financiar una separación dentro de la Iglesia; nunca este pueblo se va a apartar de la Virgen, de su amor profundo, ni del Papa quien tiene aprecio y reconocimiento en América Latina y en todo el mundo; sin pretender ser sectario, en América Latina se reconoce por el mundo en que hay un amor profundo a Benedicto XVI. No creo que alguien vaya a vender ese amor y esa Iglesia, creo que es más bien algo mediático.

– Si en el hipotético caso, el presidente Chávez se pronuncia a favor de esta Iglesia paralela. ¿Cuál sería su reacción?, ¿seguiría apoyando al proceso revolución?
-En absoluto, prefiero mi Iglesia con todas las suciedades que son parte de mi Iglesia pecadora pero fundada por Jesucristo, con mártires, santos y el Espíritu Santo que la uniforma y la hace Santa, Católica y Apostólica, que cualquier gloria humana. Inmediatamente y de forma pública, le haría una declaración de comunión a mi jerarquía y a mi Iglesia.

-¿Tiene conocimiento si algún sacerdote o persona en particular, en Barquisimeto, apoya esta propuesta?
– No, no creo, porque los sacerdotes que pudiésemos estar dentro de este ambiente, digamos para llamarlo popularmente “chavistas”, somos unos hombres de mucha oración y de mucha reflexión.

-¿Los sacerdotes venezolanos están trabajando con los pobres?
-¡Claro!, por citar algunos casos, están los padres del Honim…, el amor profundo con que esa gente ama; los Carmelitas, los padres Escolapios, los padres Jesuitas en Fe y Alegría, mis compañeros sacerdotes tan admirados por mí del Opus Dei en Arenales; los padres Legionarios de Cristo, tan respetuosos, tan dignos, tan estudiosos, allá en Agua Viva. No tenemos que tener miedo, tenemos que gloriarnos en Cristo, con amor profundo a los pobres para servirle, y no con una payasada o con un teatro.


29 de noviembre 2007:

Monseñor Tulio Chirivella: El padre Adolfo Rojas será amonestado

El arzobispo de Barquisimeto, monseñor Tulio Manuel Chirivella, anunció ayer su decisión de emitir una amonestación contra el padre Adolfo Rojas, director de las Escuelas Bolivarianas, debido a sus declaraciones contra los representantes de la Iglesia Católica, las cuales fueron tomadas por el clero como unas “faltas de respeto”.

Esta es la segunda amonestación que recibe el religioso y, según la normativa eclesiástica, podría ser suspendido del ministerio si no acata las peticiones hechas en tal documento, lo cual lo dejaría impedido de ejercer acciones sacerdotales como la Santa Misa.

“En el diálogo con él me prometió que iba a permanecer en silencio y me pidió que no publicara la amonestación. Creyendo en su palabra acepté darle un nuevo voto de confianza. Sin embargo, ha vuelto a aparecer en manifestaciones incitando al pueblo a tomar posiciones políticas, actitud que no es propia de un sacerdote, menos aún cuando esas posiciones y declaraciones contradicen las de la Conferencia Episcopal Venezolana, en su último documento sobre la Reforma constitucional”.

-En nuevas declaraciones del Padre Rojas, en una emisora local de Sarare arengaba al pueblo a votar por determinada opción, cosa que un sacerdote no debe hacer, mucho menos cuando esa opción a la que invitaba a votar es contraria a los principios de la moral cristiana, como son: el aborto y el matrimonio entre personas del mismo sexo, junto con otros principios que atentan contra los derechos humanos.

En el texto de la amonestación, monseñor Chirivella explicó: “Sigo escuchando y leyendo tus declaraciones en los medios de comunicación social, en las cuales vas acrecentando tus faltas de respeto hacia los obispos y hacia la misma Conferencia Episcopal de Venezuela. En tus declaraciones hay varias afirmaciones que me causan la impresión de que cada vez estás más alejado de la Iglesia jerárquica, única Iglesia en la cual, a pesar de nuestros defectos, está presente la Iglesia de Cristo”.

“No entiendo con qué fuerza moral hablas de los obispos, cuando la mayoría de nosotros venimos de familias humildes y hemos ejercido nuestro ministerio sacerdotal en los campos, en los barrios de nuestras ciudades, en las parroquias rurales en medio de la gente sencilla y el único que no ha pisado nunca en su ministerio pastoral ni un barrio, ni una parroquia rural para compartir sus angustia eres tú, ya que siempre has alegado que tu carisma es la docencia universitaria”.

Cada vez que intervienes en escenarios como La Hojilla, prosiguió, hay multitud de gente sencilla que cuando me ven, me salen al paso y me dicen: “Monseñor, ¿qué pasa con el padre Rojas, hasta cuándo hay que aguantar las insolencias y la falta de respeto y amor a la Iglesia de ese padre?”.

“Por todo ello, una vez más, me veo en la obligación de corregirte sobre estas faltas graves que atentan contra la comunión en la Iglesia y que escandalizan y confunden al pueblo fiel”.

-Todas estas frases dan la impresión que en tus convicciones tienen una gran fuerza y eficacia las ideas del Che Guevara y de Carlos Marx. En otras de tus afirmaciones dices que la historia ha demostrado que el marxismo es compatible con el cristianismo.

“Parece que tendremos que dar un curso sobre el marxismo y aclarar que justamente para Carlos Marx, la religión es el opio del pueblo, pues toda idea de trascendencia para el marxismo es una forma de sacar al hombre de la realidad y hacerle vivir en falsas expectativas. Y lo que sí ha demostrado la historia, es que cuando en el hombre se quiere extirpar toda idea de trascendencia y referencia al Dios de la vida y del amor, el hombre y la misma sociedad se convierten en un mundo en el que el hombre es un lobo para sí mismo”.

-Además discrepo y esto es opinable, en lo que tú dices de la historia ha demostrado que el marxismo es la solución a los problemas estructurales de nuestro mundo. “Hay otro punto también muy grave en tus afirmaciones y que creo que está en contradicción con lo que nos enseña la Iglesia y por tanto que no está en la línea de la doctrina Católica: el ser social nunca podrá determinar la conciencia, pues desde la fe de la Iglesia, la conciencia viene determinada no por el ser social, sino iluminada por la ley de Dios que está inscrita en lo más íntimo del ser personal”.

Todos estos errores, concluyó, que he ido percibiendo en tus declaraciones me obligan a volverte a amonestar una vez más, pero en esta ocasión como tus palabras están confundiendo a mucha gente sencilla me veo en la obligación de, no sólo amonestarte en privado, de palabra y por escrito, sino también de hacerlo públicamente para que los miembros fieles de la Iglesia sepan, cuál es el pensar de sus pastores legítimos, que tienen la obligación por mandato divino: De santificar, enseñar y pastorear a su pueblo.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios