Trabajadores en Caracas permanecerán en las calles rechazando imposición de las Tablas Salariales #23Oct

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

Trabajadores de distintos organismos de la administración pública realizaron una protesta en horas de la mañana de este 23 de octubre, frente a la sede del Consejo Nacional Electoral, en protesta por la imposición de las Tablas Salariales por parte del gobierno nacional, las cuales rechazaron por cuanto afecta sus reivindicaciones laborales.

Esta manifestación la intentaron impedir piquetes de la Policía Nacional Bolivariana, y efectivos de la Guardia Nacional que protegían las instalaciones del Poder Electoral, lanzando bombas lacrimógenas que no solo afectaron a los manifestantes, sino a los periodistas de los medios de comunicación que cubrían la actividad.

Participaron trabajadores de la salud, de la Cancillería, de la Asamblea Nacional, del CNE, de Corpoelec, de CANTV, Metro de Caracas y de las empresas básicas de Guayana, quienes solicitan respeto para las contrataciones colectivas vigentes y total rechazo a las Tablas Salariales que impone en un salario mínimo igualitario para todo el mundo de 1.800 bolívares soberanos, pero elimina las primas y bonificaciones que son derechos adquiridos-

Pablo Zambrano, Secretario Ejecutivo de la Federación de los Trabajadores de la Salud, afirmó que el gobierno está empeñado en “cercenar” el derecho de los trabajadores, advirtiendo que “no vamos a permitir que nos arrebaten nuestras conquistas”.

Dijo que el presidente quien se califica como “obrero” humilla a la clase trabajadora, advirtiendo que se opondrán a las “tablas del hambre”. Denuncia que los funcionarios policiales y los efectivos de la Guardia Nacional cobran 600 bolívares soberanos semanales.

Advierte que en Venezuela el pueblo se está muriendo de hambre, anunciando que para el próximo jueves todos los trabajadores de las distintas organizaciones, realizarán una concentración en la Plaza Caracas, con la finalidad de entregar al Gobierno a través del ministerio del Trabajo, de un pliego de exigencias para que se nos restituya lo que se nos ha arrebatado-

Ratificó que todas las medidas económicas que ha adoptado el Gobierno en las últimas semanas, como el aumento del IVA a 16% , van en contra de la clase trabajadora, afirmando que se mantendrán en la calle en forma permanente si es necesario, porque no van a impedir que se vulneren sus conquistas laborales, que son derechos adquiridos

Ratifica que las tablas salariales de alguna forma acabaron y pulverizaron el ingreso de la clase obrera, porque se ha violado la contratación colectiva de los trabajadores. Han eliminado cláusulas, ya tenemos en nuestras manos el instructivo emitido por el Ejecutivo, donde ordena a una supuesta comisión que se aboque a una racionalización de las conquistas laborales de los trabajadores.

Insistió en que el Gobierno está actuando con plena conciencia, nos están cercenando los derechos con plena conciencia y ante este hecho no nos queda a nosotros los trabajadores que irnos articulando cada día más, porque lo vamos a enfrentar. El gobierno de Nicolás Maduro es un patrono que quiere humillar a la clase obrera y a la clase trabajadora no esta dispuesta a permitirlo, precisó Zambrano.

Trabajadores universitarios

Por su parte, Eduardo Sánchez, presidente del Sindicato de Trabajadores Universitarios, dijo que están presentes apoyando la lucha que vienen librando los trabajadores del país, para decirle no a esas pretensiones que tiene el Gobierno de aplanar los tabuladores salariales, aplanar las concesiones salariales, los contratos colectivos en una clara violación de la libertad sindical.

“Hoy se trata de defender la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela, se trata de defender lo que para nosotros es un elemento central que es el artículo 91 que establece la concesión del salario mínimo y el capitulo 5 que establece los derechos progresivos, los cuales deben ser respetados”, dijo.

Comentó además que “esta es la oportunidad en la que todos tenemos que hacer causa común para que los trabajadores y trabajadoras puedan disfrutar de su contratación colectiva, como está establecido, y no como la quieren imponer, la penetración por parte de entes del Estado en los contratos colectivos, es una violación de un derecho fundamental que está consagrado en la Constitución, por eso tenemos todo el derecho de estar en la calle, protestando, aprovechando los mecanismos que nos da la Carta Magna”.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios