Rechazan construcción ilegal en área protectora del Valle del Turbio

Texto y Foto Nota de Prensa |

Luego de un amplio debate con la participación de especialistas, los ediles aprobaron solicitar al poder Ejecutivo que ordene de inmediato la paralización e investigación de una construcción ubicada en la avenida intercomunal Barquisimeto Cabudare, a la altura del sector La Hacienda – El Carabalí (donde funciona el restaurant Burger King).

A la sesión fueron invitados en representación de la Alcaldía: José Gregorio Meléndez, director general y Carlos Leal, director de Planificación y Desarrollo Urbano (DPDU), el sindico procurador municipal, Jesús Alvarado y Manuel Díaz Rojas, director de asuntos legislativos del Concejo Municipal de Palavecino.

La Cámara acordó de ofició, cumpliendo con el derecho a la defensa,  una citación a los representantes de la empresa Pichardo & Sons C.A., responsable de la construcción del centro gastronómico y agroturistico Interplaza para que expongan sus argumentos y explique los alcances de la obra, cuyo proyecto incluía la construcción de un hotel y motivado a la situación país fue modificado.

El presidente del Concejo Freddy Pérez, reconoció la intencionalidad de la empresa Pichardo & Sons C.A., de invertir en el municipio, muy buena para la actividad económica y la generación de empleos, además del pago de impuestos.

Advirtió que se deben respetar las normas establecidas en la Ordenanza de Procedimientos Administrativos que fue reformada este año y determina las actuaciones que deben seguirse en este tipo de construcción ilegal, sancionadas con multas y demoliciones.

El presidente del Concejo rechazó que se ejecute la obra sin permiso del Poder Legislativo de Palavecino, en una evidente situación de irrespeto a la autoridad municipal.

Por su parte el vicepresidente del Concejo, Leonardo Castañeda, solicitó el cumplimiento de las leyes especialmente en el Valle del Turbio, una zona muy valiosa para Palavecino y el futuro de las próximas generaciones.

“No podemos permitir la anarquía en el Valle del Turbio”, acotó.

Castañeda propuso que los interesados en la construcción acudan a la Cámara Municipal y presenten sus proyectos con su documentación, “no existe ningún interés en impedir la obra”.

Apoyo al desarrollo

El concejal Daniel Orellana destacó la necesidad de cumplir con los procedimientos administrativos, ordenanzas y leyes en función de preservar un área ambiental protegida, fundamental para el municipio.

La concejal Crismary Alvárez, manifestó que los concejales no tienen objeción en contra de la productividad y desarrollo que procura y propicia la empresa, obligada a cumplir con las normas, la leyes y respetar  el estado de derecho.

La concejal Mercedes Alicia Duarte apoyó la investigación a la empresa y solicitó se paralice la obra.

Dijo que existen otros casos irregulares en la parroquia Agua Viva. El director de asuntos legislativo, Manuel Díaz, expresó que la construcción está al margen de la Ley y las ordenanzas.

Por tratarse de una ABRAE cuando va a ser intervenida por algún tipo de desarrollo, debe ser la autoridad urbana del municipio quien regule lo que se pretende desarrollar, ajustado por una serie de variables bajo un régimen ecológico y ambiental, dijo Díaz.

El sindico procurador municipal, Jesús Alvarado, explicó que hace dos años sustanció un expediente y lo remitió el 13 de diciembre del 2016 donde se dictaminó que la DPDU no tiene competencias para emitir las variables urbanas fundamentales o el mal llamado permiso de construcción.

Le corresponde al Concejo Municipal a través de la comisión de urbanismo, elaborar las variables urbanas fundamentales que se asemejen más, citó.

“En este momento la construcción está ilegal, el Ministerio del Ambiente autoriza la afectación y ocupación del suelo, las variables o permisos de construcción las ofrece la Cámara Municipal de Palavecino. La DPDU realizó la citación a la empresa que tiene su sede en Caracas”, manifestó el abogado del municipio.

Cumplir la Ley

El director de la Alcaldía de Palavecino, José Gregorio Meléndez, señaló que desde el Ejecutivo Municipal no pueden darse construcciones sin permisos.

“La Ley se hace para cumplirla, se deben citar a los dueños de la empresa para que comparezcan ante la Cámara Municipal, el Síndico y la Alcaldía para analizar detenidamente la situación de esa construcción”.

No es posible que primero construyan y luego solicitan el permiso, de allí las situaciones que afectan al municipio Palavecino, expresó el funcionario de la Alcaldía.

Carlos Leal, director de la DPDU, calificó de ilegal la construcción sin permiso.

“No hemos ofrecido ningún permiso para esa construcción que está fuera de la poligonal urbana, escapa del control de la DPDU”.

Les notificamos a la representante de la empresa que sin las variables fundamentales urbanas emitidas por el Concejo Municipal no podrían seguir construyendo allí.

Se le notificó a la representante legal de la empresa paralizar la obra hasta tanto no lo autorice el municipio, señaló el director de planificación y control urbanístico de Palavecino.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios