#OPINIÓN Red de Instituciones Larenses: Verdad real & Verdad procesal #27Mar

Maximiliano Pérez | Foto: Archivo IMP |

“Defender a los seres humanos es una responsabilidad mayor que la inviolabilidad de un Estado y la principal responsabilidad de un Estado es proteger a su gente, cuando no lo hace pierde o renuncia a sus derechos soberanos”.

Václav Havel

Entiendo que estas palabras se le atribuyen a Václav Havel (5-10-1.936 – 18-12-2.011), quien fue un político, escritor y dramaturgo que llegó a ser presidente el primer presidente de la República Checa.

Para la Primavera de Praga, 1.968, era famoso como actor teatral, y activista del apoyo a las reformas políticas de su país. Se opuso a la invasión de Checoslovaquia por el pacto de Varsovia. Fue hostigado con rudeza y encarcelado en numerosas ocasiones por su defensa de los “Derechos Humanos” a lo largo de la década de 1.970. “Escribió manifiestos en contra de la censura previa y reclamando la discusión abierta”. De los problemas económicos y políticos, que según él, el régimen comunista ocultaba.

Fue acusado de sedición y condenado a prisión en 1.979, esto aumento su fama como disidente. Tras su liberación en 1.984 continúo dedicado a sus actividades políticas, su prestigió, lo condujo a ser elegido, en 1.989, líder del grupo opositor “FORO CÍVICO”, alentado por la “Perestroika, que ya estaba establecida en la Unión Soviética. (F: Wikipedia).

Por la situación que enfrenta la población venezolana, podría presumirse que estamos condenados a una muerte lenta y tortuosa.

Creo que de todos es conocido que la justicia es lenta aun siendo el camino más expedito para lograr la paz. Mientras las organizaciones políticas, sociales y defensoras de los derechos humanos se ponen de acuerdo para evidenciar los acontecimientos plenamente conocidos y a algunos actores sólo les interesa su parcela política, figurar públicamente, el sitio que van a ocupar en la fotografía, el espacio que cubren en la prensa escrita o el deslumbramiento de las cámaras de televisión, la nación que ha sido denominada “Tierra de Gracia”, y que nos ha dado y sigue dando lo mejor de lo que puede tener país alguno, sigue en caída libre desbastándose aceleradamente entre la corrupción, la delincuencia, el populismo, la manipulación, la violación de Derechos Humanos, la Constitución Nacional, leyes y reglamentes de la república que fue ejemplo internacional por lo expreso por el espíritu, propósito y razón de legisladores probos que elaboraron uno de los Estamentos Legales más impolutos del mundo.

La comunidad internacional ya está conteste de lo que ocurre en nuestro país a pesar del bloqueo comunicacional. “No se puede ocultar el sol con un dedo”.

Las pérdidas ocasionadas por la falla eléctrica digna de ocupar el lugar más prominente en el Record Güines son monstruosas, por decir lo menos, e incuantificables por el daño ocasionado que “presumo” es irreparable y no podría haber sido cubierto por la responsabilidad demostrada por las empresas que suministraban el fluido eléctrico en la era democrática. Cuando “ENELBAR” sufragaba los daños que ocasionaban en bienes enseres y alimentos, y eran cancelados ante la simple demostración de su responsabilidad.

Se trajo un poco de ayuda humanitaria y fue quemada en territorio venezolano por hordas más que salvajes, presuntamente, protegidas.

Se dice de la Corte Penal Internacional, la Convención de Palermo, y de la Responsabilidad de Protección pero ¿Cuántas muertes y desmanes son necesarios para que actúe la justicia? ¿Estaré equivocado?

Maximiliano Pérez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios