#OPINIÓN La Red de Instituciones Larenses: “Servicio” #3Abr

Maximiliano Pérez | Foto: Archivo IMP |

“El que no vive para servir no sirve para vivir,”

Agnes Gonxha Bojaxhiu (26-08-1.910 / 05-09-1.997)

Agnes Gonxha Bojaxhiu, mejor conocida como “LA MADRE TERESA DE CALCUTA”, fue una monja católica de origen albanés, nacionalizada india que fundó la Congregación de “LAS MISIONERAS DE LA CARIDAD”, en Calcuta, en el año 1.960. Se le atribuyen milagros como el del brasileño Marcilio Andrino o el de Mónica Bersa.

Monseñor Críspulo Benítez Fontúrvel y el Nuncio Apostólico de Calcuta propiciaron que visitara a Venezuela. Se necesitó de la intervención divina para lograrlo pero, venciendo los obstáculos llegó a Cocorote, fundó una casa de abrigo de la Congregación de las “Misioneras de la Caridad”. Venezuela le asignó la Cédula de Identidad número 203.878 el 20-10-1.965.

La solidaridad es un sentimiento de unidad, es el sentimiento que nos mueve a dar sin esperar nada a cambio. La solidaridad es la base de muchos valores humanos como la lealtad, el compañerismo, la coherencia… “LA AMISTAD.”

Parafraseando a Elie Wiesel (30-9-1.928 / 02-06-2.016), escritor de lengua yiddish y francesa, de nacionalidad estadounidense, superviviente de los campos de concentración nazis que dedicó su vida a escribir y hablar sobre los horrores del Holocausto, con la firme intención de evitar que se repita en el mundo una barbarie similar, podría decir:

Entrado el siglo XXI tenemos un deber generacional, la solidaridad con los más débiles, los perseguidos, los abandonados, los enfermos y los desesperados. Más allá de un deseo debemos demostrar con hechos el sentido de nobleza y humanismo hacía las comunidades en las cuales sus miembros se definan a sí mismos, no por su propia identidad sino por la de los demás.

Arriba la Red de Instituciones Larenses a once años desde que el rector de la Universidad “Lisandro Alvarado” y demás autoridades universitarias hicieran, tal vez, el último desesperado llamado a las fuerzas vivas del estado Lara en la defensa de la autonomía de nuestra magna casa de estudios, ante la amenaza de intervención de parte del régimen imperante.

La sociedad civil respondió en pleno y se hizo sentir la necesidad de la preservación de casa formadora de “La Voz del pensamiento”, al cual añado “Libre.”

Allá en 2.008, el licenciado don Lino Palencia lanzó una idea sobre la creación de una institución que resguardara y preservara los intereses colectivos de la sociedad larense. “La Dra. Beatriz Elena García Carmona de Lozada  recogió aquel reto lanzado al boleo y comenzó a trabajar con un reducido equipo integrado por el Ing. Raúl Azparren y otra persona”.

Se trabajó durante 2 años, semanalmente, continua y constantemente (a veces 2 y 3 reuniones semanales). Hasta que el 7 de marzo de 2.010 se logró realizar la primera reunión oficial de… La Red de Instituciones Larenses.

La Red de Instituciones Larenses, como organización inédita en el mundo, ha tenido una trayectoria integral, apolítica partidista, de pensamiento plural y con una estructura jerárquica horizontal que debe preservarse a toda costa.

La Visón, la Misión y los objetivos de la Red plenamente definidos han sido el bastión de la institución que ha logrado obtener los mayores y mejores elogios por personeros representativos de los ámbitos profesionales, técnicos, gremiales, sindicales, ONGs, y/o políticos, porque allí se han agrupado sin diferenciaciones y han conseguido el más solidario apoyo que organización alguna, hasta ahora, les haya brindado.

Maximiliano Pérez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios