Humberto Figuera: Restricciones para volar a Estados Unidos a quienes afecta es a los venezolanos #13Jun

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

Las restricciones impuestas por el Departamento de Transporte del gobierno norteamericano a la conectividad aérea entre Venezuela y los Estados Unidos, si bien afectan a las aerolíneas, el mayor impacto negativo lo reciben los viajeros venezolanos, asegura el Presidente de la Asociación de Líneas Aéreas de Venezuela (ALAV), Humberto Figuera.

Explicó que esta decisión fue adoptada en dos fases, en una primera se prohibió a las lineas aéreas norteamericanas que volaran directamente de cualquier parte de los Estados Unidos a cualquier punto de Venezuela, luego vino una segunda fase en la cual se impide los vuelos directos de cualquier línea venezolana hacia Estados Unidos partiendo de Venezuela y de cualquier otra linea de cualquier país que vuele directo desde nuestro país, hacia EE.UU.

“Es una medida que no entiendo, porque no veo de qué manera puede afectar al régimen, pero a quien más afecta es a los venezolanos, sobre todo a aquellos que tienen que viajar hacia los Estados Unidos, que ahora se ven obligados a hacer una escala en otra parte y las opciones no son muchas, o son con Santo Domingo, con Bogotá o con Panamá a través de Laser, Wingo o Copa, porque Avior no ha logrado restablecer su operación hacia EE.UU porque no ha conseguido ubicar el punto intermedio  en el cual va a ser el trasbordo de sus pasajeros para que lleguen a su destino final”, explicó Figuera.

Indicó que es evidente que estas restricciones a las aerolíneas para volar a Estados Unidos, esta afectando en gran medida a los venezolanos que desean, por cualquier razón que sea, viajar hacia ese país, yo no creo que se trate de aplicar un control migratorio, porque al fin y al cabo el que tiene necesidad de ir a EE.UU., aunque tenga que hacer una escala en Santo Domingo o en un tercer punto que escoja Avior, por ejemplo, de todas maneras va a llegar a su destino, pero va a tener más incomodidades, un vuelo que normalmente se cubre en 3 horas 45 minutos, lo hará en 6 horas, dos horas a Santo Domingo, dos horas de trasbordo, migración, aduanas y hora y media más hasta Miami, así que en definitiva el pasajero es el que sufre las consecuencias, si ya volar produce un estrés debido a los controles, ahora para ir a cualquier destino en EE.UU., asume mucho más, porque lo que hace en Venezuela lo tiene que repetir en Santo Domingo, en un país que te es extraño, por lo tanto el estrés aumenta, pero además esta dificultad de los pasajeros para acceder a cualquier destino, un destino que es el principal de los venezolanos, además no hay una ola de inmigración hacia ese país, además los oficiales de inmigración en Estados Unidos son bastante estrictos, no están dejando pasar a cualquier persona, sino que tienen un filtro severo, para aceptar a los venezolanos que van”, dijo Figuera.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios