#OPINIÓN Ventana abierta: Cada vez hay menos tiempo #30Jul

Eduardo Iván González González | Ilustración: Victoria Peña |

Para recordar:

“…por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados.”

(Mateo 24:22)

El texto completo, del verso inicial dice: “Y si aquellos días no fueran acortados, nadie se salvaría; pero por causa de los escogidos, aquellos días serán acortados. Ese texto corresponde a profecías dichas por Jesús, para anunciar lo que ocurriría antes de su Segunda venida.

Venezuela no se escapa de estas profecías. Y en Mateo 24, están contemplados fenómenos cósmicos o siderales, políticos, religiosos, sociales, naturales, entre otros, que debían pasar antes de su Segundo regreso.

¿Será que el tiempo está caminando más rápido? ¿Los días son más cortos? ¿Acaso no hemos dicho que el tiempo no nos alcanza para nada? Para Kristin Wong (2.015) y según la Ley de Weber, presentado por la BBC (2.018), el tiempo se relativiza y se ve más corto a medida que tenemos más edad. (es.gizmodo.com y www.bbc.com, respectivamente).  

En este sentido, del tiempo que está hablando Jesús no se refiere al que se mide con nuestro reloj. Claro está, en Venezuela se pierde tiempo por todo: 1) Para cocinar, porque ahora muchos lo hacen con leña. 2) Para buscar agua, porque ya no hay o no llega. 3) Haciendo cola para: echar gasolina, buscando efectivo o cobrando, trámites legales, citas médicas, buscando transporte o traslados a pie.  4) Con la ausencia de electricidad, ni el día, ni la noche sirven para trabajar, estudiar, escribir y/o mucho más) ¡Que atraso!

¿Será que hemos retrocedido 60, 70 ó 100 años, viviendo en un mundo lleno de adelantos? No sabemos el grado de intención que tengan los gobernantes de países como el nuestro, para que sus habitantes estemos perdiendo el tiempo en tanta tontería o tantos asuntos del diario devenir, y no le prestemos atención a tan mala administración, hechos de corrupción, tanto engaño y desastres en la dirección de esta nación, por ejemplo.

¿Cuánto tiempo se pierde o se seguirá perdiendo? Para el que le sobra el tiempo, no se da cuenta o no le importa y para los que nos hace falta tiempo, es un gran problema.

Repetimos, cuando Jesús dijo que serían acortados los días por los escogidos, es porque las pruebas durarían menos de lo planificado y allí Dios no está seleccionando a nadie; somos nosotros los decidimos de qué lado estaremos. Desde el principio, el hombre y la mujer utilizaron el libre albedrío y escogieron, en este caso: El de la desobediencia.

No es extraño que en la Biblia aparezcan expresiones como estás: 1) “…escogeos hoy a quién sirváis; si a los dioses a quienes sirvieron vuestros padres…; pero yo y mi casa serviremos a Jehová” (Josué 24:15). 2) “Mira, yo he puesto delante de ti hoy la vida y el bien, la muerte y el mal… escoge, pues, la vida, para que vivas tú y tu descendencia;” (Deuteronomio 30:15-19).

Bien lo dijo Cristo: “Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame” (Mateo 16:24). Este es un llamado a seguirle voluntariamente; a guardar y seguir sus pisadas. Ya lo había mencionado: “Si me amáis, guardad mis mandamientos” (Juan 14:15); “Ejemplo os he dado… (Juan 13:15) y dice más: “…el que persevere hasta el fin, éste será salvo. (Mateo 24:13).

Aunque las profecías de Jesús se cumplirán a nivel mundial, cada vez hay menos tiempo para la decisión, ¿confiaremos más en los seres humanos que no encuentran como arreglar este país o este mundo? O, ¿estaremos del lado de Dios quien nos pide que creamos en Él, confiemos en Él mientras vuelve Cristo, y quien tiene preparado un mundo mejor para todos? Tal vez por ello dice: “Buscad a Jehová (Dios, Jesús, el Señor) mientras puede ser hallado, llamadle en tanto que está cercano” (Isaías 55:6).

Eduardo Iván González González

www.ventanabiertalmundo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios