Desde el exilio: Presidente de la FNT, Erick Zuleta reaparece en medios internacionales #23Ago

Texto: Yorvi García | Foto: Spiegel Online |

El presidente de la Federación Nacional de Transportistas de Venezuela, Erick Zuleta, reapareció este viernes en medios internacionales, donde ofreció detalles de su nueva vida, luego del exilio al que se vio forzado por persecuciones del régimen de Nicolás Maduro en el 2017.

El portal informativo Spiegel Online, reseñó que actualmente el dirigente del sector transporte, vive en un pequeño apartamento de dos habitaciones en Móstoles, un suburbio de Madrid con su esposa, tres hijas, un nieto y su yerno.

“La esposa de Zuleta acaba de llegar a casa después de los ensayos, ha estado limpiando con una familia española. Sus hijas ya han encontrado trabajo. Estefanía, de 21 años, estudia derecho, mientras trabaja en la caja registradora de un supermercado. Las hijas ahora cuidan de la familia, antes de huir era diferente” reseñó el reportaje.

Por otra parte, el dirigente sindical recordó su intempestiva huida de Venezuela, tras la persecución y acoso por parte del Sebin.

En la mañana del 2 de agosto de 2017, se sentó en el asiento trasero de un automóvil, frente a una joven pareja, Zuleta interpretó al abuelo. La policía los detuvo tres veces, pagó a Zuleta tres veces y se le permitió continuar hasta el puente Simón Bolívar , que cruza el río Táchira.

Miles de personas cruzan la frontera con Colombia todos los días a pie. Zuleta estaba rodeada por docenas de conductores de autobuses y choferes, tratando de esconderse lo más posible en la multitud. “Me dijeron: si alguien te reconoce, huye”, recuerda Zuleta. Tuvo que cubrir 315 metros en el puente. “Parecía interminable”. Paso a paso, el grupo se dirigió hacia Colombia hasta llegar a una línea blanca. Entonces el líder sindical estuvo a salvo.

Zuleta puso el chip en su teléfono celular, llamó a su familia, un grito desde el teléfono, solo entonces compró un boleto de avión a España y uno de vuelta. Solo entonces podría entrar en España como turista. Poco después llegó a Madrid, donde nadie lo esperaba.

El sindicalista expresó que todavía espera regresar a Venezuela algún día. Por supuesto, le gustaría trabajar mientras tanto, pero no encuentra nada. “Demasiado viejo”, dice con una leve sonrisa al medio internacional.

Asimismo, recalcó que cuando quiere sumergirse en su antigua vida, abre WhatsApp en su teléfono celular. Amigos y colegas informan allí de precios increíbles y cortes de energía . Además de lamentarse al ver vídeos de personas que se apiñan en camionetas como animales, solo para llegar sus destinos. El trabajo de su vida, el transporte público, se ha derrumbado.

Lea el reportaje completo en: https://www.spiegel.de/politik/ausland/von-venezuela-nach-spanien-die-willkommenen-fluechtlinge-a-1282696.html

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios