Diputados de oposición advierten nueva arremetida de Maduro

Pacifico Sanchez | Foto: Archivo IMP |

Nicolás Maduro ahora le tiembla a los cien diputados de oposición que han conformado el legítimo Poder Legislativo, dijo el parlamentario Ángel Torres.

Es por ello que está utilizando, no sólo los cuerpos de seguridad, sino otros organismos oficiales para amedrentar a los integrantes de la verdadera Asamblea Nacional, agregó la diputada Bolivia Suárez, quien además se refirió a las actuaciones del Instituto de Tierras contra algunos parlamentarios de Apure y Barinas.

Entrevistados por separado, ambos representantes de la unidad democrática larense, coincidieron, en sus declaraciones a Elimpulso.com, que ni amenazas, ni persecución, ni agresiones impedirán continuar su trabajo, aunque sea fuera del recinto legislativo. 

Arbitrariedades

Torres señaló que el coronel Leonardo César Malaguera Hernández, comandante del Destacamento 432 de la Guardia Nacional, se atribuyó funciones del Consejo Nacional Electoral y del espurio Tribunal Supremo de Justicia, para impedir el acceso de los parlamentarios al palacio federal, el domingo. 

Este funcionario ha ocasionado la confrontación como se vio en las redes sociales y en televisión. Ayer quedaron algunos diputados fuera del parlamento, pero casi los cien entramos para aprobar la reelección de Guaidó y tomar juramentación como presidente encargado por este período.

Mayoría

Al tener la mayoría la oposición, la dictadura quedó muy mal parada y quedó demostrada cuando los diputados encabezados por Luis Parra, al ingresar los diputados demócratas, salieron disparados, corriendo como ratas, indicó Torres.

Ni siquiera pensaron en lo que hacían porque, incluyendo los 16 que eran de oposición y se plegaron al régimen, desconocieron la Constitución y el propio reglamento interior y de debates. “Si tuvieran vergüenza no les darían la cara a sus familias”.

Sesiones

Como la militarización del palacio legislativo fue implantada desde el año 2016, cuando se instaló la Asamblea Nacional, es posible que se intensifique el 14 cuando vuelvan los parlamentarios. Pero, si no se puede en el recinto legislativo, el reglamento interior y de debates permite hacerlo fuera.

“Los cien diputados de oposición seguiremos firmes, porque ya hemos demostrado que no tememos las arremetidas de esta dictadura.

Tenemos la satisfacción de tener la cara limpia  y de no haber recibido ningún maletín lleno de sangre y muerte. No percibimos un bolívar desde el 2016. Y ya comenzó el régimen a acosar algunos parlamentarios”.

Torres dijo que este jueves estarán en Barquisimeto los diputados larenses y el domingo asistirán a un acto en el Colegio de Abogados del estado Lara.

El régimen tiene que reconocer a la AN

Bolivia Suárez manifestó, por su parte, que el régimen tendrá que reconocer a la auténtica Asamblea Nacional, porque el parapeto que montó, se derrumbó el mismo día porque no tenía sustentación legal.

Juan Guaidó junto con Juan Pablo Guanipa y Carlos Berrizbeitia, que forman la directiva, ahora esperan que el pueblo democrático se movilice masivamente, porque ha llegado el momento en que la gente insista en luchar por el cambio, ya que la crisis no va a ser solucionada por el régimen que la produjo.

Los diputados democráticos han demostrado valentía. A consecuencia de la confrontación que hubo el lunes varios son los parlamentarios que salieron lesionados.

Mencionó, entre otros, a William Barrientos, que tiene esguince en el pie izquierdo y tendones; Tony Giara, que sufrió lesión en las rodillas; Elymar Díaz, lesión en un brazo; Ana Salas, de Lara, que recibió golpes en los senos.

De la representación larense, Alfonso Marquina, Macario González y Oneiber Peraza sufrieron también golpes, porque fue difícil el acceso al recinto.

A mi, dijo Bolivia Suárez, me duelen las costillas y la espalda, porque como muchas de las mujeres también nos abrimos paso a la fuerza.

Mientras hablo con Elimpulso.com, agregó la parlamentaria, el régimen, a través del Instituto de Tierras, ha invadido la finca del diputado Julio César Reyes, Lincoln Pérez y César Cadenas, en Barinas: y Luis Lipa, en Apure.  Es una de las acciones nuevas que está tomando la dictadura contra parlamentarios de oposición. Vendrá mayor persecución porque este es un régimen fascista.

Las presiones seguirán porque Maduro quiere que haya elecciones parlamentarias, pero éstas sólo podrán ser realizadas con un nuevo CNE, con la observación internacional, la legalización de los partidos que han sido ilegalizados arbitrariamente, con la habilitación de los 32 diputados que ilegalmente han sido inhabilitados y el regreso del exilio de varios parlamentarios.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios