#OPINIÓN Se buscan un emprendedor: Hábitos Emprendedores (Parte III) #14Ene

Italo Olivo | Ilustración: Victoria Peña |

“La religión de todos los hombres debería ser creer en sí mismos”

Krishnamurti

El tercer hábito será SE PROFESIONAL Y NO AMATEUR.

Nos animamos a comenzar aquí con un relato de los autores del libro Misión Emprender y que se explica por sí solo, “ Imagínate que han de operarte a corazón abierto,¿Qué preferirías, un especialista reconocido o el primer médico en servicio que te puedan asignar ?. La respuesta segura seria, que preferirías un especialista reconocido. Bueno, así son tus clientes o así serán tus futuros clientes, querrán un profesional en el área de tu competencia. Por eso te debes preguntar si ¿Te conformas con cualquier cosa?. Por lo tanto, lo que sí es seguro, que la mayoría de tus clientes presentes y futuros no se conforman con cualquier resultado tuyo. Ellos quieren que tu seas un profesional en lo que haces.Esto es lo único que te puede proporcionar éxito y sobretodo continuidad en tu mercado. Debes por todos los medios garantizar un excelente producto o servicio y que siempre sea así. Un emprendedor no puede ser un aficionado en lo que hace y mantiene haciendo. Debe saber mucho de algo. No puedes ser como un alumno promedio, debe ser extraordinario. Es necesario que detectes tus fortalezas y las pulas. No se debe perder tiempo en las debilidades. Tus debilidades las debe aprovechar otro para quien, ellas son sus fortalezas. Además debes saber un poco de mucho. Las personas que se han destacado, lo han conseguido al aplicarse a fondo en su habilidad fundamental, su don, su fortaleza.En este sentido los autores destacan que “ El don no es algo que recibes al nacer, sino algo que te das tu a ti mismo, practicando y practicando hasta los extenuación porque lo amas”. Nadie sirve para todo, pero todos servimos para algo.

Emprender es un proceso continuo. Mi padre siempre me insistió, que cada año había que crear un producto o servicio nuevo y así hacer versiones mejoradas de lo que ya produces. Recalcaba que había que prometer al mercado una mejora o un nuevo producto cada año, para obligarme a perfeccionarme. Deben sacar cada año la mejor versión de ti mismo como profesional y el de tu proyecto. Aquí volvemos con los autores cuando refieren que “ Nada es mas amateur que hacer siempre lo mismo de la misma manera hasta aburrir de muerte a todos. Si no mejoras, es que empeoras y otros sí lo están haciendo. La excelencia es tu nuevo mínimo”. Hay que elevar de forma continua el estándar de calidad. Los autores reflexionan escribiendo “ ¿Que puedo mejorar hoy en mi producto o servicio? Es la pregunta que ha de acompañarte cada día hasta el día en que te vayas de este mundo. Y tu hábito: ser hoy mejor que ayer. Solo eso” Definitivamente, el éxito no está en disimular las carencias, sino en pulir las fortalezas.

Italo Olivo

www.iolivo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios