Ecoanalitica: Si no se resuelve el problema político dificilmente se podrá resolver la crisis económica

Juan Bautista Salas | Foto: Archivo IMP |

La solución de la crisis económica por la que hoy está pasando Venezuela, pasa necesariamente por la solución del problema político, si no normalizamos y resolvemos el problema político, difícilmente vamos a tener una solución integral, profunda, que beneficie a todos los venezolanos en el tema económico.

El señalamiento lo hizo el economista y director de Ecoanalítica, Asdrúbal Oliveros, durante su participación en el foro “Perspectivas económicas 2020”, organizado por la Cámara Venezolano Americana de Comercio e Industria, VenAmCham, realizado en un conocido hotel de la capital de la República.

Precisó que el discurso del gobierno siempre habla de futuro, siempre habla de hacer, pero no se concreta, han pasado años escuchando que la economía se va a recuperar y eso no ocurre, mientras el tiempo sigue transcurriendo.

“Lo que tenemos es un desempeño económico muy precario, muy malo, que está afectando a las empresas en Venezuela, especialmente al sector industrial que está muy golpeado. En las condiciones actuales, con la sobrevaluación de la moneda, con el problema del colapso de los servicios públicos y la contracción de la demanda, difícilmente el sector privado y el sector manufacturero tenga capacidad de recuperación, pero además, hace falta mucho más que un discurso del gobierno para levantar al sector privado, hace falta el diseño de una política económica amplia, integral y hace falta también recursos, que lamentablemente en este momento el venezuela no tiene, y esto lleva el problema a otro nivel, y es que la solución del problema económico pasa necesariamente por la solución del problema político, y mientras este no se resuelva difícilmente habrá una solución para el problema económico”, aseguró el especialista.

En torno al ingreso de las remesas y su impacto en la economía, Oliveros afirma que de acuerdo con las estimaciones de Ecoanalítica, el monto para este año podría estar alrededor de los US$ 4.000 millones, recordando que en el 2019 estuvo en torno a los US$ 3.500 millones, cifras que son muy significativas y están impactando al consumo.

“La mayoría de esos dólares no entra a la economía nacional, se quedan por fuera, pero si tienen un impacto directo en el consumo, que es muy significativo, especialmente para las empresas de consumo masivo, para el sector comercial, hacerle sequimiento”, afirma.

En cuanto a la dolarización en las transacciones, afirma que efectivamente el avance es importante, haciendo referencia a un estudio de Ecoanalítica realizado en 10 ciudades del país, donde se evidencia que el 64% de las transacciones en esas ciudades se pagaron en una moneda distinta al bolívar, destacando obviamente el dólar, mientras que en ciudades como San Cristóbal, Mérida y Maracaibo, el peso tiene un monto importante, admitiendo que definitivamente los venezolanos están utilizando monedas diferentes al bolívar para pagar sus compras, afirmando que esto tiene que ver con un ciclo hiperinflacionario, que ha sido extremadamente largo y que ha hecho que colapse nuestra moneda, además del problema del efectivo y de los servicios públicos.

En cuanto al comportamiento del tipo de cambio, el especialista afirma que el dólar se esta viendo afectado últimamente por la ejecución fiscal, afirmando que en la medida en que el Estado restrinja la ejecución fiscal logra estabilidad en el tipo de cambio.

“De hecho la estabilidad que hemos visto en el tipo de cambio en los últimos días, tiene que ver con una muy baja ejecución de gasto por parte del Gobierno; sin embargo, este puede ser un año electoral y esto puede hacer que haya una presión importante sobre el tipo de cambio; nuestro estimado es una variación del tipo de cambio estimada para este año en 1.500%, es un número que luce elevado, pero es sustancialmente más bajo que el que se registró en el 2019 donde el nivel estuvo por encima del 6.000%”, afirmó.

Sobre la política de encajes, Oliveros indicó que esta variable ya llegó a su tope como política, afirmando que desmontarlo para el gobierno es un desafío, porque eso va a significar presión monetaria que puede disprara el dólar.

“Creo que la prioridad del gobierno en este momento, es mantener a raya al tipo de cambio, evitar que este se desborde, y por lo tanto no veo en lo inmediato un cambio profundo en la política del encaje legal, lo que si puede pasar es que la economía en la medida que se siga dolarizando y cada vez la banca ofrezca servicios sobre esta masa de dólares, también pueden emitir opciones de endeudamiento en divisas, que algunas empresas estarán evaluando”.

Admitió que la economía esta cada día más dolarizada, afirmando que una dolarización plena no la vamos a tener en Venezuela y que van a convivir, el dólar, el petro y los bolívares, en un universo de multimoneda en donde las tres monedas van a terminar conviviendo, señaló el director de Ecoanalítica.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios