#OPINIÓN Con voz propia: Miranda en la Casona hoy en ruina #20Mar

Alberto Jordán Hernández | Ilustración: Victoria Peña |

Oficialmente promocionan una Venezuela bonita “para recordar lo buenoque hubo alguna vez”, pero se hacen vista gorda ante destrucción de MonumentosHistóricos Nacionales, y así permitir la desaparición. Tal es el caso de la colonial-histórica, arquitectónica y turística casona La Trinidad, deMaracay, construida en 1740 encolina vía a la Costa.

Además de acciones de relevantes personalidades que desde allí realizaron, resaltamos las del Generalísimo Francisco de Miranda, considerado el Primer Venezolano Universal y Precursor de la Emancipación Americana. Tuvoparticipación destacada en los continentes de África, Europa y América.

Enalteciendo a la que fue prodigiosa formación militar destacó en las Guerras Coloniales de Marruecos, en las independentistas de EEUU, en Francia  obtuvo el de Mariscal y en la Revolución Francesa fue calificado de Héroe, su nombre está grabado en el Arco del Triunfo de París, su retrato forma parte de la «Galería de los Personajesen el Palacio de Versalles», y su estatua se encuentra frente a la del General Kellerman en el Campo de Valmy. El Ejército Español le designó Capitán y Coronel, este último grado que también le concedió el ruso. El de Generalísimo le dieron en la Primera República de Venezuela.

Solo un esbozo del prócer en la Casona donde fijo residencia.

Aparte comentamos que fue firmante del Acta de la Declaración de nuestra Independencia e impulsor y líder de la Sociedad Patriótica. También fue creador de la Gran Colombia que Simón Bolívar trataría de realizar con Colombia, Panamá, Ecuador y Venezuela en 1826.

En la trascendente Casona que desde el siglo pasado está condenada a ruinas, al Precursor le asignaron defender con el carácter de Dictador a la República instaurada en la Constitución Federal para los Estados Unidos de Venezuela, la primera del mundo de habla hispana. Aquí fue víctima de lo que algunos analistas con fundamentados hechos denominan golpe de Estado, liderado por Simón Bolívar.

Bajo el mando del futuro Libertador de Venezuela cayó en poder de los realistas la fortaleza San Felipe de Puerto Cabello, donde estaban almacenadas las armas y municiones de la República el 12 de julio 1812.

Venezuela esta “herida en el corazón”, exclamaría en su francés Miranda.

La Trinidad fuese del Cuartel General del Generalísimo Miranda durante la Primera República.

Traicionada la primera capitulación de la Independencia, obligó a Miranda ante Monteverde, el 25 de julio 1812. El 30 del mismo mes, Bolívar, Soublette, Montilla y Peña, con vileza lo entregarona españoles.

La Casona sigue haciendo historia. Alojó a inmigrantes alemanes traídos por Agustín Codazzi, invitados por el Presidente de la República y dueño de la hacienda, José Antonio Páez, para fundar en 1845 la Colonia Tovar.

En 1924 alrededores de dicha Casona fueron dados en comodato a Congregación Benedictina de Saint Lucien, que construyó anexo en la parte baja. Inició como “Refugio Infantil de Varones” y en 1945 pasó al Colegio Padre Leyh, convertido en “Instituto de Educación Especial” aún activo.      

Bien compaginada a la original casona estuvo este proyecto, pero la inseguridad la llevó a deplorable ruina. Ni en cuenta tomaron daño causado por explosión del arsenal oficial de armas (Cavim) en 2011.

Últimas acciones se efectuaron en 2002 y 2003, por Asociación Hacienda La Trinidad y el Alcalde del Municipio Mario Briceño Iragorry, Pedro Maurera. El 25 de septiembre 2007, en apertura de la Aldea Bolivariana en área cercana Hugo Chávez en Aló Presidente, ordenó rescatarla y se incumplió.

El rescate definitivo sería homenaje a Miranda en 270 años de su natalicio.

AL MARGEN: Ante el coronavirus, el inmoral y apadrinado Maduro en vez de exigir “carnet de la patria” para socorrer debe emular al Presidente Cipriano Castro de 1902: “abro puertas de cárceles a presos políticos, a los exiliados y estoy listo a mi separación del cargo”

Alberto Jordán Hernández

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios