#COLUMNA El rincón de los miércoles #1Abr

Luis Rodríguez Moreno | Foto: Archivo IMP |

Millones de personas se encuentran hoy al borde de una nueva pandemia sobre la cual muy pocos mencionan en sus comentarios públicos. Padecen el síndrome de terror provocado no solamente por el temor de morirse contagiados por el Corona Virus, sino por la poca capacidad que tienen para enfrentarlo. Quienes dirigen las políticas de los países se han preocupado muy poco en crear una educación sanitaria que permita a la población saber lo que tiene que hacer en casos como el que nos ocupa. Esta desinformación trajo como consecuencia la multiplicación de enfermedades y el inevitable contagio. Desde el comienzo de la crisis hemos podido comprobar un deficiente comportamiento de los ciudadanos ante la aparición del virus. Gracias a las redes sociales nos fuimos enterando del peligro que representaba, aunque algunos dirigentes políticos le restaron al principio importancia, como en México o Brasil, donde sus respectivos presidentes creían que solo se trataba de una pequeña gripe fácil de superar. En Europa se observó, por otra parte, un desprecio olímpico a las voces de alarma sobre la presencia del Corona y su letalidad, y solo se tomaron las primeras medidas solo cuando el número de infectados, y la muerte de muchos abuelos recluidos en Geriátricos se multiplicaban.

II

UNO.- puede imaginar qué puede pasar en países como el nuestro en América Latina donde los recursos con los cuales se cuenta son escasos, tanto en lo social como en lo económico. Escasea desde la presencia de médicos especialistas como de instituciones hospitalarias bien dotadas. Afortunadamente, su gente entendió, contrariamente a la de Europa o Estados Unidos, la necesidad de proteger su integridad obedeciendo las instrucciones de sus médicos y autoridades, y se han quedado en casa evitando la acción del virus y sus lamentables consecuencias. Ojalá se mantenga esa tendencia entre nuestra gente y podamos cantar victoria en la desigual batalla.

III

Queremos recordarles a todos que una combinación de test y aislamiento social funciona, sin duda alguna, hasta que aparezca una vacuna salvadora, nuevamente, de la raza humana. Lo importante en el futuro es aprender de toda esta experiencia vivida y dar un reconocimiento muy especial a los miles de hombres y mujeres, trabajadores de la salud, que nos han acompañado en estas terribles jornadas. Para ahora es necesario reclamar a todos los gobiernos de la tierra crear las estructuras que permitan hacer un frente común a las pandemias del futuro, formar médicos especialistas en cada país, además de un conjunto de normas destinadas a intercambiar experiencias sanitarias. No hay que esperar la aparición de otro virus tan letal como el Corona para empezar a tomar decisiones, tan necesarias como la ya señaladas, aprender de los errores cometidos también es una manera de defendernos todos.

Luis Rodríguez Moreno

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios