#OPINIÓN ¡Buenas noticias! (Parte II) #25Jun

William Amaro Gutiérrez | Ilustración: Victoria Peña |

En la entrega anterior les dimos la mejor noticia que puede esperar un cristiano o un creyente de DIOS y su Palabra. Así como también, aquellas personas que sin ser religiosas tienen temor de DIOS y viven para cumplir con sus responsabilidades familiares. Aquellos quienes día a día trabajan de manera ardua y honesta para sostener a los suyos. Que no odian, no codician, no envidian, cada vez que pueden son servidores de los que necesitan. Aman y respetan a sus cónyuges, no guardan resentimientos y buscan a Dios todos los días. Lo digo, por cuanto se acerca la 2da Venida de nuestro Señor Jesucristo y ellos, califican para ser llevados al cielo y luego, habitar con DIOS la Tierra Nueva por la eternidad.

Dijimos, que solo se necesitaba se presentara la crisis apropiada para desencadenar una serie de eventos que caracterizan este inminente suceso. Y lo decimos con propiedad, por cuanto el desarrollo y la consolidación de un NUEVO ORDEN MUNDIAL. Fenómeno político-económico-social y religioso se sigue cocinando con mayor fuerza a raíz de esta Pandemia en el mundo. El cual, será el preludio de la concreción de la última profecía bíblica: La Segunda Venida de Nuestro DIOS a esta tierra.

Esto no es nuevo. En 1968, la Associated Press, publicó una declaración de Nelson Rockefeller donde afirmó, que él como presidente, “trabajaría por la creación internacional de un Nuevo Orden Mundial”. Luego, durante la visita Presidencial a China en 1972, en su mensaje al Premier Chou En-Lai, el presidente Nixon dijo: “existe la esperanza de que cada uno de nosotros coopere para la construcción de un nuevo orden mundial”. Más tarde, en RIO de Janeiro (1976), el Club de Roma, hizo un llamado a un nuevo orden internacional. “Un nuevo orden mundial. Es necesario un nuevo sistema de valores, más apropiado para las necesidades de las futuras décadas.”

Como vemos, esto se viene gestando desde hace tiempo para hacer realidad el establecimiento de este gobierno, por lo cual es una buena noticia. ¿Y por qué es una buena noticia? Por cuanto es “principio de dolores”. O sea, un poder mundial surgirá paulatinamente, en paz, tranquilamente. Y los países musulmanes, socialistas o comunistas se sumarán sin problema. Así está escrito. El punto interesante, es que tendrá una connotación profundamente religiosa o espiritual y explica lo que hará ese poder. “Y ordenaba que a todos, pequeños y grandes, ricos y pobres, libres y esclavos, se les pusiese una marca en la mano derecha, o en la frente; y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre. … Y su número es seiscientos sesenta y seis.” (Apocalipsis 13:16-18). ¡Así será!

El Papa Benedicto XVI por su parte y en su tiempo, también pidió reformar el sistema financiero mundial. En su encíclica “Caridad en la verdad” ante la cumbre del G8 dijo “Para gobernar la economía mundial, para sanear las economías afectadas por la crisis, para prevenir su empeoramiento y mayores desequilibrios consiguientes, para lograr un oportuno desarme integral, la seguridad alimentaria y la paz (…) urge la presencia de una verdadera Autoridad política mundial”.

Por lógica simple, el Nuevo Orden Mundial traerá una decisión consensuada en el plano religioso. Y habrá un acuerdo concreto en el día escogido para la adoración que obviamente será el 1er día de la Semana: DOMINGO. Y la autoridad política se encargará de aplicar la normativa aprobada y otorgar el poder espiritual a la autoridad religiosa. Lo cual traerá las consecuencias previstas en la profecía a aquellos, que fieles a la palabra de Dios no se sumen a decisiones de hombres. ”Y que ninguno pudiese comprar ni vender, sino el que tuviese la marca o el nombre de la bestia, o el número de su nombre”Apoc.13:17.

SEGUIREMOS SOBRE EL TEMA…
¡Hasta la semana que viene Dios mediante por la WEB!

William Amaro Gutiérrez.

[email protected]

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios