#OPINIÓN Lectura: La gravedad #30Jun

Carlos Mujica | Ilustración: Victoria Peña |

Mientras Newton escribía su “PRINCIPIA,” la idea de por qué los cuerpos permanecían en las rutas de sus órbitas, le interfería su trabajo de redacción. Algo debía generar esa constante permanencia. Fue lo primero que se le ocurrió, sin que la paz le devolviera su conformidad. En este estado de conciencia, asoció su idea con la idea de la fuerza. La solución para la constancia de las rutas de las órbitas, se perfilaba en el orden de sus ideas. ¿Por qué la fuerza centrífuga no actuaba en los cuerpos y los dispersaba? Se había hecho esta pregunta, pero decidió descartarla. –La fuerza era la que mantenía los cuerpos en la ruta de sus órbitas, aceptada su confirmación. Esta es la razón por la cual los cuerpos regresan al lugar de donde un día habían partido. –Razonaba. Estructurando sus ideas, redactó la conocida ley de la gravedad. “Todos los cuerpos se atraen recíprocamente con una fuerza que es directamente proporcional a sus masas e inversamente proporcional al cuadrado de sus distancias”

Isaac Newton

Un cuerpo de mayor tamaño y un cuerpo pequeño se atraen recíprocamente y la atracción disminuye o aumenta con la distancia que los separa. El de mayor tamaño y el de menor tamaño aplican la proporcionalidad en la fuerza de su atracción. La realidad de la visión que tenía la ciencia en aquellos tiempos había quedado plasmada como un hallazgo novedoso. Newton, desde entonces y su descubrimiento de la ley de la gravitación, fue aceptada sin objeciones. No obstante, la ciencia como todas las cosas se modifican o cambian con el tiempo. Y esas modificaciones o cambios afectan directamente la estabilidad de los descubrimientos. La evolución actúa como una especie de transitividad y las proposiciones y descubrimientos suelen ser modificados con el tiempo. El descubrimiento científico de que “son imposibles las acciones a distancia” hizo que se considerase la fuerza de la ley de la gravitación de Newton. De modo que éste enunciado se instaló como un principio en el comportamiento del Universo. Ésta es la situación que rige en las relaciones de los organismos.

Carlos Mujica

[email protected]

@carlosmujica928

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios