#OPINIÓN Praxis Ideológica… Metodología… Apoyos… Estructuración #12Jul

Juan José Ostériz | Ilustración: Victoria Peña |

“Quien NO QUIERE pensar, es un fanático;
quien NO PUEDE pensar, es un idiota;
quien NO OSA pensar, es un cobarde.”
(Bacgíaon)

Al tratar de dar un enfoque integrador a los artículos que presentaré cada domingo a mis lectores como señalé en el del domingo 05 de Julio -no tanto en las ideologías -que las sintetizo, cuanto en la metodología de desconstrucción de los hechos. Como escribidor, los filtraré, así como sus resultados, para que quien me lea sepa a qué atenerse.

Estando en estos menesteres, recordé un programa de TV donde Carlos Acosta entrevistaba al “Conde del Guácharo” y uno de los estudiantes en el Foro le preguntó: “¿cuál es su ideología: de centro, de izquierda o de derecha?”. La respuesta no pudo ser mejor: de “Centro de Lomito”, agregando: “es lo que necesitan comer todos los venezolanos”.

Nota: El denominado “Conde del Guácharo es un cómico personaje venezolano, de nombre Benjamín Rausseo, que se lanzó candidato a Presidente.

El “centro de lomito”, como praxis ideológica, expresa la necesidad de dirigir la acción política del gobierno y de los partidos en asuntos concretos que beneficien al pueblo, aplicando soluciones prácticas y eficaces para atender las necesidades de las personas, centrando la acción política en función de mejorar la calidad de vida de los ciudadanos de un país, conociendo lo bueno, regular y malo del pasado, dando el ejemplo en las acciones de sus vidas los gobernantes y los políticos.

Metodología a emplear

La mejor forma de hacerlo, para conseguir el objetivo, es emplear la metodología que inmortalizó, desde el famoso Mayo de 1968, el filósofo post-estructuralista Jacques Derrida que, 42 años después desempolvé de los cursos de formación social que realicé en mis años de adolescente y profundicé, desde el 2010 hasta Junio de 2014, consistente en:

• “Desestructurar o desmontar algo que ha sido edificado, no con ánimo de destruirlo, sino para comprobar cómo ha sido hecho, asumiendo la imposibilidad que tienen la filosofía y las ideologías para analizar la realidad estructurada, revisando, no tanto el entorno venezolano y sus relaciones ideológicas externas, cuanto la manera de analizar los dichos, hechos y sus resultados, no con ánimo de estirpar de raíz lo creado, sino transformar lo mal hecho en bueno por hacer, así como mejorar lo bueno realizado”.

Apoyos en que me sustento:

Para cumplir este cometido, me apoyo en:
A.- Ortega y Gasset, en su libro “La rebelión de las masas”. Desde mis años mozos me forjó una manera de ser ciudadana esta expresión: “Ser de la izquierda es, como ser de la derecha, una de las infinitas maneras que el ser humano puede elegir para ser imbécil: ambas, en efecto, son formas de la hemiplejia mental. Además, la persistencia de esos calificativos demuestran los hechos: “hoy las derechas prometen revoluciones y las izquierdas proponen tiranías”. En las revoluciones, intenta la abstracción sublevarse contra lo concreto, por eso es consustancial a las revoluciones el fracaso” (pág. 26-30).

B.- Juan Pablo II que señala: “ninguna ideología de izquierda o de derecha responden plenamente a las necesidades de los hombres y los pueblos:

B.1.- El capitalismo tiene la gran virtud de proteger las libertades individuales y el desarrollo de los diferentes talentos que Dios concedió a cada ser humano. Sin embargo, el mismo Papa señaló que el capitalismo “sin ser acompañado por el desarrollo espiritual del ser humano, puede convertirse en un vehículo que reduce la relación entre los seres humanos:
• a mera competencia por la sobrevivencia del más fuerte,
• al intercambio comercial y al consumismo;
• poniendo muchas veces a un lado los ideales de la caridad, la dignidad de
la persona humana que Dios imprimió en el alma de las personas de todas
las épocas,
• señalando que el comunismo era aún peor que el capitalismo.”

B.2.- El comunismo nació como una historia de la protesta del amplio mundo de los hombres de trabajo. En la encíclica Rerum Novarum el papa León XIII, afirma en plena efervescencia marxista que “esa medicina podía ser peor que la enfermedad”.

El comunismo proviene de una “civilización que siempre se reviste de estructuras de fuerza y prepotencia, sea política y/o cultural, para imponer a la humanidad entera tales abusos”. Y así el comunismo en nombre de un bien colectivo, meramente materialista, sacrifica el espíritu humano, las libertades y el talento de las personas para amoldarlo a una sociedad de iguales, sin importar si esto significa crear jaulas humanas de servidumbre.

C.- En la práctica de la vida real de los pueblos, es cierto, muy cierto, que detrás de las luchas ideológicas, muchas veces:
• se esconde el egoísmo y la ignorancia de los hombres y mujeres que las esgrimen
para ascender al poder, y cuando lo tienen…
• se olvidan de lo que fueron y prometieron, sacrifican a otros y no a ellos mismos para hacer prevalecer sus ideologías por encima de las protestas y de la Constitución;
• tenemos hoy, en Venezuela, muchos servicios públicos deficientes, calles y plazas de muchas ciudades desasistidas, demasiado desempleo, demasiada inseguridad, desmejora de la educación, imposiciones del pensamiento único, violaciones a la propiedad privada, destrucción del aparato productivo del país, la desastrosa reforma monetaria de los 5 ceros o sea la cantidad en Bs que Ud. tenga en cuentas bancarias o de ahorro dividido entre 100.000, etc…¿Donde fue ese dinero?…
• sin respuesta a los innumerables males del ciudadano venezolano: “el soberano”.

D.- La Constitución de la República de Venezuela…sistemáticamente violada.

E.- Por ello, haremos progresivamente una retrospectiva de dichos, hechos y resultados históricos, aclarando:
• el papel del gobierno: ente del Estado, ilimitado o limitado a/en sus funciones;
• el papel de los poderes dependientes o independientes, sobre todo, los Jueces;
• el papel de la Asamblea Nacional para crear “Códigos”, leyes buenas o malas, y controlar o no controlar al gobierno;
• el papel de los ciudadanos, que en base a la Constitución y los Códigos cumplen o no cumplen su función de uso y creación de riqueza, respetando o violando en extremo la propiedad privada y,
se sugieren:
• mecanismos de cómo reconstruir una democracia verdadera en Venezuela,
• integrando lo mejor de cada ideología en una síntesis que denomino: “Por y Para Una Democracia en Venezuela con Ética, Equidad y Justicia Social.”

Estructuración del contenido del texto:Intentar que a acción política quede centrada por la fuerza, en ideas de izquierda o de derecha, oficialista o de oposición, muchas veces impide que los gobernantes actúen en SERVICIO de los ciudadanos… pero, ello no impide que a la ciudadanía, en un Estado democrático, no se la prepare informándole de todas las formas del pensamiento político.

En función de lo expuesto, presentamos el contenido del texto en ocho partes y un Epílogo, desestructurando los dichos, hechos y resultados de la realidad vivida, aunque me reservo el orden en que saldrán a la web, no precisamente la numeración que sigue.

1ª.- La vida de Marx y el marxismo teórico.
2ª.- El marxismo real en la práctica.
3ª.- Los demo socialismos.
4ª.- El Estado del Bienestar.
5ª.- El socialismo del siglo XXI, en su esencia, y el socialismo bolivariano del s.XXI en la realidad de sus principios,hechos y resultados.
6ª.- La rebelión de las masas.
7ª.- Comparar las ideologías y prácticas de las partes 1ª a la 5ª, todas más o menos “estatistas”, con la democracia que aspiramos.
8ª.- Cambios en la ciudadanía y las instituciones. Cómo hacerlos, para vivir y disfrutar de la Democracia en Venezuela con ética, equidad y justicia social: “Ideas y un Modelo Civilista” para el siglo XXI.

Tras revisar, varias veces, mi plan de acción espero la ayuda y sugerencias de mis lectores y amigos, que me dieron sugerencias muy valiosas, que me convencieron más, que:

Ojalá los venezolanos, con la ayuda de Dios, respetemos el pensamiento pluralista de nuestros conciudadanos, avance la ideología de “centro de lomito”, para que los gobernantes y políticos, educadores, universidades y familias eduquemos a los venezolanos con un lenguaje llano y simpático, e informemos y les convezcamos de lo mucho que se podría mejorar a nuestros ciudadadanos y al país, con gobiernos limitados que sirvan a los ciudadanos

NOTA: Lea en GOOGLE la: “Declaración de los Derechos Humanos”

Juan José Ostériz

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios