#OPINIÓN Marlene pelando cebollas: El Experimento de Mamá-Sofía y el Romanticismo de Herder (Parte IV) #13Jul

Marcatonio Faillace Carreño | Ilustración: Victoria Peña |

<<Muchas veces sólo ayudaba esa niña engendrada  por la astucia y la casualidad, llamada suerte…>>

Gunter Grass

Las páginas blancas se convirtieron en libros, los libros en tomos, los tomos en diccionarios, los diccionarios en enciclopedias. De tanta pesquisa el océano a distancia sin pie ni cabeza no podía parecerse más a un poblado campo de cebolla que capa a capa e infinito y eterno era como ver con el ojo del Señor todo el cosmos y toda la creación de un solo empujón ¿cómo será mirar un multiverso?…

Los dioses saben pensó Sofía, entonces reapareció el Olimpo, la mitología griega y la filosofía de la naturaleza que reconocida como física a secas era la expresión matemática de los fenómenos naturales. Allí estuvo el inicio ante sus ojos de los tres ilustres filósofos de Mileto, Sócrates, Aristóteles, Platón, responsables de las raíces de la filosofía occidental. El vecino aconsejó leerse bien a Euclides, Pitágoras y Arquímedes. Nos contaba la leyenda y explicaba el Prof. Buendía, que Arquímedes de Siracusa, el más prestigioso científico del mundo antiguo, arrastrado por el entusiasmo fenomenal ante su invento de la ley de la palanca, habría exclamado, orgulloso y altivo <Dadme un punto de apoyo, y moveré el mundo>…

Al principio Sofía desatendía la relevancia de los griegos en todo eso hasta que supo de la proeza épica de Homero con la Ilíada y la Odisea, y sostuvo en sus manos un ejemplar que cambió a Marlene la noción holística del conocimiento filosófico y científico, y la importancia de los poetas helenos y los dramaturgos, Sófocles, Esquilo y Eurípides para ilustrar el melodrama o si se quiere la tragedia de la historia de la humanidad. Era perentorio incluir a la civilización Egipcia previamente a la grecolatina.

El Mundo de Sofía, es por mucho, el libro más ligero para ir y conocer el principio de la filosofía en la antigua Grecia dos mil años AC, y su influencia en el mundo occidental que un erudito inglés citó en la serie televisiva-BBC, El Triunfo de Occidente. Halló capítulos en Youtube del profesor vecino quien le grabó en el Cyber algunos al tiempo que daba un taller con las canaimitas de los chamos que ya crecían dejando las penas y las lágrimas del pobre, y les crecía igual el apetito de saber en la familia Flores, como era que apellidaba la mamá de Marlene, doña María Flores, a quien no conoció porque murió pariéndola pero entonces en su honor y en su amoroso recuerdo decidió usar su apellido materno de primero.

Su papá fue el señor José Villavicencio, o sea, Marlene se llamaba en la cédula, Marlene Flores Villavicencio. En broma, padre e hija se presentían como portugueses, donde al contrario de los países del mundo apellidaban con el papá segundo, y mamá primero, pues padre a decir nuestro, es cualquiera, pero asegura el taita José, que madre hay una sola. Sin embargo hay quienes tienen más de una madre que los crió, malcrió, o malparió…Al final del asunto, ya nada va dando lo mismo.

Con apenas 28 años el mundo de Sofía es también el mundo de Marlene, y por qué no, el de los hijos también, que pronto sabrán lo que es poco de tanto y que cuantitativo es relevante para mensurar y clasificar lo conocido, y cualitativo es esencial para saber y descubrir lo conocido de lo desconocido. El profesor alecciona enseñándonos que las capas del saber cansan el cuerpo, pero al pleno filósofo jamás. Con luz encendida en cuarto opaco aprende por qué el conocimiento es también más poder, por tanto más responsabilidad, y por qué el poder del conocimiento filosófico o científico, está en saber a ciencia cierta.

Mamá-Sofía volvía un paso atrás con los aportes de Sócrates y hallaba que no dejó obra escrita.  Inventó un solo método de aprendizaje, llamado la Mayéutica, técnica basada en preguntarse lo elemental, lo que supone duda como el acto base de la ciencia de acuerdo al planteamiento de la hipótesis nula, particularidad de investigación acorde a los cánones de la indagación moderna, tal como se le conoce por los científicos  actuales. Platón con sus Diálogos pensaba Mamá-Sofía le sonaba a Monólogos de la vagina, bromeaba auto calificándose de platónica, plutónica, y como toda mujer sana, putónica. Siguió con Aristóteles, donde la ciencia encontró intermediación con Academo padre de la Academia y lo Académico, cerrando a grosso modo en una de las tantas libretas a los papaítos de la filosofía occidental, los filósofos de Mileto, los más conocidos y citados de este lado del mundo.

A todo esto, Julio en su mundo de Julius cualquiera o como cualquier Bryce Echenique, no pudo estar más ebrio. El eminente escritor inca no podría serle más elocuente a Sofía para ir tras la huella del púgil cobarde. No paró de reír de madrugada con lo que leía a la sombra de la vela toda vez que lograba irse con la Diligencia. Aquél Jaque Mate silente que no debía saberse, y habría que fraguar sin que nadie se enterase de la verdad de la Diligencia, que será una venganza cruel sin misericordia y no un accidente irremediable.

Nada de eso, pensó. El único muerto de este brete iba a ser Julio en Julio. Revisaba cada vez que podía ver hacia la sala de cine a mirar si había llegado. Aquél último día fue la peor felpa, pero hoy Julio había pernoctado en la plaza. Para colmo de males, el brujo aceptó un convite del gobierno cubano como invitado especial al cumpleaños del presidente Miguel Díaz Canel extendido por el dictador, a quien envenenaba hacía rato con un bebedizo camarada-in. El tirano firmó personalmente la invitación con el mazo dando. Nada peor para un arrinconado Julio que rechiflaba sin la pócima del mago, a quien a su vez éste envenenaba por cobarde sin que el cobarde supiera. Brujo odiaba a Julio por enfermo y espantadizo, tanto como al asesino de su familia…otra forma retorcida de la magia del brujo para odiar a la humanidad entera y a sí mismo en plena oscuridad…De todas formas Marlene no volverá al catre, lecho nunca tuvo. Se propuso comprar cama, sábanas, cocina eléctrica, nevera, tv a colores, y un secreter con escritorio donde ir acopiando la biblioteca con obras de última cosecha de Marías, Murakami o el surafricano Nobel Coetzee e incluso Saramago u Osram Pamuk, entre otros laureados.

A Mamá-Sofía, los Nobel de Literatura eran los que más le daban los nudos de garganta pero nudos amables aunque los nudos de sangres por pagar de Julio no tendrían tiempo para abonarse a deuda como adelanto de pago de una muerte súbita. Marlene llegó a la tienda y Julio esperaba bañado tranquilo, como si no hubiera roto un plato. Casi desmaya al verlo. Pero guardó la compostura y el miedo. Recordó la libreta 105…el miedo mata la mente y en tal caso era mejor dejarlo por dentro y por afuera aparentar la paz de una noche de verano.

-Hola… Julio la saludó a lengua áspera porque no ha bebido caña brava en horas. 

-¿Qué haces por aquí? expresó Mamá-Sofía como si en nada hubiera cambiado su vida y fuera la misma de siempre, sumisa.

Recuperarte mujer, te traté mal, y me arrepiento. En la voz, un falso escondido tras un tono viperino, disimulaba la verdad, la de un aprehensivo traidor que odiaba no tener con quien calmar la ira. 

Eso no lo cree ni el Defensor de Pueblo y no sé como estoy viva o uno de mis hijos, que no imaginas cuánto han sufrido por su madre humillada a diario, sin merecerlo. Te di techo, familia, amor, hogar ¿y cómo pagaste?… Julio con cara de contrito trata de dar una imagen que sabe no era parte de su proceder. Doña filo-Sofía, la neo-cuántica no cae tan fácil ante el embustero que ignoraba estaba siendo un propedéutico aspirante a Zombi con futuro sin futuro.

Julio tomó aire, se levantó y desde la puerta del local le dijo ¡veré como hago! Se fue a la plaza a ver goajiras y a la cervecería a tomar Pilsen y pasar la rabia de no poder golpear a su ex con la saña usual.

Eso tiene que cambiar. Voy a cobrarme todo, se dijo Julio, y si no quiere conmigo, no puede querer con nadie. No voy a dejarlo así. O mía, o no es de nadie. La felicidad de Sofía no es precisamente el mundo que le deseaba, y menos lo esperaría del infeliz que es él. Entendiendo eso, tomar la decisión de callarla no era osado. Ese plan no era para nada raro, solo evidente, por no decir demasiado previsible.

Desde la barra del Gallo Felón, el mundo de Sofía va contra la pared al entender que ese hombre viene tras ella y no reculará en el intento. Se puso lívida pero no tuvo el usual miedo de la ignorancia, hoy refuerza el saber con la familia del conocimiento para vigorizar a la Diligencia, pero sobre manera a su cambio a la nueva vida hasta que uno de los dos abandone el plano de los seres vivos, y sea recubierto en la inmortal quietud de la oscuridad y la nada.

Pasamos carnaval en San Felipe y visitamos un lugar místico en la montaña con espejos de agua, sotos sepultados en una tarima de agua límpida, que iban derechito al filme de Avatar. Los seres extraños fuimos hasta su predio. En la costa observamos arena que incitaban meter los tobillos en el cristal licuado y esperar a los peces podólogos remover los parásitos entre los dedillos de cada pie.

Con el tiempo la práctica de lo místico permitió entrarle a la evolución y la selección natural con el librito prestado por el hippie pegajoso sobre el Beagle y los viajes de Darwin y Alfred Wallace dos originales científicos británicos que revelaron al mismo tiempo en dos lugares apartados la misma teoría de la evolución y el mecanismo de selección natural a través del que se expresa, con el predominio del entorno, mal llamado medioambiente, que moldea y modela en el gen o cromosomas, las características somáticas y funcionales de cada ser vivo. Sorprendente. Quedó para el baúl de preferidos de Marlene

Darwin no aclaró a ciencia cierta cómo las características se trasmiten en individuos hasta años después que se descubrió cómo el material genético a través del cromosoma ubicado en el núcleo celular, con el gen en rol estelar, y sus nucleótidos-ácidos nucleídos en la reproducción, determinan la morfología y fisiología de cada ser vivo del planeta y por tanto hablaba finalmente de la decodificación del genoma humano con el proyecto HUGE-HUGO, el hallazgo que sería el acierto más importante de la ciencia y biotecnología de estos nuevos tiempos. Clonación y la oveja Dolly comienzan por ser pasado y presente.

Exhausta, Ávatar no hubo falta que resurgiera. Desconcierto, desaliento, se crea acopio de no-se-que-es-eso ¿Herencia, influencias del entorno?, pronto se preguntó. La mayéutica tropezó a Sócrates en El mundo de Sofía, de Gaardner, en el esfuerzo de Mamá-Sofía, en el vacío de Marlene, en lo cuántico de Doña Flores, de cómo ese pleno armónico musical femenino suyo, cuan poco le ha durado melodioso.

Sobre el madero montado en guacales para cambur, la libreta rebosante de datos está a punto de colapso, pero eso mismo teme que le suceda a uno o a ambos antes de la secreta Diligencia porque nada entonces sucedería como debería de ser ¿Debe salvar la Diligencia?¿Qué consecuencias tendrá? ¿Existe un dios? MOS aparece cada vez que fe y religión cruzan el campo de las libretas que van por decenas. Tuvo que unir la pizarra para marcador de agua que obsequió recién el profesor Ramiro Buendía. Jostein Gardner, escribe en una nueva libreta sólo para Historia de la Filosofía. En verdad trata de ir tras un abstracto que ajuste el tiempo con lo básico en un espacio portátil, si es que eso tiene sentido y es factible.

Abrió la hoja índice y luego fue a casa del profesor Buendía. ¿Tendrá sangre del Gral Buendía de Macondo? Escogió con Buendía el significado de su curiosidad con la pertinente directriz del sentido común. La lista enumerada apareció en resaltador amarillo y entró en los ojos, en las arterias, en el éter de la neurona, en la ecología mental como saetas que la notaban menos pela-gajos y más reflexiva y afilada.

Puso en helénico orden, Sócrates, Platón, Aristóteles. Arriba tituló a los griegos los filósofos de Mileto o la naturaleza. ¡Ah!, por eso la nominación moderna de la física, antiguamente conocida como filosofía de la naturaleza. La conexión de eventos y entrega, soportó acoplar al departamento Helenismo, dos puntos, Atenas. Demócrito, otros. La teoría atómica asomada tras bambalinas daba luz al modelo del átomo. Demócrito, es sin dudarlo, la bomba atómica precursora de la tabla periódica de los elementos del químico genio ruso, Dmitri Ivanovich Mendelev… continúa escribiendo…

Helenismo dos puntos, escuela filósofo-AC (colocó la marca en eje cartesiano a la izquierda del Cero), religión, ciencia, cínicos, estoicos, epicúreos, neo-platismo, misticismo. Calca sin pausa pero sin prisa… Atenas dos puntos. Democracia, Ágora, Cicerón, Tácito. Dramaturgia dos puntos… Píndaro, Sófocles, Esquilo. Y así fue formando un esquema de ubicación cronológica. Del eje cartesiano, a la diestra del cero-DC mantuvo la norma, 2 Civilizaciones, dos puntos, indoeuropeos, semitas, Israel, Jesús, Pablo, Credo. Períodos dos puntos (marca cada una en eje horizontal) XEdad Media. YRenacimiento. ZBarroco. Personajes, emblemas dos puntos, Descartes, Spinoza, Locke, Hume, Berkeley, Ilustración, Kant, Romanticismo, Hegel, Kierkergaard, Marx, Darwin, Freud, Época actual ¿De la ruina construí mi edificio? Resaltadas en amarillo escribió material resumen filosofía científica.

Meses pasaron y Julio no aparecía. Mientras tanto Marlene atendía los trabajos, los niños y los estudios con resistente dedicación y entusiasmo de Wonder Women. Marvel era revulsivo para aplacar la salud de los muchachos de recreo y esparcimiento entretenido. El brujo asesino como lo conocen en Catia no daba señales de vida tampoco desde que abrazó la invitada a la Habana del Mazo Dando de Dios-dado calvo, pero Cristo tenía melena y era un melenudo, y no una falsa deidad como Dios-dado.

Tomó el librito La piedra que era Cristo de MOS y verificó que Jesús poseía el pelo trigueño en rulos estirados al hombro. Total, no había peluqueros en Jerusalén y en Cataluña verdean los acueductos romanos pero nada de estilistas grecolatinos. Revisó los fragmentos y subrayó unos antes de desmenuzar al azar intríngulis del caos detonador de todo informal alegato apuntado en el directorio.

La idea de revancha tomó otro matiz en Marlene a medida que los oriundos de Mileto irrumpían con su filosofía, comenzando a influir en dicción, en prudencia, en esfuerzo de interpretación, en la idea que la ciencia es una concepción humana ¿reflejo de la heredad y del ADN sapiens? que cambió al mundo occidental tanto como la actividad de toga y birreta virtual en la neo- mujer maravilla. La libreta con nombre propio abrió página con personajes, movimientos y eventos históricos ignotos por la mayoría en lides del saber. El patrón decisivo había sido caos. Recordó escoger lo primero que apuntara el índice y leyó romanticismo, procedió a subrayarlo y ponerle número…

El Romanticismo y Herder

<<El camino secreto va hacia adentro>>

Jostein Gardner

La filosofía de la naturaleza de Romanticismo tiene aspectos aristotélicos y neoplatónicos, pues Aristóteles tenía una visión más orgánica del proceso natural que el materialista mecanicista. Marlene notaba en un rapto de epifanía que la naturaleza es todo, desde la planta abriendo en pétalos o un trovador declamándole al mundo amor.

El romanticismo, según Herder, (1744-1803) historiador-filósofo, en el transcurso de la Historia (anota Marlene- congruencia in situ) se tipifica por contexto, crecimiento y orientación. Sonó a magnitud, dirección y sentido del profe Buendía. El mayor aporte del romanticismo fue la perspectiva dinámica de la Historia, porque la concebía como un proceso y no como los filósofos de la ilustración que a menudo habían tenido el enfoque estático de la Historia.

Marlene seguía Imantada. Señalaba Herder y marca a Sofía como a un becerro, cómo toda época histórica que mantiene valores, cada pueblo posee particularidades o (alma popular) y es el romanticismo quien contribuye a reforzar esos sentimientos de identidad de cada una de las naciones. Se conoce grupos Nórdicos que iban por el país almacenando literaturas del pueblo. Marlene, enredada como kilo de estopa terminaba de complicarse con un resumen del romanticismo demasiado apretado.

Sin embargo sigue echándole pichón y escribe… `Los románticos entendieron el alma universal como el yo que crea cosas al mundo. Fitche señalaba que la naturaleza viene de una actividad imaginativa superior inconsciente y Schelling afirmaba que el mundo está en dios, y dios tiene su lado oscuro, y por eso que sólo un ángel puede revelarse contra dios y aunque lo que somos, decimos y hacemos, emana del altísimo, porque somos él, nunca sabremos nada de éste. Nos han mentido en la caja de más adentro, ¿qué será la caja de más adentro? La mayéutica llegó a perseverar y trascenderlo todo... Marlene especula lo que escribe que somos conciencia de otra persona. No tenemos alma propia, somos el alma de otro. Analiza que encuentra un camino filosófico conocido donde Berkeley y Schelling hubieran parado la oreja o como dice Jostein, aguzado el oído.

Mientras tanto Julio va a la plaza luego del turno vespertino como guachimán del cinematógrafo. De un tiempo para acá se hizo carpa con las guajiras. Un quid pro quo. Él las cuidaba de posibles intrusos y ellas daban calor de hembra y madre aborigen, maracuchas de las zonas del Catatumbo capaces de matar por sus connaturales. Julio va en busca del amigo de alevosías del brujo apodado el chinche porque se cosía a la víctima como un zurcido invisible, siempre señoras y abuelas, nunca niñas o jovencitas.

En el código de corte malandra se paga con muerte súbita quien viola o mata a un o una menor. Y si es una neonata el decapite es inminente para usar del interfecto la cabeza como balón de futbolito en la II copa de balompié del penal presidiarios por la paz.

Brujodedor expone la leyenda del código de corte malandra junto al trago secreto clasificado para lentes oscuros y sonrisa sombría, juntura del empapado labio temblón sin síntoma dental. Sin planear nada y con la rasca de dos Rompe Huesos, Chinche y Julio, con la venia de brujodedor acabado de llegar de Cuba, se fueron a Maracay. Edo. Aragua, a matar un tigrito y no precisamente un Tigrito de Aragua.

Nadie sabía, ni él mismo tampoco, que el tigrito que mataba era la propia madre que lo parió, pero él cree que es la tía, y la odiaba porque odiaba a las mujeres, y a sí mismo. Quiso ser afecto pero no pudo. Tenía una inclinación homosexual de closet. La niña Tomasa descubrió al brujo dándole contra la pared y oía gritar al Julio ¡ay dios! que como cualquier mujer de vida loca, hacía de la suya tras el portón trancado y las piernas abiertas, con el órgano enorme del brujo entrando abastanza por la puerta trasera.

Por eso Julio odiaba tanto, pues al fondo, no es más que una bailarina fracasada. Marlene nunca supo porqué Buendía mantuvo al margen el secreto de Julio pero si comprendió por qué éste amenazó a Tomasita si se iba la niña de boca floja. Ya agotada de un día más de filosofía y truhanes, Marlene colocó a pulso el lápiz sobre la libreta, y se dispuso a soñar despierta antes de quedarse dormida sin darse cuenta que vivía dividida en 2 universos al mismo tiempo pero en 1 solo cuerpo…Marlene y Mamá-Sofía. Toda una dama cuántica, es decir, toda una Wonder Women

Marcatonio Faillace Carreño

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios