Tanques de almacenamiento de Pdvsa están en estado crítico

María Josefa Maya Rnrunes | Foto: Cortesía |

Debido a las dificultades para colocar petróleo en el mercado internacional y al deterioro de Petróleos de Venezuela S.A, la producción de petróleo ha disminuido hasta llegar a producir solo 300 mil barriles diarios para el segundo trimestre de 2020. Según la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en 2019 se reportó un descenso en la producción petrolera, pasando de 1,1 millones a 768.000 barriles diarios.

Sin detener la producción y en lugar de procesar el petróleo en las refinerías, Venezuela se ha visto en la necesidad de acudir al almacenamiento de crudo en tanques petroleros, tanto en tierra como en el mar. 

El ingeniero químico Fernando Morales, explicó que detener la producción de un pozo de petróleo ocasiona un daño en él. Además, rehabilitarlo puede ser muy costoso, incluso es posible perder el pozo cuando se detiene la producción por un tiempo considerable.

Morales aseguró que incluso en caso de que ocurra un derrame petrolero, lo último que se hace es apagar el pozo, por los daños que se pueden ocasionar en él. 

Eudis Girot, director ejecutivo de la Federación Unitaria de Trabajadores Petroleros de Venezuela (FUTPV), aseguró que la composición estructural de los tanques no está diseñada para almacenar durante tiempo prolongado el petróleo. “Puede estar máximo dos meses almacenado. Lo que pasa es que en una actividad petrolera normal no es común almacenar crudo por tiempo prolongado”, dijo. 

Girot indicó que en Venezuela existen dos tipos de tanques los de tapa flotante, que contienen una tapa que a medida que el petróleo va bajando la tapa baja con él y los herméticos, que a medida que se va llenando y la lectura indica hasta dónde llega su capacidad. 

Los tanques son cilíndricos y tienen capacidad para 50 mil barriles hasta 250 mil barriles. 

Almacenamiento por tiempo limitado

Eudis Girot aseguró que todos los tanques de almacenamiento de Pdvsa se encuentran en estado crítico por falta de mantenimiento y por almacenamiento del crudo durante tiempo prolongado.

“La composición estructural de esos tanques no está diseñada para almacenar petróleo durante tiempo prolongado. Puede estar máximo dos meses almacenado”, aseguró Girot.  

Para almacenamiento de largo plazo se usa otro tipo de tecnología. Según un artículo de la BBC, la Reserva Estratégica de EE.UU. consiste en una serie de cuevas revestidas de sal, para proteger mejor los barriles de crudo. Las cuevas están ubicadas en los estados Luisiana y Texas y tienen capacidad de almacenar 700 millones de barriles de petróleo. Se estima que el mantenimiento de la reserva supera 200 millones de dólares al año. 

Por su parte, China ha construido tanques en distintas zonas del país. De acuerdo a un informe oficial entregado en 2009, China tendría planeada la construcción de al menos 16 depósitos en distintas regiones. BBC reseñó que en abril de 2017, se estimaba que China podría tener una capacidad de almacenamiento de 500 millones de barriles.

En el caso de Venezuela, el director de FUTPV explicó que usualmente el petróleo se extrae, se coloca en un tanque, y el tiempo que pasa allí es mientras los barcos llegan para cargar. “El almacenamiento de crudo por un tiempo prolongado puede ocasionar que se produzca sedimentación y deformación de los tanques, por lo que pueden romperse y descalibrarse. No se tiene el petróleo seis meses o un año dentro del tanque”, dijo. 

Otro de los daños, que según Girot, podría ocasionar el almacenamiento por mucho tiempo es la pérdida de espesor de la tapa. “Los tanques tienen una empacadura para que los gases emitidos por el petróleo no salgan a la superficie. Al pasar tanto tiempo allí, la empacadura va perdiendo su composición física y los gases comienzan a salir al ambiente. Lo que causa que los tanques a su alrededor estén llenos de gases de hidrocarburos y que con cualquier chispa se corra el riesgo de que ocurran incendios y explosiones”, señaló.

almacenamiento de petróleo

De los pozos hasta los buques

Desde que el petróleo se extrae de un pozo hasta su destino final, ocurre un proceso continuo. “Los pozos conducen el petróleo por tuberías hasta las estaciones de producción o de flujo que sirven para acopiar la producción y tratarlo: para separarlo del agua, el gas y los sedimentos. Luego, se debe bombear desde allí por una tubería más grande a una estación de mayor tamaño como un patio de tanque, lugar donde se recibe el crudo de un sector o de un campo”, comenta Fernando Morales.

Una vez que el petróleo llega a los tanques, estos se llenan y de ahí surten los diferentes buques que exportan el petróleo. Eudis Girot explicó que cuando el crudo llega a los tanques de almacenamiento, debe decantarse durante 24 horas y luego se procede a extraer el agua. El agua se drena a través de una válvula para que quede solo el petróleo almacenado. 

Luego de drenarse, el agua pasa a una planta de tratamiento porque son aguas agrias, es decir, que tienen alto contenido de azufre y de metales pesados como mercurio y aluminio. “Son aguas muy dañinas por lo que no se pueden disponer al mar ni a la tierra”, dijo.

El director de FUTPV indicó que luego de ser tratada y condicionada, el agua puede reciclarse como servicio o disponerse al mar, ya que los metales pesados fueron desprendidos. 

“Ese proceso ya no se realiza en Venezuela debido a que todas las plantas de tratamiento están dañadas. Ahora lo que se hace es que almacenan el petróleo en el tanque, abren la válvula, y el agua la disponen en la tierra y al mar sin tratarla”, afirmó Girot. 

Los derrames petroleros no inician en los tanques

En el caso de los derrames petroleros que han ocurrido en la refinería El Palito, estos se han originado en la fosa residual de la refinería. 

Eudis Girot señaló que las fosas residuales son lagunas de lastres que se utilizan para colocar todos los desechos de las refinerías. “En el caso de El Palito, cuando hay una paralización de planta, el producto que se tiene debe desalojarse de la planta, por lo cual se dirige a la fosa residual”, dijo.

Las lagunas de lastres tienen unos separadores que divide el agua y el petróleo, el petróleo luego es recogido por unas bombas de achique para ser llevado a un tanque de lastre, que sirve como depósito para los productos que caen en la fosa. “Puede caer crudo, gasolina, diesel, gasoil, cualquier tipo. Cuando la planta vuelve a estar operativa, ese producto se recicla y es procesado”, afirmó el director de FUTPV.

“Todas las lagunas de Pdvsa están destruidas por eso es que hay tantos derrames petroleros”, dijo. 

Más información en www.runrun.es

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios