¡Orgullo! La poeta venezolana, Yolanda Pantin, gana el Premio García Lorca #15Oct

José Enrique Arévalo con información de ABC | Foto: Cortesía |

En momentos de tanta dificultad para los venezolanos, es necesario observar a nuestro alrededor y en otras fronteras, para encontrar aquellas noticias que llenen de orgullo, alegría, esperanza y ánimo.

Es así como se puede valorar lo logrado por los venezolanos en otras latitudes, quienes se encargan de dejar en alto la bandera del país. Este es el caso de la poeta venezolana Yolanda Pantin, quien se convirtió en la decimoséptima ganadora del Premio Internacional de poesía Ciudad de Granada Federico García Lorca, el cual reconoce las obras poéticas del mencionado autor, quien es destacado como patrimonio cultural de la literatura hispánica.

En una entrevista concedida al diario ‘ABC‘ de España, Pantin contó que al enterarse de la premiación “estaba en shock”, ya que eran las 7 de la mañana y aún no había iniciado las actividades del día, por lo que significó una grata sorpresa para ella. “Es una noticia extraordinaria para mí, estoy muy emocionada. El impacto fue tremendo porque me resultaba absolutamente increíble, no sé ni quién me ha postulado ni nada“, comentó.

Incluso, mencionó que dicho premio significa un “rescate” para todos los poetas venezolanos, y además, exclamó que nunca pensó tener un reconocimiento tan alto.

Le preguntaron sobre su afirmación de “un rescate para todos los poetas venezolanos”, y dijo que junto a ella “va una tradición literariano soy una voz aislada, son mis lecturas y mis contemporaneos, mis poetas mayores, conmigo vamos todos“.

De hecho, indicó que conversó con una amiga poeta durante la mañana y le contó sobre su premiación, a quien le aseguró que estaban juntas: “En mi primer libro de poemas había un epígrafe suyo. Mi voz arrastra otras voces. Mejor dicho, las lleva consigo“, comentó Pantin.

Por otra parte, la poeta venezolano contó que con este premio, siente que logra cerrar un círculo en su carrera: “Empecé a escribir con 24, ahora tengo 66. En este recorrido, del primer libro al último, algo se cierra y hace un nexo muy firme, y este reconocimiento es a ese camino tan largo y a esa insistencia”.

También dejó en evidencia que está orgullosa de todos sus procesos, escritos y experiencias, ya que reconoce que todo esto formó parte del camino que la llevó a ser lo que al día de hoy: “Son muchos años y muchas páginas escritas, demasiadas quizá, pero no me arrepiento de nada porque la constancia ha sido la búsqueda y en la búsqueda uno puede equivocarse y meterse por un camino que no es, meterse luego por otro camino… Todo tiene sentido en la vida. Los tropiezos, los balbuceos, los hallazgos… La poesía ha sido una herramienta de exploración interior. Parece tonto pero no es tan fácil“.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios