#OPINIÓN Se busca un Emprendedor: Desarrollando su inteligencia interpersonal (Parte II) #27Oct

Italo Olivo | Ilustración: Victoria Peña |

“La Inteligencia Interpersonal es un conjunto de aptitudes que un individuo pone en práctica en los vínculos que establece con otras personas. Su objetivo primordial es entender a los demás, basándose en la empatía y en la armonía con los semejantes“

Howard Gardner

Para la inteligencia interpersonal es básica la capacidad de dar y recibir información sobre las reacciones originadas por una situación concreta, sin crear malestar ni sentir disgusto. Esta información debe ser de ayuda para el que la solicite, esto es, descriptiva, específica, oportuna, práctica y no culpabilizadora. Igualmente, es aconsejable que se acostumbre a pedir opiniones: si no recibe esta información, es como trabajar a ciegas, pues siempre le quedará la duda de lo que la otra persona piensa de usted. Para animar a los demás a darle estas respuestas, debe darles tiempo para organizar y expresar sus ideas, y escuchar lo que le digan sin prejuicios.

Motivar a los demás para que actúen es una de las claves de la inteligencia interpersonal. Para situarse en una posición de mando, debe convertirse en el tipo de persona capaz de conectar con los otros, descubrir sus necesidades y establecer un dialogo entre lo que ellos necesitan y lo que usted puede ofrecerles. Reducir la resistencia al cambio y elaborar argumentos atrayentes también son cualidades necesarias.

La gente que destaca por sus cualidades interpersonales es excepcional en la resolución de conflictos. La clave estriba en saber identificar la raíz del problema y ponerla de manifiesto, prescindiendo del entorno de tensiones que se produce en toda discusión, lo cual es extremadamente difícil cuando hay miedo o ansiedad. Además de definir los términos del problema, es imprescindible ir un paso más allá y determinar las necesidades de todos los implicados, con el fin de lograr una solución.

El trabajo en equipo es todo un reto para la inteligencia interpersonal. Todos conocemos alguna situación que implica trabajar en equipo, ya sea en nuestra vida laboral o personal. Formar parte de un grupo es estimulante, ya que se reduce el control personal que usted tiene sobre los resultados, pero al mismo tiempo todos participan en el logro obtenido, aunque también puede ser muy frustrante, por lo difícil que es convencer al grupo de sus opiniones. Trabajar en equipo requiere habilidades muy especiales, como la capacidad de complementar distintos estilos de trabajo, coordinar los esfuerzos de cada participante evitando que se sientan presionados, y cultivar el consenso en el grupo.

Por otro lado, la gente que posee cualidades interpersonales es flexible y adaptable; comprenden que no hay una persona igual a otra. Una de las formas de salir de una situación estancada es cambiar la manera en que se actúa. Aquellos capaces de salirse del camino establecido son los que tienen éxito en sus relaciones, y mucho más si eso les ha sido útil en determinados momentos. Se trata de hacer las cosas con una aproximación nueva y diferente. Esto, por supuesto, es arriesgado, así́ que es importante no jugársela irreflexivamente, sino sólo cuando sea preciso.

Definitivamente, las habilidades para la inteligencia interpersonal son las herramientas que necesitará para establecer y mantener relaciones fuertes y solidas con todos los que le rodean, desde un perfecto extraño hasta su pareja más intima. Descubrirá́ que estas habilidades encajan a la perfección, casi como las piezas de un juego de mecano, y que *cada *una de ellas es la base de la siguiente. Terminará por considerarlas clave para reconstruir y desarrollar relaciones que no siempre alcanzaron los niveles de satisfacción deseados.

Italo Olivo

www.iolivo.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios