El Tiempo: Desinfectar zapatos y otros protocolos que no sirven contra la COVID-19 #11Feb

El Tiempo | Foto: Cortesía |

Tras 11 meses desde que llegó el coronavirus y más de un año de hablar insistentemente sobre su dinámica y su transmisión, algunas medidas que se creían válidas para contenerlo han dejado de tener consistencia científica, pero se siguen usando por doquier.

De acuerdo a una publicación de El Tiempo de Colombia el infectólogo Carlos Álvarez asegura que estos métodos ineficaces se deslizan hacia percepciones de falsa seguridad o son distractores frente a medidas que sí son efectivas.

Toma de temperatura

Los hallazgos desde el plano epidemiológico han demostrado que la toma de temperatura en lugares públicos es una medida poco efectiva.

Según el infectólogo Carlos Álvarez, esta toma de temperatura no permite identificar con certeza señales de infección por COVID-19 porque muchos portadores del virus son asintomáticos. Y en otros casos, el proceso no se registra con criterios técnicos ni por personal capacitado y tampoco hay claridad sobre la calibración del instrumento.

Limpieza del calzado

A juicio del también infectólogo Carlos Pérez, no hay razón para pensar que la contaminación del calzado sea fundamental en la transmisión viral. De hecho, expone que se ha demostrado que es poco probable que el virus sobreviva por largos períodos en el suelo.

Álvarez, por su parte, llama la atención en que muchas personas dedican más tiempo a la limpieza de calzado que al lavado de manos, una medida que sí elimina efectivamente el virus.

Aspersión de químicos

También se volvió costumbre rociar químicos o alcohol sobre la ropa y, peor aún, sobre las personas, bien a través de aparatos de aspersión, atomizadores manuales o con cabinas.

El Ministerio de Salud de Colombia desestimó esta última práctica hace meses y alertó que podría prestarse para afectaciones en la salud si los químicos usados no han sido aprobados para utilizar en humanos.

Sobre la desinfección en ropa, Álvarez aseguró que podría aplicarse exclusivamente en sitios donde exista alta concentración viral (hospitales y conglomerados), bajo medidas muy rigurosas de vigilancia, pero no para el uso cotidiano.

Desinfección de vías

Los hombres que “fumigan” espacios públicos e incluso edificios residenciales tampoco tienen ninguna utilidad, según coinciden Álvarez y Pérez quienes reiteraron que los mecanismos de transmisión viral ya están muy bien definidos y no se afectan con la aplicación de estas medidas.

Ropa antifluidos

El uso de este tipo de vestimenta no tiene utilidad definitiva contra el virus pero sí es necesaria en áreas hospitalarias o donde haya alta concentración del coronavirus bajo protocolos específicos de manejo, recambio y disposición final, asevera Pedro Cifuentes, experto en salud pública. “Para manejar pacientes infectados, esta ropa resulta indispensable, pero se debe tirar tan pronto termine la actividad”, afirma.

Las medidas que sirven

Carlos Pérez sostiene que sí se ha comprobado que ventilar bien los espacios cerrados es una medida muy efectiva. “Abrir una ventana o una puerta en un espacio cerrado puede actuar contra el virus de una mejor manera que todas las otras, que parecen más teatro. La ventilación es una medida cardinal en el control de la dispersión viral”, asegura.

A su vez, Carlos Álvarez insiste en que estudios rigurosos han demostrado que el uso universal y adecuado de tapabocas eficientes disminuye la transmisión del virus en un porcentaje muy elevado.

Los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de Estados Unidos (CDC) acaban de actualizar sus guías y recomiendan tapabocas de varias capas bien ajustados, y en caso de que no sea posible dejan claro que dos mascarillas (una quirúrgica y encima otra de tela) resulta útil, pero de ninguna manera se recomienda de manera general doble tapabocas.

El lavado permanente de manos con agua y jabón, la distancia física de mínimo metro y medio en todas las actividades de la vida cotidiana, reducir las reuniones con personas con las que no se cohabite, son también medidas efectivas, señalan los especialistas.

Frente a la desinfección de superficies, Álvarez recomienda que se haga de manera rigurosa cuando se sospeche que infectados o sospechosos entraron en contacto con ellas. Frente a domicilios que se reciben, los expertos siguen recomendando su limpieza.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios