Más del 60% de la producción de GLP era desviada a red de corrupción de Pdvsa Gas Comunal

Correo del Caroní |

Detenciones recientes desmantelaron una red que operaba en Pdvsa Gas Comunal, que vendía las bombonas con sobreprecio y desviaba más del 60% de la ya escasa producción de gas licuado de petróleo. El pasado 4 de febrero el Ministerio Público comunicó el arresto de tres gerentes de varias plantas de llenado y del presidente de Pdvsa Gas Comunal, Jacob Grey.

La red presuntamente manejada por Grey traficó unos 10 mil barriles diarios de GLP, lo que representa 66,6% de la producción. Además vendían los cilindros de 10 kilogramos a $10 cada uno, lo que equivale a un sobreprecio de más de 50 mil por ciento, pues una bombona a precio oficial cuesta $0,02.

En 2019 la demanda de gas licuado del petróleo (GLP) era de 68 mil barriles diarios. En ese momento Petróleos de Venezuela (Pdvsa) apenas pudo despachar 15 mil barriles por día, lo que provocó un déficit de 53 mil barriles.

Con las sanciones petroleras de ese año las importaciones se vieron afectadas y la escasez de hidrocarburos se agudizó en el país.

Un reporte de Argus Media señala que la red de Jacob Grey se abastecía de ese hidrocarburo en el complejo criogénico de Pdvsa en Jose, que solo produce alrededor de 15 mil barriles diarios, pese a tener una capacidad para generar 200 mil bd. Las otras fuentes de GLP de Pdvsa, incluidos los campos de gas natural y sus refinerías, ya no aportan al mercado.

Jacob Gray fue asignado al cargo en septiembre de 2020, después de un rápido ascenso en el movimiento juvenil del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV).

“Gray estaba robando dos tercios de la producción deficiente de propano de la planta criogénica justo en las narices de los departamentos de seguridad interna de Pdvsa Gas”, dijo a Argus un asistente del fiscal general Tarek William Saab. La fuente de la Fiscalía también apuntó que no descartan que más personalidades importantes de Pdvsa estén involucradas.

En las primeras detenciones, el Ministerio Público reveló que llegaron a esa red tras el arresto de Adán Contreras, propietario del galpón Maracay Gas 2020; donde vendían bombonas de gas en dólares y no poseían los permisos necesarios para almacenar, distribuir y comercializar gas doméstico. En el local incautaron 4 mil cilindros de distintos tamaños, así como siete vehículos tipo camión y un teléfono celular.

Posteriormente, el 10 de febrero, la Fiscalía detuvo a Catherine María Esté Rodríguez, directora de Articulación Institucional y Política de la Presidencia de Pdvsa Gas Comunal, por también ser parte del grupo liderado por Grey.

Esté Rodríguez “movilizó y entregó sin el consentimiento de la empresa Emcomersa, que tiene en comodato los vehículos destinados a la distribución de Gas en Mérida: cinco cisternas, dos camiones y un chuto a la empresa de servicios Transporte Lombardo para realizarle unas supuestas reparaciones”, según una nota de prensa del organismo.

Toda la infraestructura de producción, extracción, almacenamiento y distribución de gas operada por Pdvsa y Pdvsa Gas se ha deteriorado debido a una falta total de mantenimiento preventivo desde al menos 2008”, afirmó un funcionario del Ministerio de Petróleo al portal especializado en temas energéticos.

Cerca de dos tercios de los 15 millones de bombonas de GLP del país se consideran inseguras, según datos de ese ministerio.Venezuela fue autosuficiente en GLP hasta 2009-10, a partir de entonces se vio obligada a comenzar a importar el producto principalmente desde Estados Unidos, hasta que las sanciones de enero de 2019 bloquearon el acceso a los proveedores estadounidenses. Hoy la nación enfrenta un déficit en todos los combustibles, en especial de GLP y de gasolina.

Más información en www.correodelcaroni.com

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios