#COLUMNA Soliloquios de café: Las plagas bíblicas #6Jun

Maximiliano Pérez Apóstol | Foto: Cortesía |

Las diez plagas de Egipto, conocidas simplemente como las diez plagas o las plagas de Egipto, es un relato religioso que, según el Antiguo Testamento y la Torá, cuenta como el Dios hebreo infligió a los ciudadanos del reino de Egipto una serie de calamidades, con el fin de que el gobernante dejara libres a los esclavos hebreos y les permitiera salir de la nación.

La historia se encuentra en el libro del Éxodo. Este libro describe cómo dos caudillos hebreos, Moisés y su hermano Aarón, en distintas audiencias concedidas por el faraón, le informan que Dios les castigaría de manera sucesiva con diez grandes males que caerían sobre Egipto, si este no accedía a las pretensiones de la deidad.

De acuerdo al relato, Egipto enfrentó los diez males presagiados, siendo el último el que permitió a los hebreos abandonar la nación.

I – Conversión del agua en sangre / II – Invasión de ranas /III – Piojos /IV – Moscas /V – Peste del ganado / VI – Úlceras / VII – Lluvia de fuego y granizo / VIII – Langostas y Saltamontes / IX – Tinieblas / X – Muerte de los primogénitos de Egipto.

FUENTE WIKIPEDIA.

¿Cuáles plagas podría decirse que se han lanzado sobre Venezuela, la tierra bendita por el Todopoderoso llamado Dios, donde hemos tenido el libre albedrio de destruir todos los privilegios concedidos por él? 

El Edén del mundo, dotado de riquezas naturales, hasta ahora incuantificables, es la región donde sus ciudadanos hemos sido sometidos a situaciones inhumanas insoportables.

I – La desnutrición, que deteriora la calidad de vida y la salud. / II la hiperestaflación que demuele el poder adquisitivo de los ciudadanos imposibilitándoles cubrir sus necesidades básicas: alimentos, vestido, vivienda, educación, sistemas de transporte, etc. / III el desabastecimiento de alimentos y medicinas o la imposibilidad de adquirirlos por su alto costo. / IV El desastre en el sistema eléctrico que ocasiona la destrucción de electrodomésticos, maquinaria, equipos, y atenta contra la vida de enfermos que utilizan esta energía para sus aparatos, como son: los respiradores mecánicos y ocasiona daños colaterales a niños y ancianos cuando, por ejemplo, se quedan encerrados en un ascensor hasta altas horas de la noche o pernoctan completamente en ellos. / V La escasez de combustibles (gasolina, gasoil y sus derivados), que devasta al sistema de transporte privado y público, así como paraliza la producción agroalimentaria.VI La delincuencia poseedora de armas de última generación, incontrolada, e impune, que atenta contra la vida y las propiedades de ciudadanos indefensos. VII La inseguridad jurídica y personal. VIII Las invasiones, confiscaciones, expropiaciones, expoliaciones efectuadas en inmuebles y predios en completa producción y con propiedad legalmente demostrada, flagrancia demostrativa de la violación de elementales derechos humanos. IX La insalubridad, destrucción del sistema de salud, del sistema recolector de los desechos sólidos (Aseo urbano y Domiciliario) que contribuye a la proliferación de ratas, moscas, zancudos, cucarachas, caracoles africanos y toda clase de alimañas y, el pésimo suministro de agua potable, todo en época de la pandemia que azota a la humanidad y en la cual se publicita la imperiosa necesidad de la asepsia.

XX LA diáspora que destruye el elemento fundamental de la sociedad… ¡La familia!

Esto, sólo por hacer una síntesis de los males que devastan al país que otrora fue uno de los más prósperos del globo terráqueo, y no podemos olvidar otros males que tal vez sean más graves, por su irreversibilidad, como lo es, la inmensa devastación de las zonas montañosas que exterminan variedades de fauna y flora, en algunos casos en peligro de extinción y muchas hasta ahora desconocidas, que pueden ser hasta medicinales pero, puedo asegurar que amenazando la vida vegetal, animal y humana, pues se trata de la forma con la cual la naturaleza asegura su existencia. Más allá de tratarse del sistema productor de agua dulce, es el sistema productor de oxígeno, indispensable hasta para hacer realidad la existencia del vital líquido.

¿RESPONSABLE (S)?

Maximiliano Pérez Apóstol

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios

Comentarios