miércoles, octubre 27, 2021
Inicio Noticias Internacionales #FOTOS Denuncian dramáticas situaciones en vuelos a EE. UU. de las personas...

#FOTOS Denuncian dramáticas situaciones en vuelos a EE. UU. de las personas evacuadas de Afganistán

-

Insalubridad, desorden e interminables horas de espera a bordo tras el aterrizaje, es lo que han vivido pasajeros y tripulantes en los vuelos privados organizados por el Departamento de Defensa de Estados Unidos para trasladar a las personas evacuadas de Afganistán, según testimonios, fotos y videos obtenidos de forma exclusiva por 15 minutos.

El Pentágono ordenó a las aerolíneas del país proporcionar aviones para acelerar la evacuación de Afganistán. Si bien bien este lunes culminaron los vuelos militares desde Kabul, continúa la operación para trasladar a los evacuados desde bases militares o puntos de tránsito en Europa y Oriente Medio a Estados Unidos.

- Publicidad -

En el material al que tuvo acceso 15 minutos se observan las pésimas condiciones de salubridad y seguridad que pueden llegar a soportar los pasajeros y la tripulación durante más de 12 horas de viaje. Y por si ello fuera poco, una vez que el avión aterriza en el país, pueden permanecer dentro de las aeronaves hasta 14 horas mientras chequean a cada uno de los viajeros.

Una persona que estuvo en uno de esos aviones y vivió en carne propia la situación, denunció con carácter de anonimato lo que sufrió. «Es una obra humanitaria muy bonita pero las condiciones culturales y de aseo son muy fuertes», señaló.

Chequeos hasta de 14 horas

Las personas evacuadas en aviones militares del aeropuerto de Kabul son llevadas a varias ciudades cercanas para luego ser trasladadas a los Estados Unidos. En el caso particular que dio lugar a esta denuncia los pasajeros fueron evacuados a Doha (Qatar), luego hicieron una escala en Sofía (Bulgaria) y de allí partieron rumbo a Washington. «Tengo entendido que el plan es sacarlos a todos antes de la fecha límite a varios países y luego traerlos para Estados Unidos», dijo el informante días antes de que el último avión militar estadounidense partiera de Kabul.

Explicó que luego de un largo vuelo de 12 horas, pasajeros y tripulación tuvieron que permanecer horas en el avión tras el aterrizaje. «Migración no los dejaba bajar porque tienen que chequear uno a uno», aclaró.

En su opinión el gran número de personas a evacuar y la premura por completar la operación hizo que las autoridades estadounidenses improvisaran en varios aspectos de la logística, incluyendo el chequeo de los pasajeros.

El chequeo completo -que estipula la toma de huellas- de cada persona se hace en suelo estadounidense. Cada una es llamada individualmente mientras las otras esperan dentro del avión. Además, el registro de los pasajeros se hace en el orden en que los vuelos aterrizan; hasta que no se termina con un avión no se pasa al siguiente.

La fuente señaló que supo que algunas de los aeronaves esperaron hasta 14 horas para ser desalojadas. «Tráelos a otros estados donde puedas chequearlos más rápido», dice a modo de recomendación.

A la pregunta de por qué no chequean a los pasajeros en Doha antes de abordar la informante responde: «eso me lo pregunto yo también». Dijo que solo le han comentado que en Kabul había tres puntos de control, «pero son multitudes». Los pasajeros comentan que el personal del aeropuerto de la capital afgana usaba explosivos que generan pequeñas detonaciones para abrirse paso entre el mar de gente.

A quiénes están trayendo

La fuente afirmó que en estos vuelos humanitarios algunos de los pasajeros trabajaron para EEUU en Afganistán. Sin embargo, la mayoría «vienen sin ningún tipo de papeles».

La tripulación tuvo que improvisar. Pidieron a los pocos pasajeros que sí hablaban inglés que los ayudaran a dar directrices a quienes no entendían el idioma. Pero en el momento de la traducción no queda seguridad de que la misma sea precisa. «Incluso a uno se le pidió que hiciera el llamado para que no tiraran los pañales en el inodoro porque se iba a obstruir y que debían colocarse los cinturones».

El informante tiene sus dudas sobre si todos las personas trasladadas a EEUU en realidad trabajaron para el Gobierno de EEUU. «Si hubiesen tenido alguna relación con América algo tendrías que hablar de inglés. Al menos deberías entender cuando te dicen sit; sit es elemental y eso no está pasando».

A la pregunta de si estos vuelos trajeron americanos la fuente contestó que sí, pero «muy pocos». Agregó que supo que «los primeros sí eran todos ciudadanos americanos, los que habían colaborado directamente con los ciudadanos de Estados Unidos (…) Solo unos pocos hablaban inglés (…) Ellos no entienden el idioma y nunca se habían subido en un avión».

Dijo que incluso pudo conversar con algunas personas que hablaban inglés sobre lo que les espera en EEUU. «Yo les pregunté qué plan tienen ustedes y si les van a dar casa y me dijeron: al que no es americano, no».

Por otro lado, el informante se mostró preocupado porque considera que esta improvisación podría tener graves consecuencias para la seguridad de los Estados Unidos. «Allí puede estar viniendo cualquier cosa».

Es demasiado

La fuente calificó como indescriptibles los niveles de insalubridad dentro del avión. Hubo gente que orinaba en botellas y también se podían ver heces y orina en el piso del baño, detalló. La situación representaba un riesgo para la salud de todos a bordo.

En ese mismo sentido comentó que «algunos de los pasajeros tenían visibles enfermedades en la piel». Reveló que al momento de desembarcar, un hombre hizo señas para bajar de último porque su hija tenía una enfermedad contagiosa que se notaba sobre su cuerpo.

Asimismo, relató que la situación llegó a un punto de tal gravedad que hasta se quedaron sin agua para tomar debido al largo tiempo que debieron permanecer en la nave. «Es insalubre, no está bien, nos quedamos sin agua potable, es demasiado».

En su opinión, la premura y la falta de chequeos en estas movilizaciones también podría impactar de manera negativa la situación de la pandemia en Estados Unidos.

Sobre este punto, la fuente comentó que maneja información de que algunas de las familias que esperan los vuelos en Doha dieron positivo por coronavirus. Además, destacó que aunque los pasajeros recibieron mascarillas, la mayoría rehusaba a colocárselas.

No es normal

El informante considera que es imprescindible que alguien haga algo para evitar que las personas evacuadas y los trabajadores de las aerolíneas se expongan a este tipo de situaciones en los vuelos que se siguen realizando. En su opinión era evidente el miedo de los norteamericanos y de los tripulantes ante las situaciones que, al menos, en ese vuelo, se estaban viviendo.

«Este país está capacitado para ir a la guerra en dos minutos, ¿por qué no está capacitado para bajar a los pasajeros». Añadió, «esto no es normal».

La fuente también compartió con 15 minutos que en las largas horas de espera entre los vuelos pudo conocer que los trabajadores de las aerolíneas no fueron advertidos sobre el hecho de que se trata de vuelos humanitarios y no del traslado de militares, como llegaron a pensar.

Finalmente refirió que en ningún momento sintió algún tipo de descontento hacia las aerolíneas como tal, las cuales, según la información que recibió participan en la operación a cambio de importantes sumas de dinero. «Es mucho dinero. Es dinero inmediato, contante y sonante porque es del Gobierno. Nadie va a querer perder este contrato pese a lo que esté pasando».

- Publicidad -

Debes leer

Rusia reportó 37.930 casos de CPVID-19, la cifra más alta desde la llegada de la pandemia #25Oct

Con 37.930 nuevos casos, Rusia reportó este lunes otro récord diario de contagios de coronavirus, mientras el presidente de ese país, Vladimir Putin, ha ordenado a los rusos que no acudan a trabajar entre el 30 de octubre y el 7 de noviembre, cuando la nación celebrará un feriado ampliado.