Aiesec, ejemplo de liderazgo en tiempos de crisis #ElImpulsoPositivo

Mariángel Massiah | Foto: Cortesía |

Venezuela se encuentra sumergida en una crisis económica, social y política que desestabiliza cada día más la calidad de vida de sus habitantes. Panorama que se observa en cada una de las colas que se forman para la compra de productos regulados, el rostro de preocupación de ciudadanos que viven en constante desespero al no poder cubrir sus necesidades de alimentación y medicamentos.

Los más jóvenes se enfrentan a innumerables retos y trabas para lograr su formación y educación, desde el nivel básico hasta la especialización universitaria.

Para muchos, la única solución es huir de este escenario, hacer las maletas, dejar a sus familiares y emprender una nueva vida en una tierra lejana. Ante eso, el sociólogo Tomás Páez aseguró que en los últimos 17 años han emigrado casi 2 millones de venezolanos.

Sin embargo, los especialistas indican que la clave en estos tiempos de crisis es potenciar el liderazgo. Como lo resaltó el coach motivacional, Renny Yagosesky. “Se requieren de líderes capaces porque la mayoría de las personas no se autogestionan  y por tal razón necesitan de seres que sí lo hagan para incentivar o activar las capacidades. La clave del mundo es el liderazgo. Para que el mundo funcione es  necesario tener excelentes líderes”, puntualizó.

Bajo estos ideales se fundó la Asociación para el Intercambio Internacional de Estudiantes de Economía y Comercio (Aiesec) en 1948, a finales de la segunda guerra mundial, como una iniciativa para tratar de culturizar más al mundo y promover la paz mundial.

Aiesec hoy día se ha convertido en una organización mundial que está dirigida por jóvenes, estudiantes y recién graduados; en donde tienen acceso a una plataforma para el desarrollo del liderazgo y un espacio proveedor de soluciones para las organizaciones. Se encuentra en más de 120 países y está presente en 2.300 universidades de todo el mundo.

En el estado Lara fue fundada la primera cede de Aiesec en las instalaciones de la Universidad Nacional Experimental Politécnica (Unexpo) en 1997. Para los voluntarios de Aiesec en Lara, este año es de suma importancia porque se celebran   los 20 años de la organización en la entidad.

Jonathan Terán, quien tiene más de un año en el departamento de finanzas  dentro de la organización, comentó que las oportunidades de crecimiento a través del liderazgo se logran mediante una serie de programas esenciales.

El primero de ellos es la “Formación de un líder”, el cual es preparado para desarrollar y vivir experiencias en equipo. El “Voluntariado global” es instruido para participar en un intercambio a lo largo de seis semanas, durante las cuales el joven  podrá adquirir habilidades de emprendimiento, sensibilidad cultural y corresponsabilidad social, a través de proyectos que involucran a ONG (Organización No Gubernamental) y universidades.

“Es un programa que brinda una experiencia que genera un impacto positivo en la sociedad.  Es necesario que cada uno se adapte a la cultura del país que visita y de esa manera puedan conocer otra cultura y ayudar a la tolerancia”, expresó Terán.

Para los miembros de Aiesec este proyecto les da la oportunidad de conocer el mundo para poder cambiarlo, puesto que creen que el entendimiento cultural es un pilar fundamental para que los jóvenes se unan en una sola voz para hacer del planeta un lugar más justo y con mayores oportunidades. El trabajo en el país de visita puede estar enfocado en: proporcionar educación, mejorar la alfabetización, erradicar la pobreza, trabajar la calidad de vida dentro de las comunidades y la comprensión a través de los derechos humanos.

A la lista se une el proyecto “Talento global” que ofrece a los estudiantes universitarios y los que están recién graduados la oportunidad de obtener experiencia laboral internacional. Quienes tengan entre 18 y 30 años de edad y al menos el 70% de la carga académica ya aprobada, podrán hacer una práctica profesional en algunas de las miles de empresas que trabajan junto a ellos. “Hay miles de proyecto en Aiesec que de verdad han ayudado al mundo entero en diferentes aspectos”, agregó.

En tanto, Freddy Rodríguez   quien trabaja como IGET (Incoming Global Entrepreneur and Talent) en el estado Lara, se encarga de entrevistar y recibir a los talentos que visitarán Venezuela mediante el intercambio. Se siente sorprendido al ver la cantidad de extranjeros que desean venir al país para aprender de él y ayudar desde su trabajo personal.

“La organización nos demostró que hay mucha gente que quiere venir a ayudar a Venezuela. Es impactante ver la cantidad de voluntariado que desea venir a aportar su granito de arena”.

En cuanto a los larenses que deseen formar parte del intercambio, en Aiesec trabajan con convenios en Colombia, Brasil, Argentina y Portugal; al ser los países más accesibles en tema de pasajes. Cantidad de voluntarios venezolanos trabajan con fundaciones y juntas directivas en estos países.

Terán agregó que el trabajo de voluntariado requiere compromiso. Desde su experiencia, en el momento cuando entró en la empresa, aprendió planificación, control, organización del tiempo, desenvolverse dentro de la sociedad y tolerancia.

Para Rodríguez, el conocimiento que ha obtenido desde su ingreso a la organización (desde el 2016) es que a pesar de todos los problemas que existen en el país hay personas que desean hacer cosas buenas para trabajar tanto desde adentro como fuera de la nación. Del mismo modo considera que una de las características principales de la organización, la tolerancia, debe ser reforzada en todos los venezolanos para dejar de lado el tilde político y trabajar unidos por mejorar la situación del país.

“He conocido a personas de diversos países que me han hecho ver más allá lo que es el mundo y notar que no nada más en Venezuela tenemos problemas, sino que existe un problema general de la sociedad y como jóvenes y próximos líderes del mundo, debemos dejar de quejarnos, tomar las riendas y hacer posible que las cosas cambien para bien”.

En este 20 aniversario, los miembros de Aiesec planificarán diversas actividades y conferencias ya que desean dar a conocer la organización y sumar voluntarios a su equipo.

Quienes deseen obtener más información sobre esta ONG pueden ingresar a su cuenta de Facebook o Instragram @aiesecvenezuela  o la página web aisec.org.ve.

Testimonios

Catarina Valente tiene 22 años y  es oriunda de Portugal. Ella deseaba participar en un proyecto interesante en Aiesec (crear una escuela de idiomas), le interesó lo que la organización lleva a cabo en Barquisimeto y ante eso decidió realizar su entrevista para poder venir.

Desde un principio sus familiares y seres queridos se oponían a que viniera a Venezuela, dado que lo veían como una locura y un lugar inseguro. Pero ella decidió que lo suyo era ayudar al mundo y convertirse en una gran embajadora; incluso cuando llegó al país  se sorprendió porque esperaba un caos total y se sintió muchísimo más tranquila.

Esta experiencia significó para ella un aprendizaje y conocer una realidad que incluso desconocía, que le permite buscar nuevos conocimientos para su vida que algún día la podrán convertir en una líder.

“Lo más difícil fue alejarme de mi familia pero estoy consciente que donde sea que esté ellos estarán conmigo. Este viaje cambió mi vida y continuaré aprendiendo y sembrando los valores que me ha otorgado la organización”.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios