Cuatro fatales arrollamientos

José Manuel Zaá | Ángel Zambrano / Karen Paradas |

La imprudencia al volante, la dejadez peatonal y el infortunio, confluyeron los últimos tres días en el estado Lara, para dejar un total de cuatro fallecidos por arrollamientos en distintos hechos. Tres de los difuntos eran menores de edad, entre ellos, una pequeña de cuatro años de edad.

La primera víctima fatal fue una adolescente de 14 años, quien falleció, la madrugada del sábado, luego de ser arrollada en la avenida Florencio Jiménez de Barquisimeto, por un automóvil que se dio a la fuga.

El lamentable hecho fue como a la 1:30 a.m. y la integrante de la familia Camacho González iba como parrillera a bordo de una Bera de color blanco, que conducía un amigo cercano y también vecino de ella.

La pareja iba sentido oeste-este y, cuando pretendían cruzar hacia el barrio Los Ángeles, donde residía la occisa, fueron embestidos y arrojados hasta el frente del motel El Edén. El hombre quedó con vida y fue trasladado a un CDI, pero ella recibió un mortal golpe en la cabeza.

 

Niña de cuatro años

En el municipio Crespo de la entidad larense se suscitó uno de los lamentables acontecimientos.

En esta ocasión la víctima fue una pequeña de 4 añitos de edad, quien intentaba cruzar la vía principal en el sector La Pica de Duaca, cuando fue atropellada por un sujeto, en aparente estado de ebriedad, quien huyó inmediatamente.

La niña se encontraba en el sector con la tía y se le habría soltado de la mano para cruzar la calle corriendo, sin percatarse que a toda velocidad venía el vehículo.

La infante presentó politraumatismo severo y exposición muscular en sus miembros inferiores, es decir, sus piernas quedaron totalmente raspadas.

En la Circunvalación Norte

La avenida Circunvalación Norte de la ciudad crepuscular es una vía en la que los choferes toman altas velocidades y quienes han transitado por ella, seguramente se han encontrado con habitantes de las barriadas que están al borde del pavimento, intentando cruzar la autopista. No obstante, la tarde del domingo, al querer hacerlo, un jovencito de 15 años de edad, fue impactado y repelido por un carro fantasma.

El muchacho quedó malherido y tendido en el pavimento, a la altura del sector La Estrella, durante aproximadamente 30 minutos a la espera de una ambulancia.

Fue una camioneta del Cicpc que levantó al chamo y lo trasladó al Hospital Central Antonio María Pineda, en donde permaneció en Terapia Intensiva hasta fallecer, entre la noche del domingo y la madrugada del lunes.

Salió a beber y lo encontraron tirado

José Gregorio Álvarez Álvarez, de 28 años de edad, solía salir los sábados bien temprano a tomarse unas cervezas con sus amigos en Padre Diego, municipio Iribarren del estado Lara, y este fin de semana no fue la excepción; a la una de la tarde ya había dejado su casa.

Él vivía en dicha localidad y a veces se iba a beber en Cerro Blanco. Su madre le dijo adiós y no volvió a verlo hasta la madrugada de este lunes, minutos después que la llamaran para informarle que José Gregorio estaba sin vida y tirado en la vía pública, específicamente en la carretera vieja vía Carora, a la altura del sector Padre Diego.

Contó la señora Ernestina Álvarez, mamá del difunto, que su hijo la llamó como a las 8:00 de la noche para informarle que se quedaría a donde un amigo. Normalmente lo hacía y todo le pareció normal hasta las 6:00 a.m. que recibió la nefasta noticia.

El cadáver presentó signos de arrollamiento y la PNB levantó el cuerpo. No obstante, se está a la espera de la autopsia para corroborar la causa de defunción.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios