Cuatro “robacarros” resultan abatidos en la Rafael Caldera

José Manuel Zaá | Cortesía |

Cuatro integrantes de la banda Los Galíndez, grupo delictivo dedicado al robo y hurto de vehículos en la parroquia Concepción del municipio Iribarren, estado Lara, resultaron abatidos tras enfrentarse con armas de fuego a funcionarios del Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) en plena avenida 5, con calle 7, de la urbanización Rafael Caldera, detrás de la cancha.

La balacera se formó, como a las 7:00 de la noche del jueves, cuando una comisión de la subdelegación Barquisimeto del Cicpc, específicamente de la Brigada Contra Robo y Hurto de Vehículos, transitaba por el sector y logró divisar un Fiat, modelo Siena, de color blanco y placas 7A3D5PA, el cual estaba señalado en al menos cuatro hechos delictivos.

Luego de una breve persecución, el carro fugitivo logró ser detenido, por lo que sus cinco ocupantes reaccionaron disparando tres revólveres Smith Wesson y uno marca Hogue, todos de 28 milímetros.

El intercambio de balas fue aprovechado por uno de los maleantes que logró perderse, aunque sus compinches no corrieron con la misma suerte y resultaron mortalmente heridos.

Uno de los abatidos respondía al nombre de Rafael Eduardo Ereu Cañizales, de 34 años de edad, quien se encontraba solicitado desde el 5 de septiembre de 2006.

Al cierre de esta edición aún no habían sido identificados los otros tres sujetos.

Se supo que Los Galíndez también se manejan en el mundo de la distribución de drogas.

Son del barrio Santo Domingo, localidad ubicada en la ribera de la avenida Hermano Nectario María, en la que tienen el control y se resguardan.

Las horas en las que salen “a cazar” varían, pero generalmente lo hacen al final de la tarde.

El Galídez, líder de la banda, está prófugo de la justicia y no andaba con los hoy occisos cuando fueron abordados.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios