Dura caída para Cardenales de Lara

Roger Ortiz | Cortesía Cardenales |

El cuerpo de pitcheo de los Cardenales de Lara (1-2) fue castigado con 18 imparables y así Bravos de Margarita (2-1) ganó por segunda ocasión, 9-8, en la serie 1 de la primera semifinal de la temporada 2016-2017 de la Liga Venezolana de Béisbol Profesional (LVBP), durante juego desarrollado en el estadio Nueva Esparta.

La ofensiva de Margarita estuvo indetenible y logró una reacción importante en el octavo para sacar la ventaja definitiva en el compromiso. Lara intentó venir de atrás al empatar el juego en el mismo octavo a seis pero el relevo no pudo aguantar.

Un cotejo muy complicado y en el cual la tropa dirigida por Luis Dorante estuvo siempre atrás. En tan solo en el primer juego de la llave, el elenco alado picó adelante en la pizarra pero de resto no ha sido así en los siguientes dos choques.

Otro aspecto es que en las dos derrotas han sido castigados los abridores de los pájaros rojos. En el primer choque fue Raúl Rivero y en esta oportunidad Néstor Molina.

Uno de los éxitos del conjunto crepuscular en la ronda regular fue tener buenos desempeños del grupo de iniciadores. Eso no ha ocurrido en esta serie de postemporada y a los lanzadores les ha costado sacar los outs.

Molina no consiguió el pitcheo idóneo para dominar a los bateadores de los insulares. En 3.1 tramos recibió hasta 10 inatrapables. El derecho en todo momento fue atacado por la toletería de Bravos y permitió cuatro anotaciones, tres de ellas limpias.

En contraparte, Omar Poveda, realizó una solvente labor hasta el quinto cuando montó una buena amenaza el club larense. Aunque Cardenales no aprovechó porque con las bases llenas y sin outs, apenas marcaron una rayita.

 

Dupla sin suerte

El primero y segundo bate del line up de los guaros, Ildemaro Vargas y Juniel Querecuto respectivamente, se fueron de 8-0 en el tercero de la primera serie semifinal. Uno de los éxitos en la primera victoria y en la ronda regular para los alados es la labor que hacen ambos jugadores para estar en las bases.

El grupo de monticulistas de los isleños neutralizó a ambos paleadores y no le permitió estar en las bases para los bateadores del medio.

Otro que no ayudó fue el cubano Rangel Ravelo, al irse de 3-0, el importado tampoco contribuyó con el madero.

Entre los tres primeros al bate en total se fueron de 11-0 con dos remolcadas. Eso fue preponderante en el juego para el triunfo de la tropa de Margarita.

 

Bravos madruga

El equipo comandado por Henry Blanco pico adelante ante los envíos de Molina en el mismo primer episodio. Carlos García dio triple con un out en la pizarra y posteriormente anotó con rodado a segunda base de José Osuna.

En el cuarto fabricó tres más el club margariteño. Gabriel Noriega, exjugador de los Cardenales de Lara, dio doble al derecho con Angelo Castellano en segunda para colocar el score 2-0. Noriega anotaría por error en tiro del campocorto ante batazo de Junior Sosa, quien se metió hasta segunda base. Sosa llegó a la registradora con sencillo de Osuna para colocar la pizarra 4-0.

 

Despertar larense

Cardenales anotó una en el quinto para acercarse en el juego. Con tres en las bases y ante los envíos de Anthony Ortega que entró por Poveda, el barquisimetano Manuel Piña dio rodado al campocorto para impulsar la primera rayita de los larenses.

El relevo de Lara permitió una anotación en el sexto y Lara respondió en la alta del séptimo con dos carreras. Jairo Pérez dio largo jonrón con uno en base ante los envíos de Manny Corpas para dejar el juego 5-3.

Aunque Bravos siguió el ataque en la baja de ese inning para ampliar las cosas 6-3. En la alta del octavo, el equipo de Luis Dorante, empató el juego ante el relevista José Arredondo.

El guaro Carlos Rivero dio doble impulsor de una carrera y dejó hombres en posición anotadora. Seguidamente, Luis Valbuena, dio sencillo impulsor de las dos del empate. Parecía una remontada de la tropa local pero se quedo corta al responder Margarita con tres carreras en la baja del octavo ante el brasileño Tiago Da Silva.

Luis Ramírez se acreditó el salvado al permitir dos rayitas pero en definitiva mantuvo la ventaja mínima.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios