En La Paz amanecieron con un doble homicidio

Marlyn Silva | Iván Piña |

Ayer, antes de que se asomara el  sol,  un hombre y una mujer cayeron muertos en el sector nueve del barrio La Paz, al oeste de Barquisimeto.

Los  homicidas  aprovecharon la soledad de la calle  durante  la madrugada  para apretar el gatillo apuntándole en la cabeza a Lisbeth del Valle Vargas, de 46 años  de edad, cuando ella estaba  frente a una carpintería de portón negro.

En el mismo sitio estaba Miguel José  López, de 22 años. Contra él también descargaron el arma de fuego. En la cabeza  y el cuello lo hirieron. Letales fueron  las lesiones para ambos.

Las víctimas estaban residenciadas en el mismo  barrio, pero en distintos  puntos. Los vecinos del sector nueve  solo  conocían al muchacho, a quien  llamaban por el apodo “El Peloncito” y  convivía  con su madre en la manzana C.  De la mujer, en cambio, varios residentes del lugar del suceso afirmaron no saber quién era. Solo sabían que habitaba en San José Obrero de La Paz.

Por haberse cometido el crimen en la madrugada, los vecinos  aseguran no haber  visto a el o los autores.

 

Atacado en su morada

La noche del sábado,  un sujeto  armado  con una escopeta entró en una vivienda en el sector Chirgua I, en la parte alta de El Playón, donde habitaba Gregori  José González Quero, de 21 años,  y le disparó en el rostro.

Al parecer, dentro de la casa también  estaba  la pareja de González, quien es menor de edad y fue trasladada herida a la emergencia del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp).

Como  posible  hipótesis del asesinato de González, dedicado a la albañilería, se tiene en consideración el ajuste de cuentas.

Entre tanto, en el caserío Palo Seco de Buena  Vista ocurrió  otro  homicidio. Allí,  la víctima  fue Alejandro Antonio Colmenares Mendoza, cuyo cuerpo presentó dos perforaciones en el pómulo  izquierdo y en el cuello causadas por arma de fuego .

 

Dama arrollada

Cerca de las 11 de la noche del sábado, Eusebia del Carmen Aguilar fue trasladada a la emergencia del Hcuamp desde la troncal cinco del municipio Ospino, estado Portuguesa, donde la arrollaron.

Llegó a las 2 de la madrugada del domingo, en la ambulancia de Protección Civil de esa jurisdicción, pero murió media hora más tarde por politraumatismo craneoencefálico.

El responsable del accidente huyó del sitio.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios