#LosEscenariosdelPaís: Análisis y tendencias de la economía 2016 y 2017 (II)

Gerardo Alvarez | Composición: Ronald Rodríguez |

Que paso en el 2016: En 2016 tuvimos la más alta inflación del mundo. Algunos economistas la han promediado en 500%y el Fondo Monetario Internacional en 750%. Pero en el subsector alimentos la inflación supero el 3000%, según cifras extraoficiales.Algunos medios han señalado que el Banco Central de Venezuela la calculo en 450%, pero no habían sido publicados aun. Los niveles de desabastecimiento son los más elevados de nuestra historia. El CENDA lo ha calculado en promedio en 40% y otros lo ha calculado en más del 60%. En el área de medicamentos supera el 80% según el Dr. Freddy Ceballos, Presidente de la Asociación de Farmacéuticos de Venezuela.

La producción nacional disminuyo en 12% promedio y en los últimos tres años (2014,2015y 2016) el tamaño de nuestra economía ha disminuido en un 25%, en una cuarta parte, único país del mundo con este comportamiento. El 2016 registro el nivel de importaciones más bajo de los últimos cinco años. En 2012 importamos bienes por 65.000milmillones de dólares aproximadamente y en el 2016 disminuyeron a 15mil millones promedio para poder honrar pagos de la deuda pública, lo cual explica los altos niveles de escasez y desabastecimiento que se presentaron.

Las reservas internacionales cayeron en 5.000 millones de dólares y este año que concluyo, 2016, ha exhibido uno de los niveles más bajos de la historia (8.500 millones de dólares) con excepción de la década de los 80, cuando llegaron a 8.000mil millones de dólares. Sin embargo, cabe señalar que el gobierno nacional sigue altamente endeudado con los proveedores internacionales (más o menos 12.000millones de dólares), las líneas aéreas (más o menos 4.000 millones de dólares) alrededor de 10.000 millones de dólares en deuda externa en 2017, sin olvidar que en el CIADI hay 18 demandas de empresas transnacionales expropiadas que suman alrededor de 20.000mil millones de dólares, cuyos juicios no han concluido.

En el año 2016, el gobierno nacional, al igual que los años anteriores,incurrió en un déficit fiscal impresionante de 15% a 20% del PIB, según cifras extraoficiales, pues la magnitud del gasto público ha sido muy superior a los ingresos provenientes tanto del petróleo como de la recaudación de impuestos que no parecieran nunca suficientes para alimentar la vorágine de los egresos públicos.

La liquidez monetaria se incrementó en 100%, al pasar de aproximadamente de Bs. 5000 millones de dólares a finales de 2015 a Bs. 10.500 millones a comienzos de este año. Tanto dinero en el torrente económico frente a una disminuciónsustantiva tanto de la producción como de las importaciones, se traduce en un aumento exponencial en el nivel de precios que se manifiesta en las altísimas tasas de inflación que padecemos.

Finalmente pero no menos importante, uno de los indicadores socioeconómicos másdevastadores y de mayor impacto es el índice de pobreza general (no la extrema), la cual según un estudio realizado por la UCAB, la UCV y la Metropolitana, se ubicaba en el 2015 en 70% siendo el más alto de nuestra historia y habiendo recibido en los últimos 17 años los ingresos más elevados del país. En 1998 ese índice alcanzaba un 49%, a su vez el más elevado hasta entonces. Para colmo, en 2016, la producción petrolera disminuyo alrededor de 250.000 barriles diarios de petróleo, no por decisión de la OPEP, sino por ineficiencia gerencial y operativa de PDVSA y desvío de sus ingresos a otras actividades distintas a su función medular de producir petróleo, Lo cual mermo considerablemente los ingresos nacionales

QUE PODEMOS ESPERAR ENEL 2017: En primer lugar debemos afirmar que continuara la opacidad en las estadísticas macroeconómica s. los venezolanos desconocemos las cifras oficiales sobre, por ejemplo, cuantos dólares han ingresa a las arcas públicas por concepto de exportaciones petroleras ni el monto exacto del nivel de importaciones. Es decir, no tenemos información alguna sobre nuestra balanza de pagos. Tampoco conocemos y esto es probablemente más grave información alguna sobre el producto interno bruto, es decir,el tamaño de nuestra economía. No sabemos cuántos bienes y servicios producimos ni hemos producido al menos en los últimos años. Como podríamos planificar los niveles de producción nacional si ni siquiera sabemos cuántoproducimos. No tenemos información oficial sobre los niveles de inflación. Como se puede controlar este flagelo si el gobierno oculta injustificadamente los datos económicos imprescindibles para realizar proyecciones de la economía. Un informe preparado por el Econ. José Guerra el año pasado señalaba que el país desconoce el desenvolvimiento de 29 indicadores macroeconómicos relacionados con la balanza de pagos, comercio, precios, producción, salarios, escasez,alimentos, industria, salud, educación, petróleo y niveles reales de pobreza. Decía también que “estoobedece a una política por parte del Gobierno Nacional para que no se conozca la realidad económica y social del país, lo que ha elevado la incertidumbre sobre la economía venezolana, encareciendo su financiamiento externo. “(QuintoDía, del 13 al 20 de enero de 2017, pág. 13). Algunos analistas económicos considerar que una parte importante de la percepción del riesgo país que tienen los inversionistas y los analistas de riesgo internacionales,obedece a la ausencia de estadísticas económicas oficiales.

En segundo lugar, podríamos señalar que en materia de finanzas públicas, la gestión fiscal del estado continuara siendo deficitaria. Según proyecciones de la firma Ecoanalitica, el déficit fiscal en 2017, será de $11.200 millones (QuintoDía, del 9 al 16 de diciembre 2016, pág. 12), es decir , no se detendrá el déficit fiscal (gasto público muy superior al ingreso público) y el Banco Central de Venezuela continuara con la perversa conducta de financiar el gasto públicodeficitario,emitiendo dinero inorgánico que engrosa la cantidad de dinero en circulación con los efectos desvastadores sobre la inflación que ya hemos sufrido en pretéritas circunstancias. Solo para ofrecerles un ejemplo: el Econ. .Francisco Rodríguez calculo que el último ajuste salarial sumara Bs. 2.5 billones al presupuesto nacional (ElNacional, 10 de enero de 2017,pág. 1-4), per se, el más elevado de nuestra historia.

En tercer lugar, veamos los ingresos petroleros, que constituyen el 96% de nuestros ingresos en divisas. Apartir del 1° de enero entró en vigencia el recorte en la producción acordado por la OPEP. No obstante no está claro el beneficio final que pueda generar en nuestros ingresos petroleros. Por varias razones:una, el aumento en los precios solo beneficia al crudo que exportamos que nos da realmente flujo de caja. Esto excluye el consumo interno de combustible equivalente aproximadamente a 700.000 barriles diarios de petróleo. Tampoco incluye los 250.000 barriles diarios que exportamos al Caribe y Cuba,en condiciones realmente desventajosas y vergonzosas para nuestro país.

Y no está claro como iría afectar este aumento al petróleo que enviamos a China, calculado aproximadamente en 500.000 barriles diarios, por concepto de pagos pendientes, toda vez que no conocemos las condiciones contractuales de dicho contrato. En suma, habría que determinar el efecto neto que experimentaríanuestro petróleo. A esto hay que disminuirle los 95.000 barriles diarios que decidió la OPEP, así como los 250.000 barriles diarios en que ha disminuido la producción petrolera por ineficiente gestión operativa y ceses de taladros . Recuerden que según información oficial, unas de las pocas que se ofrecen, estamos produciendo 2.9 millones de barriles diarios, pero según la misma OPEP los niveles de producción son de 2.2 millones. De acuerdo a cifras no oficiales, la única producción que nos produce flujo de caja son los 850.000 barriles diarios dirigidos al mercado norteamericano. En conclusión, es probable que el precio del crudo pesado promedie a lo largo de este año de 45 dólares(el año pasado promedio 33 dólares), lo cual generaría unos ingres adicionales no mayores a 3.000 millones de dólares, cantidad está totalmente insuficiente para hacerle frente a los compromisos de pago tanto nacionales como internacionales que tiene el país.

En cuarto lugar, veamos el álgido tema de la deuda externa y las reservas internacionales: en términos generales y a falta de cifras oficiales, los analistas económicos hemos calculado que el total de la deuda externa venezolana asciende a los 250.000 Millones de dólares, casi la totalidad de nuestroPIB, que se ha estimado en unos 300.000 millones según cálculos extra oficiales. Para que tengan una idea de su costo, el propio Presidente de la Republica señalo el 22-11-2016 que en los últimos 20meses se habían pagado 60.000 millones de dólares por el servicio de la deuda. Y en el 2017, la Republica tendrá que pagar 9.500 millones de dólares por el mismo concepto. De este últimomonto, 6.400 millones corresponden a PDVSA (QuintoDía, del 20 al 27 de enero 2017, pág. 12).Es importante recordar que según cifras del Banco Central de Venezuela que se publicaban, entre el tercer trimestre del 2004 y el tercer trimestre del 2014, es decir en un lapso de diez años, la deuda externa se cuadruplico y aumento desde 27.000 millones de dólares hasta 112.600 millones de dólares a finales de 2014(últimas cifras publicadas por el Banco Central). Lo másirónico y contradictorio de esta situación fue que la misma se incurrió mientras los precios del petróleo alcanzaban su máximo histórico a cifras superiores a $100 el barril y como el Gobierno no ahorro durante esa época de bonanza, una vez que los precios del petróleo se desploman en el 2014, la economía se sumergió en una gran inestabilidad e incertidumbre que se ha exacerbado en los últimos tres años , El Fondo de EstabilizaciónMacroeconómica, la “alcancía “ destinada a guardar recursos para el futuro, solo cuenta hoy desde hace varios años con tres millones de dólares, una cantidad irrisoria, injustificada y totalmente incapaz de ofrecer liquidez para hacerle frente a los ingentes compromisos tanto internacionales como nacionales que debemos atender con prioridad .

El tema de las reservas internacionales es particularmente preocupante. Ellas constituyen la liquidez internacional que en teoría administra el Banco Central de Venezuela y que deberían garantizar la estabilidad delbolívar, cubrir las importaciones, la deuda externa y coadyuvara la estabilidad del tipo de cambio. Ninguna de estas funciones cumple desde hace muchos años .Según las últimas cifras disponibles las reservas se ubicaron al 04 de enero de este año en 10.650 millones de dólares, magnitud esta que se traduce en una disminución de 35% respecto al 04 de enero de 2015 y que representa su nivel más bajo en los últimos catorce años (QuintoDía, del 09 al 16 de diciembre,pág.12). Un aspecto esencial es la composición interna de esas reservas internacionales, vale decir, cuanto de ese monto corresponde a divisasque puedan ser utilizadas de inmediato para pagar deuda externa o importar y cuanto está colocado en barras de oro, en el Fondo Monetario Internacional o en bonos en divisas. Actualmente, del total de las reservas tan solo 1.500 millones de dólares se ubican en efectivo, según cifras del propio Banco Central de Venezuela, una cantidad verdaderamente ínfima para que puedan cumplir con sus funciones de reserva internacionales netas. El 80% de las mismas corresponde a barras de oro que por cierto no se sabe a ciencia cierta donde están realmente y que a partir del año pasado el Banco Central de Venezuela comenzó a utilizar como garantía para solicitar préstamosinternacionales. Esta situación también la analizan los inversionistas internacionales y los analistas de riesgo internacionales, quienes en varias oportunidades han disminuido la calidad de riesgo país, como consecuencia dela situaciones antes descritas.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios