Es un secreto de Estado producción de leche y carne en Venezuela

La situación de la ganadería de leche y carne en Venezuela no ha cambiado positivamente en Venezuela durante el año que está iniciándose; por el contrario, creemos que se presenta igual o peor que el anterior.
Es la opinión de Manuel Cipriano Heredia, presidente de la Federación Nacional de Ganaderos, quien estuvo en Lara con motivo de las VI Jornadas de Producción de Ganado Carora, al ser consultado sobre el tema.
Refiere que el presidente Chávez, en su memoria y cuenta en la Asamblea Nacional, dijo q ue en el año 1998 el rebaño nacional era de unas diez mil cabezas de ganado, pero afirmaba que para el 2011 y principios del 2011 había alcanzado los 14 millones gracias a la “política revolucionaria socialista”, y que para el 2019 la proyección era de unas 20 millones de cabezas.
Pero la realidad existente, agregó, es muy diferente a la que le han pintado al Presidente pues las cifras que maneja Fedenaga, que provienen de las estadísticas del hoy Ministerio de Agricultura y Tierras, indican que para 1998 el rebaño nacional estaba en 112.812.692 cabezas y aunque las cifras para el 2011-12 son un secreto de Estado que nadie conoce porque nadie las sabe, nadie las maneja, Fedenaga estima que no deben llegar a los 12 millones.
Con respecto a la producción de leche, el presidente Chávez dijo que superaba los 2 mil millones de litros al año, pero en Fedenaga creen que está en unos 1.500, mientras que la industria de la leche, por boca del presidente de Cavilac, Róger Figueroa, la ubica en 3.5 millones de litros diarios, que multiplicados por los 365 días del año da 1.278 millones.
Heredia puntualiza que esa cantidad sólo alcanza para el 40 por ciento del consumo nacional.
Además, dijo, en el 2010 la importación de animales vivos de Brasil fue de unos 52 mil mensuales, o sea más de 600 mil al año, y este año ya han ingresado 300 procedentes de Colombia, pero tienen información de que ya se otorgaron los permisos para traer 25 mil animales vivos durante tres meses.
Todo eso indica, afirmó, que los rebaños vienen descendiendo en cantidad y cambiar esa realidad o tendencia requiere de mucha más participación y confianza; no es llamar a reuniones a ciertos sectores de la producción nacional, excluyendo a otros como Fedenaga, entre ellos.
Enfatiza que se está desviando la información sólo a sectores afectos al gobierno por lo que esos diálogos no han dado ningún resultado porque se trata de una situación político electoral.
Heredia considera que debe haber seguridad jurídica y personal para que retorne la confianza entre los productores del país, además de que el gobierno debe convocar a todos, sin distingo de clase política, social, o económica; sentarse en mesas de trabajo para ver la realidad, “saber dónde estamos parados, cuál es la producción de leche o carne, cuál es el consumo real de la población y cuánto nos hace falta importar para cubrir ese consumo”.
Pero también estima necesario conocer las cifras reales para tenerlas como punto de arranque, además de determinar las razones por las que se llegó a la negativa situación actual.
Reitera que los ganaderos venezolanos eran autosuficientes en producción y ahora sehan venido incrementando las importaciones, beneficiando a productores de otros países.
Despues de Loyo
La salida de Juan Carlos Loyo del Ministerio de Agricultura y Tierras no ha representado ningún cambio para los ganaderos venezolanos, considera el presidente de Fedenaga, Manuel Cipriano Heredia.
“Tenemos que esperar cuál es la actitud que trae el nuevo ministro, el general Mota Domínguez, ex comandante de la GN, pero las informaciones que tenemos es que siguen invadiendo fincas, como la del ex gobernador de Barinas, Rafael Rosales Peña, y hace pocos días, en pleno Carnaval, a las 8 de la noche, estando los dueños, el INTI y el Ejército tomaron otra, en plena producción, en el municipio Ezequiel Zamora, y así no vuelve la confianza.
Fotos: Elías Rodríguez

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios