Josué Villé: “Mi historia de vida también es una novela”

Como uno de los tantos dramáticos en los que se ha destacado el actor venezolano Josué Villaé, resultó ser su historia de vida, esa que cuenta a través del hilo telefónico y cualquiera puede darse cuenta que detrás de ello hay una sonrisa.

En las redes sociales estos días se comenzó a comentar su propio “final de novela”. Villaé, con gratitud, se mostró contento por las bendiciones que recibió al colgar la primera fotografía con su padre, a quien encontró luego de 37 años.

EL IMPULSO quiso conocer de cerca esta historia que hasta el mismo actor podría plasmar en papel para contar todo lo que hizo durante años, en busca de su progenitor. El primer encuentro fue hace poco más de un mes y aún late con fuerza el corazón del artista que esta semana quiso compartir su historia con el público.

“Esto de verdad es como una novela. Siempre estuve callado pero buscando a mi padre, porque no lo conocía; tenía la intriga y ese espacio guardado en el corazón. Mi mamá nunca me habló mal de él, sólo que por razones del destino tomó otro rumbo”, expresó.

Cuando Josué Villaé creció y tuvo la oportunidad de viajar solo, llegó hasta Barcelona con rumbo a la única dirección de habitación que tenía de David González, su padre. La búsqueda fue infructuosa, pues González ya no vivía en esa ciudad.
Al tiempo encontró otra opción: Barinas. Envió una carta y la misma le fue devuelta, ya que su padre había cambiado de residencia.

Pasaron años. Y fue hasta este 2013 cuando logró establecer un primer contacto telefónico con su padre. “Le hice tres preguntas. Las dos primeras me arrojaron la verdad y con la última confirmé que había tenido un hijo con María Virginia Villaé, mi madre”.

Josué Villaé contó con alegría que escuchaba los gritos de emoción de su padre a través del teléfono. David González también había estado buscándolo junto a su actual esposa.

El primer encuentro fue en Caracas en casa del actor. Aunque su padre quiso darle explicaciones, el actor le aseguró que el pasado era sólo “periódico de ayer” y que sólo quería encontrarlo y aprovechar el tiempo perdido.

Hace poco viajó a Santa Bárbara de Barinas, donde conoció a sus hermanos quienes lo recibieron de la mejor manera. Desde entonces, Josué se ha encontrado con nuevos familiares en Barquisimeto y también en Caracas. Todos ellos lo veían en las novelas y nunca imaginaron el lazo que los unía.

Ahora, con este final feliz y al preguntarle si ha pensado en escribir su propia historia, aseguró que no descarta hacerlo, por tratarse de una búsqueda de telenovela, de emociones encontradas, cartas devueltas y un renacer tras 37 años de vida.

En la actualidad

El actor que desde el año 2000 ha participado en diferentes dramáticos de Venevisión, aseguró que ha hecho varios castings de preselección para el nuevo dramático del canal de La Colina: De todas maneras rosas. “Por ahora no voy a estar”, dijo Villaé, aunque la elección final del elenco no se encuentra cerrada.

Abierto a todas las propuestas laborales que le presente Venevisión u otro canal de televisión, aseguró que tras haber encarnado papeles de bueno y de carácter, ahora le gustaría meterse en la piel del malo de la novela. “Me encantaría saber qué se siente porque todos los personajes los tomo como un reto y me dedico a estudiarlos y prepararlos”, admitió.

Al repasar su carrera actoral, desde Amantes de Luna llena (2000 – 2001) hasta la actualidad, analiza el resultado como positivo, puesto que se dedicó a prepararse con grandes maestros como Héctor Manrique.

Sobre las tablas

Aunque en un par de ocasiones Josué Villaé había hecho teatro en su natal Cumaná, no ha llegado la ocasión perfecta para verlo sobre las tablas en la capital del país.

“Nunca he hecho teatro en Caracas, pero si sale alguna oportunidad que me llame la atención la aceptaría con gusto. La verdad es que no me gusta hacer un personaje sólo porque me vean, debe ser algo que me atrape, me gustan los guiones que tengan historia, contenido y puedan dejar un mensaje”, dijo.

Unión, sin política

Desde su residencia en la capital del país, viendo desde su ventana una ciudad que se encuentra a medio andar por el duelo nacional, Josué Villaé aseguró que no le gusta hablar de política porque los artistas son del pueblo.

“En un momento como este lo único que pido es unión para todos, para que abramos nuestros corazones como hermanos”, reflexionó el actor que se dio a conocer gracias a su participación en el Míster Venezuela del año 2000.

Foto: Cortesía Ivan Dumont

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios