Caficultores de Andrés Eloy Blanco sin gasolina

Los productores de café del municipio Andrés Eloy Blanco continúan confrontando problemas para surtirse del combustible suficiente para el proceso del grano, situación que temen se agrave al comenzar la recolección de la cosecha, en noviembre.

Edixon Yépez y Asención Rodríguez, dirigentes del gremio, explicaron que en Sanare sólo disponen en la actualidad de una bomba surtidora de gasolina pues la otra está cerrada desde hace varios meses luego de haberse detectado una fuga que ya fue corregida.

“Pero nosotros no podemos llenar una pipa en esa bomba pues su capacidad no alcanza para surtir los carros de la ciudad y los de cargas que llegan del campo”, señaló Yépez.

“Sobre todo cuando tenemos necesidad de llenar pipas para operar los equipos destinados al proceso del café en nuestras fincas, para lo que es indispensable la gasolina que hace funcionar los motores”, dijo Rodríguez.

Manifestaron que unos 683 caficultores afiliados a unos cien consejos comunales, fueron censados y con sus firmas se dirigieron a la doctora Gladys Parada, directora general de mercadeo interno del Ministerio de Energía y Petróleo, exigiéndole un incremento en los cupos de combustible asignados a Sanare.

Esperan que para la cercana cosecha pueda hacerse algo a fin de que ellos puedan disponer de suficiente gasolina y se cumpla con normalidad el trabajo de procesamiento del café a ser colocado en las receptorías.

Yépez y Rodríguez plantearon la necesidad de que a futuro se instale en Sanare una distribuidora al mayor para que los productores agrícolas, de café y otros rubros, no tengan necesidad de llegar a Quíbor o El Tocuyo para abastecerse.

Insistieron en que no pueden contar con las únicas bombas existentes en la capital del municipio Andrés Eloy Blanco pues de dos en la actualidad sólo está operativa una ya que la otra, a pesar de haber sido corregidas las fallas que presentó hace unos ocho meses, no ha sido autorizada su reapertura.

Los productores de café esperan respuestas a las comunicaciones enviadas al Ministerio de Minas y Petróleo, pero, mientras tanto, tendrán que seguir haciendo colas en la bomba disponible para surtir sus vehículos, y si tienen suerte llenar los recipientes necesarios para llevar a sus fincas.

Por otra parte, el prefecto del municipio, Isidro Piña, reiteró el llamado a los caficultores para que tomen precauciones a la hora de trasladar las cargas del grano hasta Sanare a fin de no facilitar la actuación de los delincuentes.

Recomendó ponerse de acuerdo algunos y viajar en caravana y si es posible de día, lo que podría impedir los robos de cargas y vehículos como ha ocurrido en años anteriores.

Ratificó la disposición de los organismos de seguridad de intensificar el patrullaje en la zona rural para mayor seguridad.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios