Bombero arrollado cuando avisaba accidente en la vía

ARN | Cortesía |

A las 2:20 de la mañana sonó el teléfono del la estación del Cuerpo de Bomberos de Sarare, municipio Simón Planas. Les solicitaron los servicios para atender el vuelco de una camioneta Toyota LandCruiser, modelo Burbuja, año 2003, en la carretera vieja hacia Acarigua, sector Gamelotal, específicamente en la conocida “Curva de las hermanitas”.

Eran dos pasajeros, viajaban desde Barinas, la camioneta sufrió un desperfecto y había una persona lesionada y requería ser trasladado a un centro médico.

Una comisión bomberil conformada por tres funcionarios acudió al sitio del hecho: Víctor Velázquez (25), Eibert Martínez (25) y Edwar José Salas Alvarado (22).

Los dos primeros estaban encargados de voltear el vehículo para sacar al hombre que estaba atrapado, mientras tanto Edwar se posicionó a 50 metros del sitio para cumplir la guardia de prevención y seguridad. Colocó varios conos en el sentido Acarigua – Barquisimeto, para que los vehículos se percataran del accidente.

Pero repentinamente el chofer de una gandola que venía a toda velocidad, no pudo detenerse e intentó esquivar los conos, el funcionario corrió y se salió de la vía pero en la maniobra del conductor, la batea de la unidad se desprendió y rodó, alcanzando a Edwar y ocasionándole la muerte instantáneamente.

El chofer se dio a la fuga, pero los compañeros lograron ver las algunas características de la unidad: color blanco, batea naranja y el tren delantero tiene muchas luces led.

Los efectivos de Tránsito Terrestre de Los Cristales atendieron el accidente a las 4:30 de la mañana. El cadáver fue trasladado a Barquisimeto.

Bombero de vocación

La víctima era de Acarigua, estado Portuguesa. Tenía sólo cuatro meses de haber sido bautizado con el tradicional baño con manguera, que se realiza en cada acto de graduación de bomberos en el Liceo Técnico Simón Bolívar, en Acarigua. Encontró una plaza para ejercer la profesión en Sarare y no lo dudó.

Los compañeros contaron que pertenecía al grupo comando, siempre listo ante cualquier emergencia. Llegaba puntual a cumplir sus servicios y era apasionado por su labor.

Contaron los uniformados que ayer en la mañana el Cabo Segundo Edwin Guevara, director del cuerpo bomberil realizaría el acto protocolar para informar sobre el fallecimiento a los familiares.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios