Las colas no descansan ni los domingos

María Fernanda Peñalver / Fotos: Stiven Valecillos |
COLAS EN COOPERATIVA SECOSESOLA. 13-03-2016 FOTO: STIVEN VALECILLOS

La necesidad es evidente, diariamente se puede apreciar a gran cantidad de personas a las afueras de cualquier establecimiento que venda alimentos regulados o artículos de primera necesidad; incluso si es domingo.

Pocos son los comercios que abren sus puertas tal día, pero los usuarios no desperdician la oportunidad de asistir a los que estén abiertos, y más o menos surtidos, para intentar comprar algo.

Tal fue el caso de la Cooperativa Cecosesola del Este, la cual labora durante el fin de semana y es sumamente común ver una inmensa cola.

“Desde las tres de la mañana llegué para ver si corro con la suerte de conseguir algo”, dijo Erlinda Medina, quien esperaba poder adquirir alguno de los productos, pues otra molestia que se genera es el hecho de pasar hasta dos días en la fila para lograr comprar y al finalmente pasar, todo se acabó, “uno queda a la suerte”, aseguró Melvin Valera quien estaba en la cola para abastecerse de pasta y azúcar.

Los compradores afirman que deben mentalizarse a que probablemente no obtengan nada, a pesar del sacrificio.

No ven la solución

En relación de la nueva dinámica a implementar por el Ejecutivo Nacional en donde plantea que la comunidad practique la agricultura urbana; sin embargo estos no ven la solución a la problemática del desabastecimiento en sembrar. “La inversión deberían hacerla en los campos, si dotan de semillas a los agricultores si es más probable que se resuelva todo esto”, aseguró Adán Álvarez.

La mayoría de las opiniones coinciden que la mayor necesidad la tienen las personas dedicadas en el área, quienes realmente necesitan de los insumos para mantenerse cosechando y surtiendo a la población, por lo que esperan que las acciones del Gobierno sean dirigidas mayormente a tal sector, pues catalogan como un retroceso el hecho de tener que sembrar en sus propios hogares y que esta sea la única manera de adquirir algún alimento.

Por su parte Iraida Chirinos aseguró conocer personas que implementarán la idea de la agricultura urbana para probar si la misma funciona ante la situación crítica que se tiene. “Mi hermano sembró y ha logrado surtirse un poco”, afirmó.

Con respecto al sistema de abastecimiento a los hogares, los entrevistados dijeron que hasta los momentos no se ha desarrollado en sus comunidades.

Se mantienen a la espera de que realmente se genere una idea que permita surtir a los venezolanos de todos los productos.

Las condiciones tan precarias han llevado a los ciudadanos a alejarse de sus puestos de trabajo para hacer las colas, y si bien no es algo que les resulte agradable ni justo, dicen no tener otra opción si se pretende alimentar a la familia con el bajo salario que perciben, pues les resulta imposible llenar sus neveras y alacenas con productos comprados a altos precios.

Arroz con nuevo precio

La Superintendencia para la defensa de los Derechos Socioeconómicos (Sundde) aprobó el nuevo costo que tendrá el arroz tanto para productores como para el consumidor, quedando de la siguiente manera:

  • Arroz blanco de mesa tipo I: 104,23 bolívares.
  • Arroz blanco de mesa tipo II: 101,47 bolívares.
  • Arroz blanco de mesa tipo III: 98,77 bolívares.
  • Arroz Paddy húmedo tipo A precio para el productor: 70 bolívares, mientras que el tipo B tendrá un costo de 69,58 bolívares.
PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios