Bebé de un año muere en manos de su cuidadora

Karina Peraza Rodríguez/Fotos: Ángel Zambrano |

Eran las 8 de la noche cuando acababa de llegar la luz al sector La Empostadora de Pavia Abajo, al oeste de la ciudad. Once ranchos rodean el último callejón y de uno de ellos salió corriendo Erica del Carmen Aguilar Mujica, de 25 años de edad.

“Auxilio, ayuda, no sé que le pasa al niño”. Todos los vecinos salieron ayudar a la mujer, quien es padre y madre a la vez, y estaba al cuidado de cinco niños.

Encontraron al pequeño con los labios apretados y evacuando líquido, por lo que una de las mujeres le dijo que parecía una convulsión y lo sacara.

Aguilar Mujica desesperada y acompañada de algunos hombres de la comunidad buscaron salir hacia la avenida, pero por el lugar transitaba un vehículo el cual detuvieron y la mujer se montó sola con él, trasladándolo hasta el CDI de Andrés Eloy Blanco.

A las 9:30 de la noche quienes le prestaron la colaboración supieron que el infante de tan solo un añito había fallecido.

Con signos de violencia

El cuerpo del pequeño fue trasladado por los funcionarios del Eje de Homicidios del Cuerpo de Investigaciones Científicas Penales y Criminalísticas (Cicpc), hasta la morgue del Hospital Central Antonio María Pineda; momento en que estaban practicando su examen forense, le apreciaron signos de violencia. El bebé tenía su boquita partida, un golpe en su ojito derecho, además de la frente y el que más causó sorpresa fue el traumatismo cráneo encefálico, el que aparentemente sería la causa de su muerte.

Los hallazgos de inmediato fueron notificados a la titular de la Fiscalía 20 con competencia en Penal Ordinario Víctima de Niños, Niñas y Adolescentes, quien de forma inmediata ordenó a los sabuesos del cuerpo detectivesco abrir una averiguación y detener a la cuidadora, quien era la única que había tenido contacto con el pequeño.

Su madre los dejó

Erica del Carmen Aguilar Mujica, es una de las fundadoras del sector La Empostadora de Pavia Abajo, tiene aproximadamente seis años viviendo en un rancho  de una sola pieza, hecho de zinc, que mide aproximadamente dos metros de largo por dos de ancho. Las condiciones en las que vive son precarias

Ella es madre de dos pequeños, uno con limitaciones auditivas, además tiene aproximadamente 4 meses de gestación.

Nadie a ciencia cierta sabe como Aguilar Mujica, conoció a una mujer alta, negra y joven madre de dos pequeños: uno de 3 años y el de un añito, que se los dejaba de forma constante bajó su cuidado. Muchos le decían que era una gran responsabilidad que los entregará, pero ella como madre de los otros dos pequeños, no tenía corazón para negarse a recibirlos.

Comenta su comadre que se la pasaba haciendo cola para comprar comida para alimentarlos a todos y era la madre de Aguilar Mujica que se encargaba de cuidar a los pequeños.

“Esa mujer era padre y madre. Una buena madre, no la creemos capaz de nada, nunca supimos de algún maltrato para con los niños”, comentan sus compadres.

A la misma vez explican que la madre de los pequeños es una trabajadora sexual y los dejaba y los buscaba. Aguilar Mujica la llamaba para que los buscara, pero siempre los engañaba y no iba, algunas veces se los llevaba por tiempo y se los volvía a regresar.

La última vez que se los dejó fue en el mes de febrero, apareció hace una semana porque la muchacha le dijo que el bebé estaba enfermo, y se volvió a ir.

Trascendió que la mujer es de Valera, pero supuestamente se encontraba en Maracaibo, estado Zulia, trabajando en un burdel.

Relata la cuidadora

En medio de las entrevistas realizadas por los sabuesos del cuerpo detectivesco se supo que Aguilar Mujica, cuenta que el niño se evacuó, ella lo sacó al patio, lo bañó, y posteriormente lo acostó en la cama. Al cabo de un rato fue que la niña le fue avisar que al niño le pasaba algo. Esa es la versión de la cuidadora.

Vecinos sí aseguran que el bebé lloraba mucho, no se paraba y además estaba desnutrido.

Los funcionarios del Eje de Homicidios se trasladaron hasta el lugar de los hechos con la cuidadora, continúan con las investigaciones porque algunas lesiones como la de la frente son de vieja data, pero la del ojo es reciente. Por ahora Aguilar Mujica queda detenida por averiguaciones y en espera que de que aparezca la madre del pequeño, así como seguir con las entrevista a fin de determinar quien es el verdadero autor del infanticidio.

 

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios