Bomberos sin cisterna para apagar incendios de magnitud

Marlyn Silva | Archivo |

Desde hace cerca de tres meses, en la estación central del cuerpo de bomberos del municipio Iribarren no cuentan con un camión cisterna con capacidad suficiente para atender casos de magnitud, porque el  vehículo asignado está inhabilitado por falta de cauchos. Por eso, ayer, los funcionarios no pudieron atender un incendio que comenzó después de las 05 de la tarde, en el valle de Río Turbio, a la altura de la avenida Ribereña.

Las llamas, como pudieron verificarlo funcionarios de la policía regional, fueron provocadas por alguien que quiso eliminar una acumulación de desechos de plástico.

Para que los bomberos pudieran extinguir las llamas necesitaban, por lo menos, un cisterna con capacidad de 25 o 35 mil litros de agua, pero solo tenían disponible el carro mini bomba de mil litros.

El lugar donde se produjo el incendio por  tener cerca suelo húmedo contribuyó a que el fuego no fuera amenazante para conductores o habitantes de zonas cercanas. Sin embargo, para descartar daños graves, los funcionarios pidieron apoyo a Protección Civil para el monitoreo  y, de extenderse más  las llamas, pedirían apoyo a la estación del oeste, donde sí cuentan con un cisterna útil para este tipo de casos.

Como efectos negativos, además del daño ambiental, la amplitud y el tiempo de duración del incendio (se prolongó hasta la noche)  ocasionó humo suficiente para producir  malestares respiratorios entre los habitantes de la calle 12 con Ribereña, uno de los sectores próximos al sitio del hecho.

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios