Siguen cuatro pabellones cerrados en el Pediátrico

José Manuel Zaá | Foto: Archivo |

En el Hospital Universitario de Pediatría Agustín Zubillaga (Hupaz) continúan limitados en atención por la falta de recursos: solo uno de los cuatro pabellones está actualmente habilitado y únicamente se utiliza para las emergencias quirúrgicas.

La problemática radica en la falla de los aires acondicionados que cumplieron aproximadamente sus 35 años de vida útil, según explicó a EL IMPULSO la subdirectora de la institución, Idabelis Arias.

Desde el año 2013, comentó, la directiva del Pediátrico viene solicitando al Ministerio de Salud la sustitución de unos 18 equipos (de cinco toneladas) que mantienen la temperatura requerida en “la ruta crítica del paciente”, comprendida por Emergencias, Estabilización, Quirófanos y la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI).

“Corpolara aprobó para ese entonces el proyecto que rondaba los 2 millones 400 mil bolívares, pero se ejecuta en el 2015 y el monto aprobado, debido a la inflación, permitió la sustitución de solo dos aires que estaban en Patología Neonatal”.

Fundasalud es el ente que se ha encargado de la reparación constante de los aires; no obstante, la restauración de cada dispositivo ameritaba en el mes de diciembre de 2016 una inversión de Bs. 1 millón 600 mil, dinero que no posee el hospital.

Para el remplazo, por su parte, se necesitan entre 2 y 2.3 millones de bolívares, dijo Arias.
El inconveniente obligó al Hupaz a apoyarse en otras instituciones, puesto que durante unos días todos los pabellones estuvieron clausurados.

Desde julio del año pasado no se efectúan operaciones selectivas en la institución, también por la falta de anestesia que agobió a los galenos durante unos días.

“Estamos esperando que se consigan los repuestos y sustituciones para poder abrir los pabellones porque si yo no tengo una temperatura de entre 15 y 18 grados yo no puedo operar. En UCI necesitamos mantener en 20 grados”.

Déficit de personal en UCI persiste

Arias informó que la falta de personal de enfermería especializado en terapia intensiva pediátrica y neonatal ha limitado durante años los cupos en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del Hupaz. De 11 camas solo pueden permitir la ocupación de ocho.

“Se han desincorporado y jubilados profesionales y esos cargos por el nivel central no han sido sustituidos y la capacidad de respuesta de la Gobernación es limitada (…) El problema se resolverá cuando el ministerio saque al concurso todo los cargos vacantes que tiene”, subrayó.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios