Cambiar la apariencia de las estrías ahora es posible con la técnica del camuflaje

Juan Diego Vílchez Valbuena @jdvilchez | Fotos: Cortesía |

Es orgullo venezolano y egresada como médico de la Universidad Centroccidental Lisandro Alvarado (UCLA). Anabel Sanabria Smitter estudió Dermatología en la Universidad de Sao Paulo, en Brasil, donde obtuvo grandes conocimientos. Hoy, vive en Miami, Florida.
Sus inicios profesionales fueron en la capital musical de Venezuela, Barquisimeto, ciudad que le permitió ejercer su especialidad en la Clínica Acosta Ortiz (2012) y en la Cruz Roja Venezolana. Además, se desempeñó como docente de postgrado de Dermatología en el Área de Desmatoscopia por dos años.

En sus años de residencia de Dermatología, y durante los 5 años en consulta privada, se interesó en dar respuestas efectivas a pacientes que buscaban tratamientos para las cicatrices o estrías, situación que siempre ha sido complicada.

Comentó Sanabria Smitter a elimpulso.com que si bien en la actualidad existen tratamientos que “sin duda mejoran muchísimo las condiciones de la piel en cuanto a textura de la misma: queloides, hipertrofía y atrofía, por ejemplo, pero en cuanto a pigmento siempre ha sido un reto”.

Y es que cambiar la apariencia de las estrías ahora es posible o mejorar el color de la piel luego de una quemadura o cirugía en pecas blancas. “Es un tema complicado y nunca obtenemos buenos resultados mayores a un 70 %, dejando siempre un grado de insatisfacción y frustración. Para el que sufre con alguna de estas condiciones esto puede ser hasta deprimente”.

Una técnica novedosa

La dermatóloga está satisfecha con el trabajo que realiza hoy en día en pacientes que buscan mejorar la apariencia de alguna marca en su cuerpo, con la técnica de las agujas mágicas, es decir, camuflaje.

“Hoy me siento muy optimista al ser pionera en una técnica bastante reciente patentada por un artista del tattoo brasileño, a quien gracias a las peticiones de su alta clientela femenina como: ‘tápame la estría y tápame la cicatriz’ lo animaron a trabajar en la sofisticación de una técnica por más de 6 años que ofrece resultados permanentes y satisfactorios con al menos un 95% de éxito”, comentó.

Aunque esa no ha sido la única experiencia sobre el tema, en su momento existieron intentos con micropigmentación o lo que se conoce como maquillaje permanente en cejas, ojos y boca. “Sin embargo, esto no es tan permanentemente como su nombre lo indica, son pigmentos orgánicos que desaparecen o cambian de color con el tiempo y además son insertados en la epidermis, o sea, en la capa más superficial de la piel”, explicó.

-¿Qué es el camuflaje y cómo es el procedimiento?
-Es una técnica de inserción dérmica, es definitivo y para siempre, es un tattoo. El procedimiento inicia con una evaluación previa, ya que en el caso de las estrías, por ejemplo, no puede ser realizado en las de aparición reciente o rosadas. También la persona no debe estar recientemente bronceada, pues esto dificulta determinar su color de piel real. Luego viene la técnica de color que va a determinar la tonalidad de la piel del paciente y finalmente el proceso de tatuaje, que no es pintar o rellenar la estría o cicatriz simplemente, se trata de difuminar el pigmento para que sea realmente un camuflaje o maquillaje.

-¿Cómo deben ser los cuidados?
-Como todo tatuaje requiere sus cuidados posteriores tópicos indicados por el ejecutor de la técnica y es estrictamente prohibido exponerse al sol durante los próximos 40 días, cuando además debe regresar para un único y final retoque.

-¿Qué ventajas ofrece?
-Las ventajas de la técnica son muchas, realizas un único procedimiento que es mínimamente invasivo y definitivo, en las manos adecuadas es bastante seguro y tu problema ha sido resuelto casi al 100%. Además, puede ser realizado en cualquier fototipo (color de piel), cualquiera puede ser candidato.

-¿Y las desventajas?
-Son muy pocas pero existen, como alergia o rechazo a la tinta; sin embargo, en los tonos utilizados para la técnica es muy raro, hasta ahora no ha sido documentando ningún caso. Y la otra desventaja es que siempre que la persona se broncee demasiado la estría o cicatriz tatuada podrá hacerse visible mientras dure su bronceado ya que la tinta no se alterará con el sol. Para esta última desventaja recomiendo usar bloqueador o filtro solar. No es recomendado hacerlo en mujeres embarazadas o en periodo de lactancia.

Anabel Sanabria Smitter comentó que el 95% de las mujeres padece de estrías y un alto porcentaje de este grupo es joven y les genera desagrado deseando eliminarlas. “Hoy en día la población masculina también se preocupa mucho por la estética corporal y en casos de subidas o pérdidas de peso drásticas o aumento de masa muscular, también pueden aparecer estas lesiones lineales de atrofia y en áreas visibles”, dijo.

En cicatrices quirúrgicas los resultados son bastante satisfactorios, sobretodo en las lesiones hipocromicas (blancas).

Siempre que las lesiones que desees tratar no estén en fase inflamatoria (cicatriz reciente o estría reciente) o no sean enfermedades inflamatorias o inmunológicas activas (vitiligo, enfermedades del colágeno), puedes tratarlas.

“Recientemente he iniciado la técnica de camuflaje en leucodermias solares (pecas blancas) que tanto incomodan en dorso de manos, antebrazos y miembros inferiores principalmente y los resultados han sido geniales. Sin embargo, identificar estas lesiones puede ser un riesgo para quien no es dermatólogo”, aseguró.

Lo que más me “entusiasma de la técnica es que los resultados sean evidentes y definitivos, que realmente estamos resolviendo un problema. Es una herramienta útil que en manos de quienes conocemos la piel generará mayor confianza en el cliente y nos permite avanzar y explorarla a fondo”.

Pueden seguirla en @asanaderma

https://www.instagram.com/p/BnRQWPRhb6w/?utm_source=ig_web_copy_link

 

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios