#OPINIÓN El Valle del Turbio y sus dolientes como la RIL #11Oct

José Gerardo Mendoza Durán | Ilustración: Victoria Peña |

La Red de Instituciones Larenses (RIL), foro de opiniones y de defensa de los derechos humanos y patrimonio del estado que agrupa cincuenta y cinco instituciones, siempre atenta y receptora en forma espontánea, con decisión firme en la toma de decisiones en todo lo que sea necesario para la defensa y bienestar de nuestro estado y la nación de forma desinteresada.

Por el hecho de que todas estas instituciones ahí agrupadas tienen intachable solvencia moral y económica y por tal su participación por el bien, ninguna de las instituciones busca prevendas  o reconocimiento, ni tienen compromiso con nadie, por ello su autoridad a la hora de tomar decisiones que siempre van por línea recta, donde son acertadas por su forma de actuar, participar y hacerse sentir como foro de opinión con actuaciones siempre en positivo que dejan resultados tangibles a la hora de actuar con pasos firmes y seguros que no dejan duda.

En este momento la Red de Instituciones Larense ha recibido la preocupación que han manifestado el 90% noventa por ciento de los larenses una masiva preocupación de sentimientos arraigados y apegados a sus costumbres y raíces como debe ser, donde predomina más el amor por las cosas que lo material donde se humanizan sus paisajes, sus crepúsculos, sus amaneceres los amamos, los defenderemos y nos acostumbramos  a ellos como algo sagrado y querido como lo es el Valle del Turbio, que es lo que uno comienza a mirar, admirar y querer apenas tiene uso de razón y es algo más difícil para todos los que colocamos por delante de lo material, las cosas bellas que Dios nos dotó en esta Ciudad única, esas muchas bondades que por encima de cualquiera y por fuerte que sea el
obstáculo  estamos en la obligación y por el bien de todos a defenderla de la forma
más pacifica pero enérgica y contundente por el bien de todos que a la larga será
agradecido por la ciudadanía.

En vista de esta tarea que ha asumido la Red de Instituciones Larenses, en consenso con sus cincuenta y cinco Instituciones que la integran y las que no tengo dudas que se suman por ser esto una causa noble que llega al corazón hasta del que quiera ser más cruel, que más crueldad que desean destruir los paisajes naturales y el alimento a la vista, lo que respiramos y recordamos desde que venimos a este mundo es por ello que la Red de Instituciones Larense esta en sesión permanente y atento, las malas noticias e información que nos llegan sobre la desafectación del Valle del Turbio patrimonio de todos. Esto sería tan grave como caernos a mordisco o una pelea visceral entre nosotros mismos algo que ni
Dios y la Divina Pastora lo van a permitir el Valle del Turbio no se destruye ni se
desafecta, se embellece, para la felicidad de todos.

El Valle del Turbio, pulmón de la ciudad en este momento, se siente amenazado, me imagino que dirá: a mí nadie me irrespeta sin mi consentimiento; como lo dijo el Presidente Roosvelt y de ser desafectado y darle un uso que no es para lo que Dios lo puso ahí no sería una falta de respeto sino una mala jugada a la naturaleza y un profundo dolor al sentir larense y al amado patrimonio y propiedad de todos.

Salve al Valle Divina Pastora te lo suplicamos con humildad y amor.

Firma:

Atentamente, Barquisimeto y sus dolientes…

Ahora más que nunca el campo es la solución, unidos todos por la paz, la
convivencia, el respeto y la prosperidad de nuestro país…

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios