Adolescente de 15 años habría muerto por negligencia médica

José Manuel Zaá/Fotos: Iván Piña |
familiarez de menor de edad que pierde la vida en tiroteo. 16/10/2016. foto ivan piña

Las muestras de dolor de la madre y el “esposo” de una adolescente de 15 años, eran indescriptibles. Las dos personas lucían inconsolables y resignadas al llanto, mientras se tiraban al piso a las afueras de la morgue del Hospital Central Universitario Antonio María Pineda (Hcuamp), la mañana de este domingo.

La razón: la inseguridad del país, sumada supuestamente a la negligencia médica, habrían llevado a la muerte a una persona esencial en sus vidas.

La joven resultó herida por un escopetazo en la frente la tarde-noche de este sábado, cuando estaba al frente de su hogar en el sector 3 del barrio Los Pocitos.

La felicidad embriagaba a la hoy occisa, comentaron sus allegados, pues había salido a terminar de pagar un vestido.

Volviendo de la diligencia, fue sorprendida por varios sujetos armados que iban corriendo por su calle. Ella quedó impávida y luego se escuchó una detonación, aunque no se sabe si fue el arma que se accionó de manera accidental.

La muchacha cayó de rodillas y luego se desvaneció pero seguía consciente, a pesar de que había sido herida en la frente.

Según versión de la madre, se trataba de un tiroteo entre bandas de la zona que terminó pagando la joven.

Asistencia

La hoy difunta, comentaron allegados, decía incoherencias, pero estaba viva y parecía que podía salvarse. Como pudieron la levantaron y trasladaron hasta el CDI de La Paz, en donde la refirieron de urgencia al Hcuamp.

“Ella decía que le dolía la cabeza y pedía que le limpiaran la sangre. Estaba consciente”, comentó una integrante de la familia que no quiso identificarse y denunció que la adolescente no fue atendida inmediatamente.

“Le colocaron suero fisiológico como le ponen a todo el mundo y la hicieron esperar aunque ella gritaba por ayuda”, aseguró.La muchacha permaneció luchando por su vida toda la madrugada, pero terminó perdiendo la batalla como a eso de las 6:50 de la mañana.

Tras su partida queda sin madre un bebé de seis meses de nacido. Era la menor de cuatro hembras y había dejado de estudiar para dedicarse a su hijo.

Su esposo no sabía

A la pareja sentimental de la fallecida le ocultaron lo sucedido porque “trabaja muy lejos”, específicamente en Río Claro. No fue sino hasta que murió la jovencita que fue notificado, por lo que el dolor estaba más reciente que nunca cuando pasó por la morgue.

Tenían tres años juntos. “Ahora más que nunca debe pensar en su pequeño”, dijeron conocidos de él.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios