FOTOS+VIDEO Devotos de San Antonio pidieron fin a la crisis

Hugo J. Boscán/Fotos: Ángel García |

Como cada 13 de junio, El Tocuyo se viste de fiesta para celebrar el día de su santo patrón, San Antonio, a quien, en esta oportunidad, las peticiones de sus devotos, en su mayoría, estuvieron dedicadas a su intersección ante Dios para que se ponga fin a la crisis que afecta a Venezuela.

Con repiques de campanas y fuegos artificiales, habitantes de la llamada Ciudad Madre, y visitantes, se levantaron este lunes dispuestos a rendir tributo al santo paduano a través de plegarias, ofrendas y cánticos al son del Tamunangue, que representan la alegría que caracteriza a sus seguidores.

“Todo lo que le rodea es una manifestación que es sinónimo de alegría y de pureza”, afirmó en una oportunidad el historiador y poeta Antonio Urdaneta.

Este lunes, como siempre, las actividade se iniciaron con la tradicional misa en la iglesia San Francisco, oficiada en esta oportunidad por el arzobispo de Barquisimeto, Antonio López Castillo, engalanada también por la presencia de la hermosa Miss Venezuela, Mariam Habach, tocuyana, quien dejó en la iglesia una réplica de su corona.

Concluido el oficio religioso, donde monseñor López Castillo no podía obviar la actual situación del país, la imagen patronal, en hombros de sus devotos, salió en procesión por la avenida Fraternidad, hasta la alcaldía de Morán.

Allí, siempre con cantos tamunangueros, mujeres con sus trajes multicolores y hombres enfranelados y de cotizas, entre ellos el alcalde Teódulo Medina, celebraron bailando en plena calle.

Del edificio municipal, la procesión se dirigió al parque Pablo “La Ñema” Rodríguez, donde, tradicionalmente, la imagen permanece mayor tiempo.

El alcalde Medina recordó que siempre agradece al patrón su elección como alcalde y ayer pidió “se acabe las guerra económica y mediática contra el gobierno y se le permita seguir trabajando por el pueblo, como se está haciendo en Morán”.

Informó que en la tarde entregaría un lote importante de medicinas ,valorado en 207.843 bolívares al hospital Egidio Montesinos, con el fin de paliar en parte las fallas que presenta.
Coromoto Graterol, por su parte, pidió salud y que el país salga de la crisis, sobre todo del desabastecimiento de comida y medicinas que afecta a todo el país “y que las personas seamos más humildes”.

Marcelino León, productor agropecuario, también le pidió paz para Venezuela y que los agricultores tengan los insumos necesarios para producdir los alimentos necesarios.
También Honorio Torrealba le pidio salud “y que ilumine el pensamiento de los políticos, del gobierno y la oposición, para salir de esta grave situación”.

De allí, la multitud con el santo pasó al asilo San Antonio, para concluir la procesión en el sitio de partida, la iglesia San Francisco, donde, nuevamente, se oficiaría la misa, a la también que acudieron miles de personas para recibir alguno de los panes de San Antonio, que simbolizan la tranformación de Fernando Martim de Bulhoes e Taviera Azevedo, un aristócrata portugués, a un servidor de Dios, que renunció a todo para dedicarse a a dar de comer a los más pobres.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios