#Entrevista a Eduardo Torres: Es momento de la lucha solidaria, pacífica y organizada

Rosmir Sivira / Fotos: Daniel Arrieta |

Ante la violación de los derechos humanos, constitucionales y civiles, además de la no separación de Poderes Públicos, la protesta unificada, organizada y pacífica es la herramienta más valiosa con la cual cuenta los ciudadanos. Así lo consideró Eduardo Torres, abogado del centro de derechos humanos de la Universidad Central de Venezuela, quien expresó que la toma de calle, motivado a la suspensión  por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE) de la recolección del 20 % de voluntades para la activación de referendo revocatorio, es inevitable.

Señaló que al torpedear la celebración de referendo revocatorio, el Poder Electoral, junto al Ejecutivo y el Judicial, afectan los derechos económicos, sociales y culturales de la población, ya que se impide una salida pacífica a la crisis estructuralque vive Venezuela.

En tal sentido, manifestó que, con una salida a la crisis política, se pueden resolver problemas de índole social, que impactan en la calidad de vida de los venezolanos. De haber una solución política, se  crearía confianza, nuevas políticas económicas y nuevas inversiones que redunden en beneficios para los trabajadores y el pueblo”.

El abogado especialista en derechos humano, expresó que negar la salida pacífica, es acrecentar el conflicto social y afectar “dramática” al país.

-¿La suspensión de  la recolección del 20 % de las firmas para la activación del referendo revocatorio es una violación de los derechos humanos?

-Sí. Evidentemente en Venezuela ha habido una violación sistemática de los derechos humanos. Estos se dividen en civiles y políticos, además de los económicos, sociales y culturales.El Estado venezolano viola todos estos derechos… Organizaciones no gubernamentales a nivel nacional rechazamos, categóricamente, tanto la suspensión del revocatorio, como de las elecciones de gobernador, que significan una violación de los derechos políticos de los venezolanos y que además cierran vías de solución pacífica, a la crisis estructural  que atraviesa la sociedad venezolana.

-¿Qué exigen las organizaciones no gubernamentales en defensa de los derechos humanos?

-Lo primero es exigirle al CNE que reanude de inmediato el proceso de firmas y eso es algo por lo cual la población va a luchar.  Lo segundo es solicitarle al Poder Judicial que no obstaculice los procesos de participación ciudadana y democrática, y que no tenga inherencia en otros poderes. También se debe solicitar al ejecutivo, que respete la Constitución, las leyes y los procesos electorales.

– ¿Qué pasará con los derechos de los ciudadanos que saldrán a protestas, tomando como referencia que años anteriores han tomado la calle y ha habido represión?

-Estamos seguros de que la protesta ocurrirá. De hecho hacemos un llamado a las ONG y a los abogados de las regiones, para acompañar al pueblo que se expresará. Nosotros estamos plenamente convencidos que aquí no hay manera de que el pueblo se quede pasivo en sus casas. Vamos a acompañar  a la población que no sólo luchará por el revocatorio y para que cumplan por las elecciones, sino que está cansada, porque entre tantas cosas, no hay comida…  Se trata de protestas que desde hace mucho se están dando.  Hay protestas por falta de alimentos y medicina, por la situación de los hospitales, de docentes y otros empleados por sus reivindicaciones laborales. Todo esto engloba una situación que creemos es propicia para que las luchas del pueblo se unifiquen, para empujar juntos. Como organización de derechos humanos, nos corresponde la solidaridad, el compromiso, no tener miedo y a acompañar a la población que está luchando, que luchará con mayor fuerza e intensidad.

-¿Por qué se debe salir a protestar?

-La protesta es un derecho humano consagrado  en la Declaración  Universal de Derechos Humanos y también en la Constitución de la República de Venezuela en el artículo 68…. Hay una sentencia  del Tribunal Supremo de Justicia que establece que para protestar se debe pedir permiso al gobierno, pero ese tema ha sido superado, ni este es el primer gobierno que intenta hacerlo. De hecho la Organización de Naciones Unidas y de Derechos Humanos, han establecid que la solicitud está basada en la simple notificación  de la protesta  que se realizará.  Se supone que esto es así, para que el Estado tome las medidas necesarias para garantizar el derecho a la protesta.

-Así se plantea en la ley, ¿Cómo ejercer ese derecho en estos días?

-El venezolano debe reivindicarla protesta pacífica y perder el miedo. Lo que ocurrirá es que se intensificará la protesta, que diariamente en el país se viene desarrollando… Lo que se trata es de convocar a todos los sectores para que luchen por sus derechos desde su espacio… A esas luchas se les suma esta, por la salida electoraly democrática  de un funcionario electo por el pueblo, es decir, el referendo revocatorio, así como las  elecciones de gobernadores… Para Venezuela vienen múltiples luchas pasivas… También se deben crear instancias populares, porque no se trata sólo del derecho a la protesta, está  el derecho a la organización y es momento de ejercerlo.

-¿Cómo conseguir esa organización?

– Esto se puede lograr a través de intergremiales, organizaciones para la resolución de conflictos, ON, grupos de apoyo y de derechos humanos que le brinden respaldo a la población. Es momento de la solidaridad y la activación. Creemos que la fuerza, la experiencia y la disposición de lucha del pueblo venezolano es grande y es algo que el gobierno está subestimando.  Juegan con fuego  y no se dan cuenta que les convienen salidas democráticas y pacíficas  a esta situación. No miden el grado de descontento de la población y la fuerza de esta.

-¿Una salida no pacífica pudiese tener consecuencias judiciales e internacionales sobre quien promueva represión?

–El gobierno ha demostrado su talante antidemocrático y represivo, pero el pueblo venezolano también ha demostrado su condición democrática y pacífica, que no es lo mism que pasiva… La gente tiene que ejercer su derecho a la protesta pacífica  de manera contundente y organizada. Deben movilizarse masivamente, cada quien por sus derechos. Le tocará al Gobierno seguir reprimiendo, si quiere seguir perdiendo legitimidad y quedando de espalda a  la población, que cada día aborrece más esa forma de gobierno.

-¿Hay consecuencias  jurídicas para un gobierno que actúa de esta manera?

-Sí. La primera es netamente política, pierde su legitimidad y apoyo popular. Serían entonces un grupo que se aprovecha del Estado y que quiere el poder por sí mismo, cometiendo múltiples fechorías, incluso delitos comunes, que ya han sido denunciadas. Pero, sobre todo, es importante aclarar que las violaciones de los derechos humanos no prescriben. Para el mal de este gobierno y del que venga, Venezuela tiene una amplia experiencia en organizaciones de derechos humanos, que hacen las denuncias nacional e internacionalmente, que documentan las violaciones y que acompañan el proceso.Los delitos contra los derechos humanos se responden de manera personalísima y por eso podemos decir que también hay garantías judiciales.

-¿Qué pasa con el abuso por el uso de armas contra el pueblo?

-Es también una violación de los derechos humanos. De manera taxativa el artículo 68 de la Constitución, no sólo dice que se permite  la protesta pacífica de la población, sino que se prohíbe  el uso de armas de fuego y gases tóxicos en las manifestaciones.  Esto está claro  y no sólo no se ha cumplido, sino que el ministro de la defensa, Vladimir Padrino López, emitió una resolución que autoriza el uso de la fuerza contra los manifestantes, pero en su debido momento los responsables tendrán que responder  por las consecuencias.  En los tribunales  internacionales habrá denuncias al respecto… Incluso Cleiver Mora, de Táchira, fue asesinado a los dos días de publicada  la resolución y, lamentablemente,  el policía que arremetió contra él, dijo que defendía el proceso y cumplía la resolución, por lo cual existe un caso concreto y no deducido. Hubo un efecto  inmediato, además sobre un menor de edad.

-¿La violencia de los derechos humanos se ha vueto recurrente en Venezuela?

– El mismo presidente Chávez dijo una vez que les echen gas del buen”. Sólo se ha querido dividir la población. Pero creo que Venezuela va en camino hacia una época de reflexión y reconciliación. Hubo un momento en el que estábamos divididos, con base en colores y pensamientos, pero la población superó esa etapa e incluso, quienes apoyaban a los que hoy gobiernan han reflexionado, porque no están de acuerdo con las calamidades  y agresiones  sistemáticas a derechos civiles, mucho menos con los atropellos físicos y morales…

El mensaje es de esperanza. El gobierno trata de hacerse el fuerte, negando derechos y amenazando con la represión y eso es sinónimo de debilidad. El pueblo debe tener valentía y coraje, pero sobre todo esperanza.  Debemos ratificar que la lucha es cívica, pacífica, unificada y organizada.

Actuaciones de los poderes públicos

En opinión de Torres, no hay separación de poderes. El hecho de que tribunales penales  de los estados Carabobo, Apure, Amazonas  y Bolívar hayan admitido unas querellas, y ordenen al CNE suspender el proceso de recolección de firmas, “habla muy mal de la separación de poderes en Venezuela, que novedosamente, tiene una Constitución que creó los poderes moral y electoral, que además son autónomos”.

Detalló que en el mes de abril, el CNE se pronunció y admitió el proceso de revocatorio al dar fecha para la recolección del 20 % de las firmas, por lo que, como poder, hizo una evaluación, la cual no debería ser reversible.

-Que los Tribunales de la República emitan sentencia y que el CNE los acate es muy grave, porque entonces no hay autonomía de poderes en Venezuela… Todo eso pasa después que Diosdado Cabello, dirigente del gobierno, dijo a través de su programa  que llamaba a judiciar, es decir, que desde el Poder Ejecutivo se da la orden al Poder Judicial  para que éste a su vez cercene los derechos de los ciudadanos… Eso es una violación de los derechos civiles. El revocatorio está establecido en la Constitución, como un derecho civil de los ciudadanos. Las elecciones de gobernadores, también son parte de la democracia y del derecho.

Consecuencias para el gobierno

“Es muy irresponsable lo que hace el  gobierno, porque una vez dada las declaraciones de (Diosdado) Cabello, el presidente se va del país. Eso se debe destacar como una gran irresponsabilidad y parte de esa intención de jugar al caos… Habrá consecuencias negativas para el mismo gobierno, porque están jugando con fuego”, expresó el abogado defensor de los derechos humanos, quien manifestó que de esta manera el Ejecutivo pierde la legitimidad  y el apoyo popular del pueblo, situación que cada vez es peor.

-El hecho de que le huyan a las elecciones, además de atentar contra la democracia, evidencia temor al voto, a la ciudadanía… Si ya saben que no tienen el voto de la población, para qué estimular el malestar de una ciudadanía tan golpeada que enfrenta problemas de desabastecimiento de alimentos, medicinas, que vive en mengua. El problema es grave.

PUBLICIDAD

Comentarios

Comentarios